La Comisión ha adoptado hoy una nueva estrategia en favor de una Internet más adecuada para los niños (Better Internet for Kids, BIK+), a fin de mejorar unos servicios digitales adaptados a la edad y velar por que todos los niños estén protegidos y capacitados y sean respetados en línea.

En los diez últimos años, las tecnologías digitales y la forma en que los niños las utilizan han cambiado drásticamente. La mayoría de los niños utiliza sus teléfonos inteligentes a diario y casi el doble que hace diez años. También los utilizan desde una edad mucho más temprana (véase EU Kids online 2020). Los dispositivos modernos ofrecen oportunidades y ventajas, ya que permiten a los niños interactuar unos con otros, aprender en línea y entretenerse. Sin embargo, no están exentos de riesgos, tales como el ciberacoso (véase el estudio del CCI) y la exposición a la desinformación o a contenidos nocivos e ilegales, frente a los cuales hay que proteger a los niños.

La nueva estrategia en favor de una Internet más adecuada para los niños tiene por objeto ofrecer contenidos y servicios en línea accesibles, adaptados a su edad e informativos que redunden en el interés superior de los niños. | RAPID, IP/22/2825, 11.5.2022

En su Comunicación de septiembre de 2017 sobre la lucha contra el contenido ilícito en línea, la Comisión Europea prometió hacer un seguimiento de los progresos realizados y evaluar si se requieren medidas adicionales, incluidas eventuales medidas legislativas que complementen el actual marco regulador, para garantizar que los contenidos ilícitos en línea se detectan y retiran de manera rápida y proactiva. En consecuencia, la Comisión, antes de determinar si será necesaria una actuación legislativa, presenta hoy un conjunto de medidas operativas, acompañadas de las salvaguardias correspondientes, que han de adoptar las empresas y los Estados miembros para intensificar esta labor. Las medidas recomendadas atañen a todas las formas de contenidos ilícitos, desde los contenidos terroristas hasta la incitación al odio y la violencia, el material relacionado con el abuso sexual de menores, los productos falsificados o la violación de derechos de autor.

Los contenidos terroristas son más nocivos durante las primeras horas de su aparición, ya que se difunden rápidamente, y entrañan graves riesgos para los ciudadanos y el conjunto de la sociedad. Debido a esta urgencia, y en vista de las peticiones de los líderes de la UE y de organizaciones internacionales como las Naciones Unidas y el G-7, la Recomendación hace especial hincapié en el material terrorista: debe eliminarse en el plazo de una hora desde su notificación a las plataformas por parte de las fuerzas de seguridad o Europol.

Todo ello se basa en la labor que se está llevando a cabo con el sector a través de diversas iniciativas voluntarias cuyo objetivo es garantizar que internet está libre de contenidos ilícitos y contribuye al refuerzo de las medidas adoptadas en el marco de diferentes iniciativas.  (RAPID, MEMO/18/1170, 1.3.2018)

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación