Al presentar una Hoja de ruta con acciones y medidas concretas, la Comisión Europea cumple hoy el compromiso asumido por el presidente Jean-Claude Juncker en su Discurso sobre el Estado de la Unión de 2017 y lo expuesto en el Informe de los Cinco Presidentes de 2015 para profundizar en la Unión Económica y Monetaria europea. Partiendo de la idea que figura en el Informe de los Cinco Presidentes de junio de 2015 y en los documentos de reflexión sobre la profundización de la Unión Económica y Monetaria y el futuro de las finanzas de la UE de la primavera de 2017, la Comisión Europea presenta hoy una Hoja de ruta para profundizar en la Unión Económica y Monetaria, con medidas concretas que se deberán tomar durante los dieciocho próximos meses. También se presentan varias iniciativas dentro de este paquete. El objetivo es reforzar la unidad, la eficiencia y la rendición de cuentas democráticade la Unión Económica y Monetaria europea de aquí a 2025.

El presidente Juncker ha declarado: «Tras años de crisis, ha llegado la hora de que tomemos las riendas del futuro de Europa. El fuerte crecimiento económico actual nos anima a avanzar para velar por que nuestra Unión Económica y Monetaria esté más unida, sea más eficaz y democrática y funcione para todos los ciudadanos europeos. El mejor momento para hacer obras es cuando hace buen tiempo».

La profundización de la Unión Económica y Monetaria (UEM) es un medio para alcanzar un fin: más empleo, crecimiento, inversión, justicia social y estabilidad macroeconómica. La moneda única ofrece protección y oportunidades a los europeos, y una zona del euro fuerte y estable es esencial para sus miembros, así como para la UE en su conjunto. En los últimos años se han producido importantes reformas institucionales para reforzar la UEM en Europa, pero su estructura sigue estando incompleta. La Hoja de ruta de hoy refleja los retos pendientes y establece el camino a seguir.

La crisis económica y financiera que afectó a Europa no se inició en la zona del euro, pero puso al descubierto algunas de sus deficiencias institucionales. Transcurridos casi diez años, gracias a los esfuerzos realizados a todos los niveles, Europa está experimentando una recuperación firme y el crecimiento económico se ha extendido a todos los Estados miembros. El desempleo registra sus cifras más bajas desde 2008, mientras que el clima económico es el mejor desde el año 2000. Los europeos también manifiestan el apoyo más alto a la moneda única desde la introducción de los billetes y monedas en euros. (RAPID, IP/17/5005, 6.12.2017)

La Comisión fija las prioridades económicas y sociales de la UE para el año próximo, formula recomendaciones estratégicas para la zona del euro y completa la evaluación de los proyectos de planes presupuestarios de los Estados miembros de dicha zona. El ciclo del Semestre Europeo de 2018 de coordinación de las políticas económicas, presupuestarias y sociales se acomete en el contexto de una actividad económica sólida en la UE y la zona del euro, de niveles de empleo más elevados que nunca y de tasas de desempleo que están disminuyendo hacia los niveles anteriores a la crisis. Puesto que todos los Estados miembros contribuyen a este fuerte crecimiento, la prioridad es ahora garantizar que esta situación persista y se traduzca en beneficios para todos los ciudadanos europeos. Junto con unas políticas presupuestarias responsables, la realización de reformas estructurales debe centrarse en la creación de las condiciones necesarias para impulsar aún más la inversión y en aumentar el incremento de los salarios reales en apoyo de la demanda interna. (RAPID IP/17/4681, 22.11.2017)

La Comisión expone las posibilidades de avanzar en la profundización de la Unión Económica y Monetaria de Europa. A raíz del Libro Blanco de la Comisión sobre el futuro de Europa, presentado el 1 de marzo, la Comisión expone los posibles modos de avanzar en la profundización de la Unión Económica y Monetaria de Europa. El documento de reflexión presentado hoy se basa en el Informe de los cinco presidentes de junio de 2015 y tiene por objetivo estimular el debate sobre la Unión Económica y Monetaria y contribuir a una visión compartida de su diseño futuro. Prestando la debida atención a los debates en los Estados miembros y a los puntos de vista de las demás instituciones de la UE, el presente documento expone las medidas concretas que podrían adoptarse antes de la celebración de las elecciones al Parlamento Europeo en 2019, así como una serie de opciones para los años siguientes, en que la arquitectura de la Unión Económica y Monetaria se completaría. (RAPID, IP/17/1454, 31.5.2017) 

Página 5 de 55

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación