Convocatorias de programas. CDE Universitat de València

La Comisión ha presentado hoy su plan relativo a los servicios basados en la nube y las infraestructuras de datos de categoría mundial para que la ciencia, el mundo empresarial y los servicios públicos saquen plenamente partido de la revolución de los macrodatos.

Europa es la mayor productora de datos científicos del mundo, pero la insuficiencia y fragmentación de las infraestructuras impiden que se aproveche plenamente el potencial de esos «macrodatos». La Comisión tiene previsto reforzar e interconectar las actuales infraestructuras de investigación para crear una nueva Nube Europea de la Ciencia Abierta, que ofrecerá a los 1,7 millones de investigadores y los 70 millones de profesionales de la ciencia y la tecnología europeos un entorno virtual para almacenar, compartir y reutilizar sus datos entre las diversas disciplinas y a través de las fronteras. Dicha nube se basará en la Infraestructura Europea de Datos, que desplegará las redes de banda muy ancha, los mecanismos de almacenamiento a gran escala y la capacidad de supercomputación necesarios para poder acceder a grandes conjuntos de datos almacenados en la nube y tratarlos. Estas infraestructuras de categoría mundial permitirán que Europa participe en la carrera mundial por una informática de alto rendimiento de forma conmensurable con su potencial económico y sus conocimientos. (RAPID, IP/16/1408, 19.4.2016)

Decisión 2015/2240 de 25 de noviembre de 2015, por la que se establece un programa relativo a las soluciones de interoperabilidad y los marcos comunes para las administraciones públicas, las empresas y los ciudadanos europeos (programa ISA2) como medio de modernización del sector público (DOUE L 318/01,  4.12.2015)

La Comisión adoptó hoy la propuesta de un nuevo programa que facilitará a los Estados miembros la modernización de sus administraciones y proporcionará unos servicios digitales interoperables a nivel nacional y europeo. El nuevo programa ISA2, se propone continuar el éxito de su predecesor, ISA (Soluciones de interoperabilidad para las administraciones públicas europeas) en la tarea de garantizar una interacción transfronteriza o transectorial fluida entre las administraciones públicas europeas.
Este aspecto es algo esencial porque hoy en día en Europa cada vez más ciudadanos se desplazan y trabajan en otros lugares de la Unión, y cada vez más empresas operan o desarrollan sus actividades por toda ella. De este modo, muy frecuentemente tienen que interactuar electrónicamente con administraciones de Estados miembros.
Desgraciadamente a menudo se producen problemas de complejidad organizativa, procedimientos anticuados y engorrosos o falta de cooperación que provocan barreras electrónicas que impiden que los ciudadanos y empresas utilicen los servicios públicos de forma eficiente y que el mercado interior funcione como debiera. (RAPID, IP/14/739, 26.6.2014)

Cayetano Medina Molina, Ramón Rufín Moreno, Manuel Rey Moreno
La adopción del e-Gobierno en entornos voluntarios
Investigaciones europeas de dirección y economía de la empresa
# 19. Nº1. 2013

El desarrollo del e-Gobierno centrado en el usuario requiere conocer tanto las expectativas que este tiene respecto a su uso, como los elementos que favorecen su adopción. Chan et al. (2010) han planteado la existencia de diversos antecedentes de los componentes del modelo Unified Theory of Acceptance and Use of Technology (UTAUT) en un entorno obligatorio. El presente trabajo, a través del desarrollo de un modelo de ecuaciones estructurales mediante PLS, analiza la vigencia de tales antecedentes en un entorno voluntario. [+]

Actualmente, casi la mitad de los ciudadanos de la UE (el 46 %) recurre a Internet para buscar trabajo, utilizar bibliotecas públicas, rellenar la declaración de la renta, declarar un nacimiento, solicitar el pasaporte o utilizar otros servicios de la administración pública electrónica. El 80 % de los ciudadanos dicen ganar tiempo, el 76 % aprecian la flexibilidad y el 62 % dicen ahorrar dinero. Sin embargo, estos usuarios se muestran más satisfechos de los servicios bancarios en línea (con una puntuación de 8,5 en una escala de 0 a 10) y de las compras en línea (7,6) que de los servicios públicos en línea (6,5). La Agenda Digital para Europa tiene como objetivo aumentar la utilización de los servicios de la administración pública electrónica al 50 % de los ciudadanos de la UE de aquí a 2015. (RAPID, IP/13/466, 28.5.2013)

La Comisión ha propuesto hoy reducir drásticamente las diligencias administrativas a cargo de los ciudadanos y las empresas, suprimiendo los sellos burocráticos actualmente exigidos para el reconocimiento de documentos públicos (como, por ejemplo, una partida de nacimiento) en otro Estado miembro de la UE. Hoy en día, los ciudadanos que se trasladan a otro Estado miembro tienen que dedicar mucho tiempo y dinero a demostrar la autenticidad de los documentos públicos que les conciernen (como las partidas de nacimiento o los certificados de matrimonio) expedidos por su Estado miembro de origen. Para ello han de obtener el Certificado conocido como «Apostilla», utilizado por las autoridades públicas de otros estados como prueba de que los documentos públicos, o las firmas estampadas por los funcionarios nacionales en los documentos, son auténticos. El exceso de trámites afecta también a las empresas cuya actividad atraviesa fronteras en el mercado único de la UE. Por ejemplo, a menudo se les requiere, en sus operaciones transfronterizas, que presenten una serie de documentos públicos certificados que acrediten su personalidad jurídica. Estos requisitos se remontan a una época en la que los distintos países solo aceptaban como auténticos los documentos públicos expedidos por el ministerio de asuntos exteriores de otro país. Pero ahora, al igual que reconocemos las resoluciones judiciales de los demás países, deberíamos confiar en los registros civiles de cualquier Estado miembro sin necesidad de aval por parte del ministerio de asuntos exteriores, el ministerio de justicia u otras autoridades. Por ese motivo, la Comisión propone hoy la supresión de la «Apostilla» y de toda una serie de requisitos administrativos desfasados para certificar la autenticidad de los documentos públicos de los ciudadanos que residen y trabajan en otros Estados miembros. (RAPID, IP/13/355, 24.4.2013)

Página 1 de 2

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación