La Comisión ha adoptado hoy nuevas medidas en la agenda de la Década Digital para reforzar la soberanía digital de Europa, tal como anunció la presidenta Ursula von der Leyen en su discurso sobre el estado de la Unión el miércoles

La Comisión ha propuesto un nuevo Reglamento para que la Empresa Común de Informática de Alto Rendimiento Europea consolide y haga avanzar a Europa en su posición de líder en el campo de la supercomputación y la computación cuántica. Con él se apoyarán actividades de investigación e innovación para nuevas tecnologías, sistemas y productos de supercomputación, y se potenciarán las capacidades necesarias para usar la infraestructura y sentar las bases de un ecosistema de categoría mundial en Europa. La propuesta haría posible una inversión de 8 000 millones EUR en la próxima generación de superordenadores, un presupuesto sustancialmente mayor que el actual.

Basándose en el éxito de Europa en la informática de alto rendimiento de la próxima generación, la supercomputación jugará un papel fundamental en el camino de Europa hacia la recuperación. Se ha identificado como una prioridad de inversión estratégica, y servirá para afianzar la estrategia digital en su totalidad, desde la ciencia de los macrodatos y la inteligencia artificial hasta las tecnologías en la nube y la ciberseguridad. Además, en una Recomendación también adoptada hoy, la Comisión pide a los Estados miembros que impulsen la conectividad rápida a la red y desarrollen un enfoque común para el despliegue de la tecnología 5G. | RAPID, IP/20/1592, 18.9.2020

La Comisión Europea presenta hoy una nueva Estrategia de la UE para una Unión de la Seguridad para el período 2020-2025, centrada en ámbitos prioritarios en los que la UE puede aportar valor para ayudar a los Estados miembros a promover la seguridad de todos los habitantes de Europa. Desde la lucha contra el terrorismo y la delincuencia organizada, la prevención y la detección de las amenazas híbridas y el incremento de la resiliencia de nuestras infraestructuras críticas a la promoción de la ciberseguridad y el fomento de la investigación y la innovación, la Estrategia establece los instrumentos y las medidas que han de desarrollarse durante los próximos cinco años para garantizar la seguridad en nuestro entorno físico y digital. | RAPID, IP/20/1379, 24.7.2020

Comunicación de la Comisión Orientaciones dirigidas a los Estados miembros en relación con las inversiones extranjeras directas y la libre circulación de capitales de terceros países, así como la protección de los activos estratégicos de Europa, antes de la aplicación del Reglamento 2019/452 (Reglamento para el control de las inversiones extranjeras directas) (DOUE C 99I/01, 26.3.2020)

La Comisión Europea ha presentado hoy orientaciones destinadas a garantizar un enfoque firme en toda la UE para el control de las inversiones extranjeras en estos momentos de crisis de la salud pública y de consiguiente vulnerabilidad económica. El objetivo es preservar las empresas y los activos críticos de la UE, especialmente en ámbitos como la salud, la investigación médica, la biotecnología y las infraestructuras, que son esenciales para la seguridad y el orden público, sin por ello socavar la apertura general de la UE a la inversión extranjera.

Con arreglo a las normas vigentes de la UE, los Estados miembros están facultados para someter a control las inversiones extranjeras directas (IED) de países no pertenecientes a la UE por motivos de seguridad o de orden público. La protección de la salud pública se considera una razón imperiosa de interés general. Por consiguiente, los Estados miembros pueden imponer medidas de reducción de riesgos (como compromisos de suministro para atender necesidades vitales, tanto nacionales como de la UE) o impedir que un inversor extranjero adquiera o asuma el control de una empresa. Actualmente hay catorce Estados miembros que tienen en marcha mecanismos nacionales de control de la inversión extranjera directa. Gracias al Reglamento de la UE para el control de las inversiones extranjeras directas, vigente desde el año pasado, la UE está bien equipada para coordinar el control de las adquisiciones extranjeras realizadas en los Estados miembros. | RAPID IP/20/528, 25.3.2020

renovar el «Mecanismo Conectar Europa» con un presupuesto de 42 300 millones EUR con el fin de respaldar las inversiones en las redes de infraestructuras europeas para el transporte (30 600 millones EUR), la energía (8 700 millones EUR) y el sector digital (3 000 millones EUR).

Esto representa un incremento del 47 % en comparación con el presupuesto de 2014-2020[1], demuestra el compromiso de la UE a la hora de conseguir una Unión bien conectada e integrada, donde los ciudadanos y empresas puedan beneficiarse de la libre circulación y del mercado único. Para 2012-2027, la Comisión pretender reforzar la dimensión medioambiental del Mecanismo Conectar Europa con el objetivo de destinar el 60 % de su presupuesto a objetivos  edioambientales. Ello contribuirá a potenciar la Unión de Energía, a cumplir con los compromisos contraídos por la UE en el marco del Acuerdo de París y a consolidar el liderazgo mundial europeo en la lucha contra el cambio climático. (RAPID, IP/18/4029, 6.6.2018)

Página 1 de 2

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación