En el día de hoy, la Comisión ha creado una base sólida para el Cuerpo Europeo de Solidaridad al proponer un presupuesto para los próximos tres años y una base jurídica específica. De esta manera se contribuirá a consolidar la iniciativa y a crear más oportunidades para los jóvenes. Además de ofrecer voluntariado, prácticas y empleos, el Cuerpo Europeo de Solidaridad también ofrecerá a partir de ahora a los participantes la oportunidad de crear sus propios proyectos de solidaridad o de presentarse voluntarios como grupo.

Durante una primera fase, que se puso en marcha en diciembre de 2016, se movilizaron ocho programas diferentes para ofrecer oportunidades de voluntariado, de prácticas o de empleo en el marco del Cuerpo Europeo de Solidaridad. Ya se han apuntado más de 30 000 jóvenes y los primeros participantes ya han comenzado sus actividades en sus colocaciones. Bajo la dirección de los comisarios Oettinger, Navracsics y Thyssen, la Comisión propone hoy equipar al Cuerpo Europeo de Solidaridad con una única base jurídica, su propio mecanismo de financiación y un conjunto más amplio de actividades solidarias. Esto contribuirá a seguir aumentando su coherencia y su repercusión y mejorando la rentabilidad. La Comisión propone asignar 341,5 millones de euros al Cuerpo Europeo de Solidaridad durante el período 2018-2020, a fin de permitir la participación de 100 000 jóvenes europeos de aquí a finales de 2020. (RAPID, IP/17/1383, 30.5.2017)

Tres meses después de la puesta en marcha del Cuerpo Europeo de Solidaridad y de que los jóvenes europeos interesados pudieran comenzar a inscribirse, las organizaciones acreditadas que ofertarán colocaciones de solidaridad pueden utilizar ya la base de datos a fin de encontrar a potenciales empleados, trabajadores en prácticas o voluntarios para sus actividades. A partir de esta primavera estarán disponibles varios centenares de colocaciones, a las que se añadirán miles más en los próximos meses. Para participar, cada organización deberá suscribir el mandato y los principios del Cuerpo Europeo de Solidaridad y adherirse a la Carta del Cuerpo, que define los derechos y responsabilidades durante todas las etapas de la actividad solidaria. Las organizaciones que ya están acreditadas en uno de los programas de financiación tienen acceso automáticamente a la herramienta en línea. El sistema en línea del Cuerpo Europeo de Solidaridad permite poner en contacto directamente a las organizaciones y los jóvenes interesados en una colocación de solidaridad. Al registrarse, los jóvenes pueden indicar sus capacidades, experiencias, disponibilidad, preferencias y motivación, además de sus datos personales, y también pueden subir sus currículos. (RAPID, IP/17/469, 8.3.2017)

Banner

El Cuerpo Europeo de Solidaridad es una nueva iniciativa de la Unión Europea cuyo objetivo es crear oportunidades para que los jóvenes trabajen como voluntarios o colaboren en proyectos —en sus propios países o en el extranjero— que beneficien a comunidades y ciudadanos de toda Europa. Los jóvenes que participen en el Cuerpo Europeo de Solidaridad aceptarán y defenderán sus objetivos y principios.

Para inscribirte en el Cuerpo Europeo de Solidaridad debes tener 17 años, pero no podrás empezar el proyecto hasta que hayas cumplido los 18. En los proyectos del Cuerpo Europeo de Solidaridad podrán participar personas de hasta 30 años.

Tras un sencillo proceso de inscripción, se realizará la selección de los participantes, que podrán incorporarse a una amplia gama de proyectos relacionados, por ejemplo, con la ayuda a la prevención de catástrofes naturales o a la posterior reconstrucción, la asistencia en centros de acogida de solicitantes de asilo u otros problemas de tipo social. Los proyectos del Cuerpo de Europeo de Solidaridad tendrán una duración comprendida entre dos meses y un año. Por lo general se desarrollarán dentro de los Estados miembros de la Unión Europea. [+]

La Comisión Europea pone hoy en marcha el Cuerpo Europeo de Solidaridad, solo dos meses después de que el presidente Juncker lo anunciase y como primer resultado concreto de las prioridades de actuación definidas en la hoja de ruta de Bratislava. A partir de hoy, los jóvenes de entre 18 y 30 años pueden inscribirse para disponer de nuevas oportunidades de hacer una importante contribución a la sociedad en toda la UE y para adquirir una valiosa experiencia y unas competencias útiles al principio de su carrera profesional. Por otra parte, la Comisión ha presentado una serie de medidas para impulsar el empleo juvenil, mejorar y modernizar la educación, invertir más en las cualificaciones de los jóvenes y ofrecer mejores oportunidades de aprender y estudiar en el extranjero. (RAPID, IP/06/4165, 7.12.2016)

Página 2 de 2

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación