Convocatorias de programas. CDE Universitat de València

Los Estados miembros avanzan en las reformas y corrigen los desequilibrios macroeconómicos, pero eso no basta para consolidar la recuperación de Europa. La Comisión Europea propone hoy sus recomendaciones específicas por país (REP) de 2016, en las que expone las orientaciones en materia de política económica que dirige a cada Estado miembro para los 12 a 18 próximos meses. Además de los esfuerzos ya identificados y en curso a escala europea, las orientaciones se centran en las reformas prioritarias para consolidar la recuperación de las economías de los Estados miembros fomentando la inversión, aplicando reformas estructurales y manteniendo la responsabilidad presupuestaria.

Las REP reflejan asimismo los esfuerzos de la Comisión para que el Semestre Europeo de gobernanza económica sea más eficaz y pertinente. Este año la Comisión propone pocas recomendaciones y se centra en las principales prioridades económicas y sociales indicadas en el Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento de 2016. Para fortalecer la responsabilización nacional ha concedido más tiempo y más oportunidades para actuar y mantiene la comunicación con los Estados miembros y las partes interesadas en todos los niveles. También ha prestado mayor atención a los problemas de la zona del euro y a la interdependencia de las economías, de acuerdo con la recomendación aprobada para la política económica de la zona del euro. (RAPID, IP/16/1724, 18.5.2016)

La Comisión Europea publicó hoy su análisis anual de los desafíos económicos y sociales en los Estados miembros de la UE, los denominados informes por países. Los informes son una herramienta englobada en el proceso armonizado del Semestre Europeo de coordinación de políticas económicas que permite supervisar las reformas y señalar cuanto antes los retos que los Estados miembros deben afrontar. Tras la publicación en noviembre del Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento 2016 y de las recomendaciones para la zona del euro, que establecen las prioridades a nivel europeo, los informes de hoy trasladan la atención del Semestre Europeo a la dimensión nacional. Los informes servirán de base para un debate con los Estados miembros en torno a sus opciones de política nacional de cara a sus programas nacionales, previstos para abril, y el proceso culminará a finales de primavera, cuando la Comisión formule recomendaciones específicas por países. (RAPID, IP/16/332, 26.2.2016)

El paquete presentado hoy abre el ciclo anual de gobernanza económica, establece las prioridades económicas y sociales generales de la UE y orienta políticamente a los Estados miembros para el año próximo. Los retos políticos varían de un país a otro, por lo que las respuestas también varían; sin embargo, hay temas generales que afectan a la UE en su conjunto. Para consolidar la recuperación e impulsar la convergencia, la Comisión recomienda centrarse en los tres pilares principales identificados el pasado año para la política económica y social de la UE: relanzamiento de la inversión, continuación de las reformas estructurales y políticas presupuestarias responsables. (RAPID, IP/15/6069, 26.11.2015)

La Comisión Europea ha concluido su evaluación de los 16 proyectos de planes presupuestarios (PPP) para 2016 que los Estados miembros de la zona del euro presentaron hasta el 15 de octubre. Chipre y Grecia no presentaron sus PPP ya que están sujetos a programas de ajuste económico. Portugal no presentó su plan en el plazo fijado por la legislación de la UE. La Comisión ya adoptó un dictamen sobre el proyecto de plan presupuestario de España.

Con estos dictámenes, la Comisión evalúa la conformidad de los proyectos de planes presupuestarios para el año siguiente con las disposiciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC). No se ha detectado ningún PPP para 2016 con incumplimientos graves. Sin embargo, en algunos casos, la Comisión considera que el esfuerzo fiscal previsto es, o podría ser, inferior al requerido por el PEC.

Además de los análisis específicos por país y basándose en los planes presupuestarios de los Estados miembros, la Comisión evaluó la situación y la orientación presupuestarias en la zona del euro en su conjunto.

La Comisión también preparó informes sobre Bulgaria, Dinamarca y Finlandia de conformidad con el artículo 126, apartado 3, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), analizando el incumplimiento del objetivo de déficit y, en el caso de Finlandia, el criterio de la deuda. En los tres casos los informes llegan a la conclusión de que se han cumplido ya los criterios del déficit y, en su caso, de la deuda del Tratado. (RAPID, IP/15/6067, 17.11.2015)

La recuperación económica de la zona del euro y de la Unión Europea en su conjunto va ya por su tercer año. Debería proseguir a un ritmo modesto el próximo año a pesar del aumento de las dificultades que atraviesa la economía mundial.

En un contexto de descenso de los precios del petróleo, una política monetaria flexible y un valor externo relativamente bajo del euro, la recuperación económica este año ha sido resiliente y generalizada en los Estados miembros, si bien ha seguido siendo lenta. 

La repercusión de los factores positivos se está disipando, a la vez que aparecen nuevas dificultades como, por ejemplo, la ralentización de las economías de los mercados emergentes y el comercio mundial, y la persistencia de las tensiones geopolíticas. Respaldado por otros factores, como unos mejores resultados del empleo que sirvan de apoyo a la renta real disponible, mayores facilidades para el crédito, avances en el desapalancamiento financiero y un aumento de la inversión, se espera que el ritmo de crecimiento resista las dificultades que se encontrará en 2016 y 2017. En algunos países, los efectos positivos de las reformas estructurales también contribuirán a apoyar en mayor medida el crecimiento. (RAPID, IP/15/5996, 5.11.2015)

Habida cuenta de la convocatoria a elecciones en diciembre, el Gobierno español remitió su proyecto de plan presupuestario el 11 de septiembre, mucho antes de que expirara el plazo; lo que ha llevado a la Comisión a adoptar su dictamen con tiempo suficiente para que aún pueda ser tenido en cuenta en el trámite parlamentario nacional. España ha estado sometida al componente corrector del Pacto de Estabilidad y Crecimiento desde abril de 2009 y se le ha pedido que corrija su déficit excesivo en 2016 a más tardar. En su proyecto de plan presupuestario, España prevé que el déficit de las Administraciones Públicas descienda desde el 5,8 % registrado en 2014 al 4,2 % del PIB este año y al 2,8 % en 2016, en consonancia con los objetivos recomendados en el marco del procedimiento de déficit excesivo. (RAPID IP/15/5830, 12.10.20159)

Página 8 de 55

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación