La Comisión publica hoy una segunda convocatoria de proyectos por un valor de 50 millones de euros en el marco de la iniciativa Acciones Urbanas Innovadoras. Las ciudades pueden solicitar y recibir directamente financiación de la UE para proyectos urbanos innovadores. En Viena se ha creado una ventanilla única de servicios públicos para acompañar a los migrantes en su itinerario de integración en la ciudad. En Madrid se han creado cuatro centros en barrios con elevadas tasas de desempleo con vistas a la creación de puestos de trabajo en los sectores de la energía, la movilidad, el reciclaje y la alimentación, a la vez que se promueve la economía solidaria.

Estos son dos de los dieciocho proyectos ganadores de la primera convocatoria de Acciones Urbanas Innovadoras publicada el año pasado. La Comisión pone en marcha hoy una segunda convocatoria para premiar a los proyectos más innovadores presentados por las propias ciudades.

La nueva convocatoria, con un presupuesto de 50 millones de euros del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), recompensará los proyectos más innovadores en tres categorías, en consonancia con las prioridades de la Agenda Urbana para la UE: la integración de los inmigrantes, la movilidad urbana y la economía circular. La convocatoria estará abierta desde hoy hasta mediados de abril de 2017 (RAPID, IP/16/4367, 16.12.2016)

¿Hacia una Europa de las personas en el espacio de libertad, seguridad y justicia?
espacio seguridadMontserrat Pi Llorens; Esther Zapater Duque (Coords.)
Marcial Pons, 2016
ISBN: 978-84-9768-782-9
Progresivamente, el desarrollo del Espacio de Libertad, Seguridad y Justicia en la Unión Europea se ha convertido en una pieza clave en la construcción de un espacio político común en el que se quiere garantizar no sólo la libertad de circulación y residencia en un entorno de estabilidad y seguridad, sino también el respeto de unos derechos básicos. El ejercicio de esta libertad de circulación comporta la aparición de nuevas situaciones de hecho y de derecho, que exigen soluciones y respuestas a la medida de los intereses de los ciudadanos. Las distintas contribuciones recogidas en la presente publicación giran en torno a cuestiones relacionadas con el método de implementación del espacio y su dimensión exterior: novedades en materia de política de inmigración; cuestiones relacionadas con la protección de los derechos humanos y algunas actuaciones exteriores de la UE a caballo entre la Política Exterior y de Seguridad y el Espacio de Libertad, Seguridad y Justicia. Desde diferentes perspectivas, en todas las contribuciones se pone de manifiesto el carácter político de la construcción del espacio de libertad, seguridad y justicia, así como las dificultades a la hora de establecer prioridades entre la protección de los derechos en este espacio político y las limitaciones derivadas de la consecución de determinados objetivos vinculados a la seguridad. [+]

La Comisión Europea presenta hoy un plan de acción para apoyar a los Estados miembros en lo que respecta a la integración de los nacionales de terceros países y a su contribución económica y social a la UE, así como una propuesta jurídica para reformar la normativa sobre migrantes altamente cualificados que llegan a la UE para trabajar, lo que ayudará a las empresas europeas a atraer a personas cualificadas y con talento de todo el mundo. Estas iniciativas responden al compromiso asumido en lasorientaciones políticas del presidente Juncker, que establecen la migración legal como una prioridad para esta Comisión.

El plan de acción de hoy ofrece un marco político común y medidas de apoyo para ayudar a los Estados miembros a fomentar y reforzar sus políticas nacionales de integración de los nacionales de terceros países. A nivel nacional, regional y local, los Estados miembros se encuentran en primera línea en lo que se refiere a la integración. El plan de acción establece medidas concretas, operativas y de apoyo financiero de la UE para sustentar sus esfuerzos.

Garantizar que los nacionales de terceros países puedan contribuir económica y socialmente a sus comunidades de acogida es un elemento clave para la prosperidad, la cohesión y el bienestar futuros de las sociedades europeas. Un estudio publicado hoy por la Comisión pone de manifiesto que, si se integran bien y rápidamente, los nacionales de terceros países pueden contribuir a un mejor funcionamiento del mercado laboral, contribuir a hacer frente a los desafíos demográficos y mejorar la sostenibilidad presupuestaria. Existe un riesgo claro de que el coste de la no integración sea más elevado que el coste de invertir en políticas de integración. (RAPID, IP/16/2041, 7.6.2016)

La crisis de refugiados más grave desde la Segunda Guerra Mundial, con más de 60 millones de refugiados y desplazados internos en todo el mundo, exige un fortalecimiento radical del sistema de migración de la UE y una respuesta europea coordinada. Si bien una reducción de los flujos es sumamente deseable, habida cuenta de la situación de desbordamiento en que se encuentran las autoridades nacionales y locales, no hay que hacerse ilusiones: la crisis de los refugiados no finalizará hasta que sus causas profundas –la inestabilidad, las guerras y el terrorismo en los países vecinos de Europa, en particular la guerra y las atrocidades de Siria— se aborden de forma definitiva.

Durante los últimos seis meses, la Comisión Europea ha trabajado en una respuesta europea rápida y coordinada, presentando una serie de propuestas destinadas a dotar a los Estados miembros de las herramientas necesarias para gestionar mejor el gran número de llegadas. Desde triplicar la presencia en el mar, pasando por un nuevo sistema de solidaridad urgente para reubicar a los solicitantes de asilo procedentes de los países más afectados, una movilización sin precedentes del presupuesto de la UE (más de 10 000 millones EUR) para hacer frente a la crisis de los refugiados y ayudar a los países más afectados, un nuevo marco de coordinación y cooperación para los países de los Balcanes Occidentales y la creación de una nueva asociación con Turquía, hasta la presentación de una ambiciosa propuesta de creación de una Guardia Europea de Fronteras y Costas: la Unión Europea está reforzando su política de asilo y migración para hacer frente a los nuevos retos. Sin embargo, aunque se han puesto en marcha elementos importantes, falta que se apliquen plenamente sobre el terreno No hay duda de que queda mucho por hacer para conseguir un sistema sostenible de gestión de la migración. (RAPID, IP/16/271, 10.2.2016)

Página 6 de 29

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación