CoverAlternativas Económicas #79. Una nueva economía para salvar vidas

El coronavirus ha hecho saltar por los aires las reglas de la ortodoxia económica. El parón de la actividad prácticamente global fuerza una reorganización de la economía para ponerla al servicio del objetivo número uno: salvar vidas. Porque ni siquiera los estímulos convencionales más espectaculares se revelan suficientes. Al vértigo de la coronaeconomía le dedica Alternativas Económicas su portada y su Tema del Mes, en un número de abril que, en las excepcionales circunstancias provocadas por la pandemia del Covid-19, se ofrece exclusivamente en versión digital y en abierto a suscriptores y al conjunto de lectores.

El despliegue sobre esta crisis sanitaria y económica del número 79 de AlterEco cuenta con la opinión de los economistas Miguel Sebastián y Alejandro Inurrieta, quienes auguran cambios profundos en la estructura económica a resultas de los efectos transitorios pero brutales de la guerra contra el virus. El periodista Sebastián Serrano analiza el patrón de expansión de la enfermedad. El editorialista de la revista, Andreu Missé, apunta al papel relevante que se dibuja para las entidades financieras públicas. Y el director de la publicación, Pere Rusiñol, recoge el guante lanzado por el fundador del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), Jacques Attali: la necesidad de centrarse en  la producción de bienes esenciales, en “una economía de guerra”, al servicio de la población. Vuelve el Estado. [fichero pdf]

Financiación europea para la investigación del COVID-19

Frenar la pandemia del COVID-19 es la máxima prioridad de Europa. Mientras los europeos cumplen con su parte quedándose en casa,laboratorios e investigadores trabajan día y noche para desarrollar una vacuna, mejores diagnósticos y tratamientos eficaces. Expertos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades trabajan sin descanso para reforzar la respuesta de Europa a la amenaza de esta enfermedad. Cada día publican novedades científicas y directrices sobre el COVID-19. Es fundamental conseguir suficientes fondos para la investigación. «La respuesta solo puede ser mayor cooperación, una estrategia común y aumentar la inversión en investigación e innovación.» La Comisión Europea ha presentado numerosos paquetes de apoyo a la comunidad científica y la industria farmacéutica. Se han destinado 47,5 millones EUR a fondos de emergencia para investigación en 17 proyectos Horizonte 2020 que contribuirán al avance del conocimiento para hacer frente al COVID-19. «Instamos a la Comisión Europea a conceder licencias abiertas mundiales en los acuerdos de subvención, que permitan a muchos fabricantes producir y suministrar los nuevos productos para atender la demanda mundial». Con el fin de desarrollar una vacuna contra el coronavirus, se han puesto a disposición de la empresa alemana CureVac hasta 80 millones EUR de fondos europeos. La UE también contribuye a financiar proyectos orientados a soluciones como EpiShuttle, que fabrica unidades de aislamiento para pacientes, y m-TAP,que desarrolla tecnologías para filtrar partículas víricas. Colaborando con proyectos como el Archivo Europeo de Virus y PREPARE Europe, la UE está contribuyendo a los futuros diagnósticos y a entender mejor el funcionamiento del brote, así como a la investigación general de las epidemias. Una nueva convocatoria de propuestas por parte de la Iniciativa sobre Medicamentos Innovadores, en la que colaboran la industria farmacéutica y la UE, pretende desarrollar tratamientos y diagnósticos y mejorar la preparación para futuros brotes. La UE aportará hasta 45 millones EUR por medio del programa de investigación Horizonte 2020. | [EuroparlTV, 27.3.2020]

La licitación conjunta para la adquisición de equipos de protección individual lanzada por la Comisión Europea para hacer frente a la crisis del coronavirus ha sido todo un éxito. Los productores han presentado ofertas que cubren, y en algunos casos incluso superan, las cantidades solicitadas por los Estados miembros que participan en la licitación, para cada uno de los artículos solicitados. La licitación conjunta incluye máscaras de tipo 2 y 3, guantes, gafas protectoras, pantallas faciales, máscaras quirúrgicas y monos.

De esta manera se da seguridad a los hospitales, los profesionales de la sanidad, las residencias y las personas que los necesitan, de que dispondrán del equipo necesario para protegerlos del virus y limitar su propagación. Este equipo debería estar disponible dos semanas* después de que los Estados miembros firmen los contratos con los licitadores, lo cual deberían hacer con gran rapidez. | RAPID IP/20/523, 24.3.2020

Página 5 de 31

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación