BarrosoJosé Manuel Durão Barroso Presidente de la Comisión Europea Parlamento Europeo Estrasburgo, 7 de septiembre de 2010.
Es para mí un gran privilegio pronunciar el primer discurso sobre el estado de la Unión ante esta Cámara. A partir de ahora, el discurso sobre el estado de la Unión constituirá la ocasión en que definiremos nuestro trabajo de los 12 siguientes meses.
Muchas de las decisiones que tomemos este año tendrán implicaciones a largo plazo y definirán el tipo de Europa que queremos. Definirán una Europa de oportunidades, en la que se satisfará a los que tengan aspiraciones y no se desatenderá a los necesitados. Una Europa abierta al mundo y a sus ciudadanos. Una Europa que ofrecerá cohesión económica, social y territorial.
A lo largo del año pasado, la crisis económica y financiera supuso para nuestra Unión uno de sus mayores desafíos. La crisis resaltó nuestra interdependencia, y nuestra solidaridad se vio puesta a prueba como nunca antes.

(RAPID, SPEECH/10/411, 7.9.2010)

BarrosoEsta semana, el Parlamento Europeo ha ratificado por mayoría absoluta a todos los Comisarios de la segunda Comisión presidida por Durao Barroso. ¿quiénes repiten? ¿Cuáles cambian de cartera? ¿Cómo se llaman las nuevas carteras? Le hacemos una radiografía de la Comisión Europea 2010-2014 y mencionamos los 5 objetivos que se ha planteado. [+]

La aprobación de la nueva Comisión acaba con tres meses de vacío de poder en la UE.
Tras más de tres meses de vacío de poder, la Unión Europea cuenta desde hoy con una renovada Comisión Europea, la institución que redacta las directivas y fiscaliza su cumplimiento. Una amplia coalición engrosada por socialistas y conservadores sumó 488 apoyos dos tercios de la Eurocámara para su presidente, José Manuel Durão Barroso, y sus 26 comisarios. Sólo los verdes, los comunistas y los euroescépticos negaron su respaldo a la nueva Comisión, acusando a su presidente de no prever en primer lugar la crisis económica y gestionarla mal cuando estalló. (Público, 10.2.2010)

Lideres UE

Catherine Ashton no ha dado señales durante la crisis de Haití, a Herman Van Rompuy tampoco le hemos visto por ningún lado, José Manuel Barroso mantiene sus prerrogativas y la Presidencia de turno hace todo lo que puede por demostrar que existe: se suponía que las nuevas instituciones dispuestas en el Tratado de Lisboa iban a simplificar las actuaciones de la Unión Europea, pero el despegue no está resultando nada fácil. (Le Monde, 28.1.2010)

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación