Noticias. CDE Universitat de València

En vísperas del Consejo Europeo de marzo, la Comisión hace balance hoy de los avances registrados a lo largo de los cuatro últimos años y expone las medidas que siguen siendo necesarias para hacer frente a los retos actuales y futuros en materia de migración. Ante la crisis de refugiados más grave que ha sufrido el mundo desde la Segunda Guerra Mundial, la UE ha introducido cambios profundos en la gestión de la migración y la protección de las fronteras. La UE ha ofrecido protección y apoyo a millones de personas, ha salvado vidas, ha desmantelado redes de tráfico ilícito de personas y ha hecho disminuir las llegadas irregulares en Europa a su nivel más bajo en los cinco últimos años. No obstante, es necesario trabajar más para que la política de migración de la UE esté realmente preparada para el futuro, teniendo en cuenta un contexto geopolítico en constante evolución y el continuo aumento de la presión migratoria a escala mundial.  (RAPID, IP/19/1496, 6.3.2019)

La Comisión presenta hoy un informe sobre los progresos realizados en el marco de la Agenda Europea de Migración y de la hoja de ruta de la Comisión de diciembre de 2017 y anuncia nuevas acciones clave para el futuro. Aunque los esfuerzos conjuntos de la UE han seguido dando frutos, la situación es aún precaria como consecuencia de la continua presión migratoria, como atestigua el reciente aumento del número de llegadas a lo largo de las rutas del Mediterráneo occidental y oriental. En estas condiciones, la UE en su conjunto ha de estar vigilante y preparada para responder a los eventuales picos estacionales o las variaciones en el nivel de presión, por ejemplo de una ruta a otra. El informe publicado hoy delimita los ámbitos en los que es preciso reforzar la respuesta actual: colmar los déficits persistentes de activos disponibles en la Guardia Europea de Fronteras y Costas; mejorar los retornos; potenciar el reasentamiento; y mejorar la protección de los migrantes a lo largo de las rutas. (RAPID, IP/18/3743, 16.5.2018)

De cara al Consejo Europeo de marzo, la Comisión informa hoy sobre los progresos realizados en el marco de la Agenda Europea de Migración y establece nuevas acciones prioritarias, entre las que se cuentan las propuestas en la hoja de ruta de la Comisión de diciembre de 2017 para la consecución de un acuerdo migratorio global en junio de 2018.

A lo largo de 2017 y en los primeros meses de 2018 se ha verificado una disminución del número de llegadas irregulares, coincidente con las actuaciones para salvar vidas humanas, abordar las causas más profundas, proteger las fronteras exteriores de Europa e intensificar la cooperación con nuestros socios internacionales. Sin embargo, ante la fragilidad general de la situación, se requerirá un esfuerzo adicional conjunto de los Estados miembros y la UE, en particular en lo financiero, para garantizar una respuesta continuada y eficaz al desafío de la migración. (RAPID, IP/18/1763, 14.3.2018)

Página 1 de 3

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación