Domingo, 06 Diciembre 2009 10:59

Cuenta atrás para unificar los pagos

Bancos y cajas se preparan para el libre mercado con la migración a un modelo europeo Capgemini cifra los beneficios del nuevo sistema en 123.000 millones de euros.

Imagínese que viaja a cualquier país europeo, pongamos, Alemania. Al llegar se dispone a comprar un refresco. Tiene mucha sed. Cuesta un euro. Cuando paga, el dependiente mira el dorso de la moneda. El rey Juan Carlos I. El tendero frunce el ceño: como no es la Puerta de Brandemburgo, la transacción va a tener que esperar un par de días para ser tramitada y deberá pagar un 1,5% adicional por la gestión. Esta situación, fuera de cualquier lógica, es lo que viene ocurriendo con los pagos electrónicos en la Unión Europea. La divisa es casi siempre la misma, pero cada país ha venido utilizando fórmulas diferentes en las transferencias, en el adeudo directo (domiciliaciones bancarias) y el formato de las tarjetas de pago.
Un sobrecoste para bancos, multinacionales o consumidores (que terminan por pagar los costes operacionales de tener que adaptar sus instrumentos de pago a los formatos nacionales), con los días contados. El Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea se disponen a poner una fecha límite para completar la migración a un estándar común, la llamada
iniciativa SEPA (La Zona Única de Pagos en Euros, en sus siglas en inglés), que abarca la Unión Europea y cinco países más. (El País Negocios, 6.12.2009)

Martes, 03 Noviembre 2009 09:53

Zona Única de Pagos en Euros (SEPA)

A partir del 2 de noviembre, los bancos empezarán a ofrecer a sus clientes la posibilidad de efectuar pagos periódicos mediante el nuevo sistema de adeudos domiciliados de la SEPA. Esto significa que, por primera vez, los consumidores y las empresas podrán hacer transacciones de adeudo domiciliado entre distintos países de la zona euro. Apoyan el sistema, impulsado por el sector, nuevas normas comunitarias sobre los servicios de pago y los pagos transfronterizos, en vigor a partir del 1 de noviembre, pensadas para velar por que los adeudos domiciliados dentro de la SEPA sean tan fáciles, eficaces y seguros como los nacionales, sin ser por ello más costosos. Miles de bancos de la zona euro se han sumado al nuevo sistema. (RAPID, IP/09/1665, 3.11.2009)

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación