Noticias. CDE Universitat de València

La Comisión ha adoptado hoy su programa de trabajo para 2021, planeado para que Europa sea más sana, justa y próspera, acelerando al mismo tiempo la transformación a largo plazo de su economía en otra más ecológica y adaptada a la era digital. Contiene nuevas iniciativas legislativas en el ámbito de las seis grandes ambiciones de las orientaciones políticas de la presidenta Von der Leyen y enlaza con su primer discurso sobre el estado de la Unión. Además de cumplir los objetivos establecidos en este programa de trabajo, la Comisión seguirá esforzándose por lidiar con la crisis y aumentar la resiliencia de las economías y sociedades europeas. | RAPID/IP/20/1940, 19.10.2020

El grupo BEI suscribe un total de 198 millones de euros de la titulización emitida por Santander para apoyar a las pymes y midcaps afectadas por la crisis del COVID-19. El Banco de la UE otorga esta financiación dentro de su paquete de medidas de urgencia para apoyar a las empresas europeas. Parte de los fondos se facilitarán bajo el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIES).

El Grupo Banco Europeo de Inversiones (BEI) y Santander han unido fuerzas para facilitar financiación en condiciones favorables a las pymes y midcaps españolas afectadas por el impacto económico del COVID-19. Con este objetivo, el BEI y el Fondo Europeo de Inversiones (FEI) suscribirán varios tramos de una titulización sintética de una cartera de préstamos a pymes originada por Banco Santander, lo que permitirá a la entidad española proporcionar más de 900 millones de euros de financiación para inyectar liquidez y apoyar las inversiones de pequeñas y medianas empresas.

Por un lado, el BEI suscribirá 193 millones de euros de la titulización de Banco Santander que, por su parte, se compromete a ofrecer financiación en condiciones ventajosas a las pymes afectadas por la pandemia para impulsar la recuperación del tejido productivo en España, y a apoyar proyectos de inversión de pymes que tengan un enfoque innovador, como las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC). Parte de esta financiación del BEI cuenta con el apoyo del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIES). | BEI-20-282, 19.10.2020

La Comisión Europea ha presentado hoy una estrategia de la UE para reducir las emisiones de metano. El metano es, tras el dióxido de carbono, el segundo factor que más contribuye al cambio climático. También es un potente contaminante atmosférico local que causa graves problemas de salud. Así pues, combatir las emisiones de metano es fundamental para alcanzar nuestros objetivos climáticos para 2030 y el objetivo de la neutralidad climática de aquí a 2050, así como para contribuir al objetivo cero en materia de contaminación establecido por la Comisión.

Esta Estrategia establece medidas para reducir las emisiones de metano a nivel europeo e internacional. Presenta medidas legislativas y no legislativas en los sectores de la energía, la agricultura y los residuos, que suponen cerca del 95 % de las emisiones mundiales de metano asociadas a la actividad humana. La Comisión trabajará con los socios internacionales de la Unión y con la industria a fin de lograr la reducción de las emisiones a lo largo de la cadena de suministro. | RAPID/20/1833, 14.10.2020

La Comisión Europea ha adoptado hoy la Estrategia de sostenibilidad de la UE para las sustancias químicas. La Estrategia es el primer paso hacia la consecución del objetivo de contaminación cero en un entorno sin sustancias tóxicas, anunciado en el Pacto Verde Europeo. Impulsará la innovación para el desarrollo de sustancias químicas seguras y sostenibles, y reforzará la protección de la salud humana y el medio ambiente frente a las sustancias químicas peligrosas, lo que implica prohibir el uso de las más nocivas en productos de consumo como juguetes, artículos de puericultura, cosméticos, detergentes, materiales en contacto con alimentos y productos textiles, salvo que se demuestre que son esenciales para la sociedad, y asegurar que todas las sustancias químicas se utilizan de manera más segura y sostenible.

La Estrategia para las sustancias químicas admite plenamente el papel esencial que desempeñan las sustancias químicas para el bienestar humano y para la transición verde y digital de la economía y la sociedad europeas. Al mismo tiempo, reconoce la urgente necesidad de abordar los problemas sanitarios y ambientales provocados por las sustancias químicas más nocivas. Con este espíritu, la Estrategia expone una serie de medidas concretas para lograr que las sustancias químicas sean seguras y sostenibles desde el diseño y para garantizar que produzcan todos sus beneficios sin causar daños al planeta ni a las generaciones actuales y futuras. Se trata de evitar que las sustancias químicas más nocivas para la salud humana y el medio ambiente se empleen en usos no esenciales para la sociedad, particularmente en productos de consumo y con respecto a los grupos más vulnerables, pero también de garantizar que todas las sustancias químicas se utilicen de manera más segura y sostenible. Se contemplan varias iniciativas de innovación e inversión para acompañar a la industria química en esta transición. Por otro lado, la Estrategia recaba la atención de los Estados miembros sobre las posibilidades que brinda el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia para invertir en la transición verde y digital de las industrias de la UE, incluido el sector químico.  | RAPID/20/1839, 14.10.2020

Para limitar la propagación de la pandemia de COVID-19, los Estados miembros han adoptado diversas medidas, algunas de las cuales han repercutido en el derecho de los ciudadanos a circular libremente por toda la Unión Europea, tales como los requisitos de someterse a cuarentena o una prueba de diagnóstico del coronavirus.

Si bien las medidas tienen por objeto proteger la salud y el bienestar de los ciudadanos, han tenido graves consecuencias en la economía y los derechos de los ciudadanos. El derecho de los ciudadanos europeos a circular y residir libremente en la Unión Europea es uno de sus logros más apreciados, así como un motor importante de nuestra economía.

Es necesario un enfoque bien coordinado, predecible y transparente sobre la adopción de restricciones a la libertad de circulación, a fin de evitar la propagación del virus, salvaguardar la salud de los ciudadanos y mantener la libre circulación dentro de la Unión en condiciones seguras. Se trata de una cuestión importante para los millones de ciudadanos que dependen en su día a día de los desplazamientos transfronterizos, y crucial para nuestros esfuerzos por empezar a reconstruir con seguridad la economía. | RAPID/20/1875, 13.10.2020

La Comisión anuncia hoy los primeros resultados provisionales de la aplicación de la Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus (IIRC) y la Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus Plus (IIRC+). Desde el inicio de la crisis, y gracias a la flexibilidad introducida en la política de cohesión, la UE ha movilizado más de 13 000 millones de euros en inversiones para hacer frente a los efectos de la pandemia por coronavirus a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo Social Europeo (FSE) y el Fondo de Cohesión. Estos fondos han ayudado a las comunidades nacionales, regionales y locales a luchar contra el impacto socioeconómico negativo de la pandemia por coronavirus.

En total, se han reasignado 4 100 millones de euros a la asistencia sanitaria para adquirir maquinaria vital y equipos de protección individual para salvar vidas. Se han movilizado 8 400 millones de euros mediante la concesión de subvenciones, préstamos y una serie de instrumentos financieros personalizados para ayudar a la economía y, en particular, a las pequeñas y medianas empresas (pymes) a adaptarse a la crisis. Por último, se han canalizado alrededor de 1 400 millones de euros a través del FSE para ayudar a las personas y salvar puestos de trabajo.

A fin de garantizar la máxima transparencia y rendición de cuentas, la Comisión pone hoy en marcha una página web específica en la Plataforma de datos abiertos sobre la cohesión en la que mostrará cómo está ayudando la política de cohesión de la Unión a los Estados miembros a superar la crisis. Con actualizaciones diarias, la plataforma mostrará toda la información relativa a las modificaciones del programa, adónde se destinan los recursos y cómo se invierten. Mediante su constante actualización, cada día se obtendrá una visión más completa de la plataforma. | RAPID/IP/20/1864, 12.10.2020

Etiquetado como:

La Comisión Europea ha anunciado hoy que emitirá sus futuros bonos SURE de la UE por un importe máximo de 100 000 millones EUR en forma de bonos sociales. A tal fin, la Comisión ha adoptado un marco de bonos sociales evaluado de forma independiente. Este marco tiene por objeto ofrecer a los inversores en estos bonos la confianza de que los fondos movilizados servirán a un objetivo verdaderamente social. Este anuncio es consecuencia de la aprobación por el Consejo de la concesión de ayuda financiera a 16 Estados miembros con cargo al instrumento SURE a fin de ayudar a proteger el empleo y a los trabajadores.

Los fondos recaudados se transferirán a los Estados miembros beneficiarios en forma de préstamos para ayudarlos a cubrir los costes directamente relacionados con la financiación de los regímenes nacionales de reducción del tiempo de trabajo y medidas similares adoptadas en respuesta a la pandemia. El marco anunciado hoy demuestra a la comunidad de inversores la manera en que se emplearán los fondos obtenidos mediante la emisión de bonos SURE para un objetivo claramente identificado: paliar el impacto social de la pandemia de coronavirus y sus consecuencias en toda la UE. Por lo tanto, los inversores podrán confiar en que sus inversiones en estos bonos van a emplearse en financiar medidas específicas de política social. Al mismo tiempo, el marco de bonos sociales de la Comisión contribuirá a un mayor fomento del mercado de bonos sociales, que es uno de los pilares del mercado europeo de «finanzas sostenibles».

Con el fin de garantizar que los fondos se empleen con fines sociales, el marco de los bonos sociales, basado en el Reglamento SURE, exige a los Estados miembros que informen sobre la manera en que se hayan gastado los fondos tomados en préstamo. En virtud del marco, los Estados miembros también estarán obligados a informar sobre el impacto social de los bonos SURE de la UE. Partiendo de la información contenida en estos informes, la Comisión Europea podrá demostrar a los inversores que los bonos SURE de la UE se han empleado para financiar programas con un impacto social positivo.

Mediante la preparación y presentación de un marco de bonos sociales, la Comisión persigue atraer a los inversores que deseen que sus fondos contribuyan a fines medioambientales, sociales y de gobernanza empresarial (ASG). El marco de bonos sociales de la Comisión se ha creado respetando plenamente los principios de los bonos sociales publicados por la Asociación Internacional del Mercado de Capitales (ICMA). Ha sido evaluado de forma independiente por un evaluador externo, Sustainalytics. Tras el anuncio de hoy, la Comisión da un paso más hacia la emisión de los primeros bonos SURE. La primera operación se llevará a cabo en la segunda quincena de octubre. | RAPID/IP/20/1808, 7.10.2020

La Comisión Europea ha adoptado hoy un nuevo plan de diez años, que incluye una propuesta de Recomendación del Consejo, para apoyar a los gitanos en la UE. Hay siete ámbitos clave de atención: igualdad, inclusión, participación, educación, empleo, salud y vivienda. En cada ámbito, la Comisión ha propuesto nuevos objetivos y recomendaciones a los Estados miembros sobre la manera de alcanzarlos, que servirán de instrumentos importantes para supervisar los progresos y velar por que la UE avance en la prestación del apoyo vital que siguen necesitando muchos gitanos que viven en la UE. | RAPID/IP/20/1813, 7.10.2020

Etiquetado como:

La Comisión ha adoptado hoy su Comunicación sobre la política de ampliación de la UE y el paquete de ampliación de 2020: Los informes anuales, en los que se evalúa la aplicación de reformas fundamentales en los Balcanes Occidentales y Turquía, se presentan junto con recomendaciones y orientaciones más claras y precisas sobre las próximas etapas para esos socios, en consonancia con la metodología de ampliación mejorada. | RAPID/IP/20/1816, 6.10.2020

Los Estados miembros de la UE acordaron ayer una propuesta de la Comisión de invertir 998 millones EUR en proyectos clave de infraestructura energética europea en el marco del Mecanismo «Conectar Europa» (MCE). El voto favorable de ayer aporta ayuda financiera a obras y estudios para diez proyectos. La mayor partida de fondos está destinada al proyecto de sincronización báltica (720 millones EUR), cuyo objetivo es integrar mejor los mercados de las redes eléctricas de Estonia, Letonia, Lituania y Polonia. Otros ejemplos de proyectos son una red eléctrica inteligente que conecta Hungría y Eslovaquia (102 millones EUR) y la primera subvención del MCE para las obras de un proyecto de transporte de CO2 para puertos belgas y neerlandeses.  | RAPID, IP/20/1803, 2.10.2020

Página 9 de 233

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación