Tras la ratificación oficial, la Unión Europea ha llegado a ser parte en el primer tratado jamás celebrado sobre derechos humanos, la Convención de las Naciones Unidas sobre los derechos de las personas con discapacidad. La Convención tiene por objetivo garantizar que las personas con discapacidad puedan gozar de sus derechos en términos de igualdad con todos los demás ciudadanos. Es el primer tratado exhaustivo sobre derechos humanos ratificado por el conjunto de la Unión Europea. También ha sido firmado por la totalidad de los 27 Estados miembros y ratificado por 16 de ellos (véase el anexo). La Unión Europea se convierte en la 97ª parte en este tratado. La Convención establece las normas mínimas para proteger y salvaguardar una gama completa de derechos civiles, políticos, sociales y económicos de las personas con discapacidad. Refleja el compromiso global de la Unión Europea de cara a construir una Europa libre de barreras para los aproximadamente 80 millones de personas con discapacidad de la Unión Europea, tal como se establece en la Estrategia de la Unión Europea en materia de discapacidad. (RAPID, IP/11/4, 5.1.2011)

Lunes, 15 Noviembre 2010 12:34

Estrategia Europea sobre Discapacidad

La mayoría de nosotros da por sentado que puede subirse a un autobús para ir de compras, navegar por Internet o disfrutar de una serie de televisión. Pero los ochenta millones de europeos con discapacidad pueden tener que vérselas con obstáculos insalvables que les imposibiliten realizar estas actividades. La Comisión Europea ha adoptado hoy una nueva estrategia para erradicar esas barreras. El plan presenta de forma resumida la forma en que la UE y los Gobiernos nacionales pueden potenciar el papel de las personas con discapacidad de manera que estén en condiciones de ejercer efectivamente sus derechos. Las medidas específicas previstas para la próxima década van desde el reconocimiento mutuo de las tarjetas de discapacidad nacionales hasta un uso más focalizado de la contratación pública y de las normas sobre ayudas estatales, pasando por la promoción de la normalización. Estas medidas reportarán grandes beneficios sociales, pero también deberían generar un efecto dominó en la economía europea. Así, por ejemplo, podrían impulsar el mercado de la UE de dispositivos y servicios asistidos, cuyo valor anual estimado supera ya los 30 000 millones EUR. La Comisión va a estudiar asimismo la posibilidad de proponer de aquí a 2012 una Ley europea de accesibilidad, con miras al desarrollo del mercado único de productos y servicios accesibles. (RAPID, IP/10/1505, 15.11.2010)

Página 4 de 4

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación