Actualidad. CDE Universitat de València

La falsificación de medicamentos viene constituyendo una grave amenaza para la salud pública de la Unión desde hace mucho. A partir de mañana, se aplicarán las nuevas normas sobre dispositivos de seguridad en los medicamentos sujetos a receta médica que se venden en la Unión.
A partir de ahora, los fabricantes tendrán que colocar un código de barras 2D y un dispositivo contra las manipulaciones en el embalaje de los medicamentos sujetos a receta médica. Las farmacias (incluidas las farmacias en línea) y los hospitales tendrán que comprobar la autenticidad de los medicamentos antes de dispensarlos a los pacientes. Este es el paso final en la aplicación de la Directiva sobre medicamentos falsificados, adoptada en 2011, que tiene por objeto garantizar la seguridad y la calidad de los medicamentos que se venden en la Unión. (RAPID, IP/19/872, 8.2.2019)

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación