Multimedia. CDE Universitat de València
Domingo, 16 Octubre 2011 08:39

Los euroescépticos y sus deseos

Los euroescépticos y sus deseos
Ante las superpotencias, nuevas y viejas, los europeos debemos permanecer unidos, o fracasaremos por separado. Si emprendemos la vía euroescéptica, los chinos sabrán sacar partido a la situación.
Durante el último medio siglo, la organización institucional de Europa ha pasado de ser un mercado común de seis Estados de Europa occidental a convertirse en una unión más amplia y completa de 500 millones de europeos y 27 países, desde Portugal hasta Estonia y desde Finlandia hasta Grecia. Diecisiete de ellos comparten una misma moneda, el euro. No hay controles fronterizos entre 25 países de la zona Schengen. (El País, 16.10.2011)

Martes, 11 Octubre 2011 11:52

Alemania nos da gato por liebre

Alemania nos da gato por liebre por Manuel Sanchís
Restaurar la confianza de los mercados financieros requiere que los principales actores políticos europeos, liderados por Berlín, asuman sus responsabilidades históricas y reconcilien la economía y la política.
La canciller Angela Merkel ha vinculado un posible fracaso del euro con el final del proyecto de construcción europea. Tiene razón. Debemos dar la bienvenida a su inquietud, pero sería mucho más reconfortante poder constatar la voluntad política de Alemania para ofrecer soluciones a esta crisis del euro en cuyo desarrollo su Gobierno tiene mucha responsabilidad. Hasta ahora, el punto focal del debate se ha centrado en los eurobonos y en la ampliación del fondo de rescate (EFSF). Estas soluciones ofrecen liquidez necesaria a corto plazo, pero exigen cambios en los Tratados. En mi opinión, desenfocan además lo que constituye el nudo gordiano de la crisis: Alemania tiene que hacer sus deberes, siguiendo las reglas vigentes de la Unión Monetaria. Existe una alternativa (que curiosamente nadie menciona), que no exigiría cambios en los Tratados y que garantizaría un reequilibrio entre los países del euro que necesitan reajustarse. Es la que pone de relieve la responsabilidad alemana, en vez de descargarla sobre los sufridos -y denostados- griegos y demás PIGS. ¡Qué solidaridad! (El País, 11.10.2011)

Página 9 de 23

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación