La Comisión Europea ha procedido a una primera emisión de bonos sociales por un valor de 17 000 millones EUR en el marco del instrumento SURE de la UE para ayudar a proteger el empleo y mantener a los trabajadores en el puesto de trabajo. Se han emitido dos bonos diferentes, debiéndose reembolsar 10 000 millones EUR en octubre de 2030 y 7 000 millones EUR en 2040. Los inversores han mostrado un gran interés por este instrumento de elevada calificación, y la demanda de suscripción ha superado en más de 13 veces a la oferta, lo que se ha traducido en una remuneración favorable para ambos bonos.

Ambos bonos se emitieron en condiciones atractivas, que corresponden al gran interés suscitado. La remuneración del bono a 10 años se fijó en tres puntos básicos por encima del tipo de referencia «mid-swap». La remuneración del bono a 20 años se fijó en 14 puntos básicos por encima del tipo de referencia «mid-swap». Las primas de nueva emisión definitivas se han estimado en un punto básico y dos puntos básicos para el bono a 10 años y el bono a 20 años, respectivamente, siendo extremadamente limitados ambos valores habida cuenta de los importes emitidos.

Estas condiciones representan unas condiciones de remuneración atractivas para la mayor emisión de obligaciones de la historia de la Comisión y un inicio favorable para el programa SURE. Las condiciones en las que la Comisión toma prestados los fondos se repercuten directamente sobre los Estados miembros beneficiarios de los préstamos. (Véanse aquí más detalles sobre la tarificación de la operación). Los bancos que han apoyado conjuntamente a la Comisión Europea en esta operación («joint bookrunners», coordinación conjunta de la emisión) son Barclays (IRL), BNP Paribas, Deutsche Bank, Nomura y UniCredit. Los fondos recaudados se transferirán a los Estados miembros beneficiarios en forma de préstamos para ayudarlos a cubrir los costes directamente relacionados con la financiación de los regímenes nacionales de reducción del tiempo de trabajo y medidas similares adoptadas en respuesta a la pandemia. En este contexto, la Comisión anunció a principios de este mes que emitiría la totalidad de los bonos SURE de la UE por un importe máximo de 100 000 millones EUR como bonos sociales, y adoptó un marco de bonos sociales evaluado de forma independiente. | RAPID/IP/20/1954, 21.10.2020

La Comisión Europea ha anunciado hoy que emitirá sus futuros bonos SURE de la UE por un importe máximo de 100 000 millones EUR en forma de bonos sociales. A tal fin, la Comisión ha adoptado un marco de bonos sociales evaluado de forma independiente. Este marco tiene por objeto ofrecer a los inversores en estos bonos la confianza de que los fondos movilizados servirán a un objetivo verdaderamente social. Este anuncio es consecuencia de la aprobación por el Consejo de la concesión de ayuda financiera a 16 Estados miembros con cargo al instrumento SURE a fin de ayudar a proteger el empleo y a los trabajadores.

Los fondos recaudados se transferirán a los Estados miembros beneficiarios en forma de préstamos para ayudarlos a cubrir los costes directamente relacionados con la financiación de los regímenes nacionales de reducción del tiempo de trabajo y medidas similares adoptadas en respuesta a la pandemia. El marco anunciado hoy demuestra a la comunidad de inversores la manera en que se emplearán los fondos obtenidos mediante la emisión de bonos SURE para un objetivo claramente identificado: paliar el impacto social de la pandemia de coronavirus y sus consecuencias en toda la UE. Por lo tanto, los inversores podrán confiar en que sus inversiones en estos bonos van a emplearse en financiar medidas específicas de política social. Al mismo tiempo, el marco de bonos sociales de la Comisión contribuirá a un mayor fomento del mercado de bonos sociales, que es uno de los pilares del mercado europeo de «finanzas sostenibles».

Con el fin de garantizar que los fondos se empleen con fines sociales, el marco de los bonos sociales, basado en el Reglamento SURE, exige a los Estados miembros que informen sobre la manera en que se hayan gastado los fondos tomados en préstamo. En virtud del marco, los Estados miembros también estarán obligados a informar sobre el impacto social de los bonos SURE de la UE. Partiendo de la información contenida en estos informes, la Comisión Europea podrá demostrar a los inversores que los bonos SURE de la UE se han empleado para financiar programas con un impacto social positivo.

Mediante la preparación y presentación de un marco de bonos sociales, la Comisión persigue atraer a los inversores que deseen que sus fondos contribuyan a fines medioambientales, sociales y de gobernanza empresarial (ASG). El marco de bonos sociales de la Comisión se ha creado respetando plenamente los principios de los bonos sociales publicados por la Asociación Internacional del Mercado de Capitales (ICMA). Ha sido evaluado de forma independiente por un evaluador externo, Sustainalytics. Tras el anuncio de hoy, la Comisión da un paso más hacia la emisión de los primeros bonos SURE. La primera operación se llevará a cabo en la segunda quincena de octubre. | RAPID/IP/20/1808, 7.10.2020

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación