La Comisión y el alto representante han presentado hoy una nueva estrategia para reforzar la contribución de la UE a un multilateralismo basado en normas. La Comunicación Conjunta expone las expectativas y ambiciones de la UE en relación con el sistema multilateral. La propuesta de hoy plantea que se utilicen todos los instrumentos de que dispone la UE, incluido su amplio apoyo político, diplomático y financiero, para fomentar la paz y la seguridad mundiales, defender los derechos humanos y el Derecho internacional, y promover soluciones multilaterales a los desafíos mundiales. | RAPID, IP/21/622, 17.2.2021

Las dos caras del lobby en el TTIP, de Ekaitz Cancela

Un grupo de activistas entregó al presidente de la Comisión Europea más de un millón de firmas contra el TTIP/ Friends of the Earth Europe.

El Tratado de Libre Comercio que se negocia entre Estados Unidos y Europa “creará millones de puestos de trabajo” o “será un secuestro democrático”. A favor y en contra, estos son los principales argumentos que están a debate. Los lobbies que sirven a los dictámenes de la industria presionan lejos del foco mediático para lograr sus fines; por otro lado, los grupos que sirven al interés público buscan ejercer su influencia para mitigar las consecuencias que tendrá en todos aquellos actores que no sean multinacionales.

La desigualdad a la hora de influir en los políticos sobre el Tratado no sólo es una evidencia en lasreuniones con la Comisión de Comercio -520 fueron con lobbies económicos y 26 con organizaciones del sector público-, sino también en las herramientas de comunicación que unos y otros adoptan para llegar a la opinión pública e imponerse en el debate. Mientras los grupos que abogan por el interés público orquestan acciones de comunicación en las redes y se manifiestan frente a la puerta de la Comisión Europea, los abogados y representantes institucionales de las multinacionales organizan foros a 2.000 euros el cubierto. (La Marea, 19.2.2015)

La Comisión Europea, en su esfuerzo permanente por que sus negociaciones con los Estados Unidos sean lo más abiertas y transparentes posible, ha puesto en marcha hoy una consulta pública sobre la protección de los inversores y la solución de diferencias entre los inversores y el Estado en la Asociación Transatlántica sobre Comercio e Inversión (ATCI).
Además, la Comisión ha considerado necesario poner en marcha esta particular consulta pública a raíz del cada vez más amplio debate público y la creciente preocupación que ha suscitado la inclusión en la ATCI de la solución de diferencias entre los inversores y el Estado. El objetivo de la consulta es delimitar mejor el planteamiento de la UE con respecto a la protección de los inversores y la solución de diferencias entre los inversores y el Estado en las negociaciones de la ATCI propuesta, brindando a todas las partes interesadas la oportunidad de aportar sus reflexiones. Fecha límite: 21 de junio de 2014 (RAPID, IP/14/292, 27.3.2014)

EE.UU.

Las negociaciones sobre un tratado de libre comercio entre europeos y estadounidenses dependen en parte del procedimiento de arbitraje. Este mecanismo de resolución de los conflictos entre Estados y empresas a menudo beneficia a estas últimas. En Bruselas, las críticas se multiplican. (NRC Handelsblad Amsterdam, 18 noviembre 2013)

La Unión Europea y Estados Unidos libran una batalla incruenta por el control de la privacidad. Conscientes de que el manejo de datos personales constituye la mayor fuente de riqueza y poder en estos días, autoridades y empresas estadounidenses llevan casi dos años presionando contra la regulación europea de protección de datos. El proceso, la mayor campaña de lobby que se recuerda en Bruselas, ha cobrado una nueva dimensión tras conocerse que, además de intentar persuadirlos, EE UU ha espiado a sus socios europeos. Una afrenta a la que Europa ha respondido tímidamente. EL PAÍS reconstruye las presiones secretas ejercidas y revela la capacidad de influencia sobre un dossier que, pese a considerarse prioritario, corre el riesgo de no ver la luz en esta legislatura europea. (El País, 21 julio 2013)

USA

Las negociaciones comerciales entre la UE y Estados Unidos, que comenzaron en Washington el 8 de julio, podrían suponer decenas de miles de millones de euros en ahorros, así como acabar con la burocracia innecesaria. Pero la falta de confianza tras el reciente escándalo de espionaje estadounidense es sólo una de las muchas trabas que deberán superarse. (The Daily Telegraph. Londres, 8 julio 2013)

Página 1 de 4

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación