La Comisión Europea ha propuesto hoy la creación de un certificado digital verde para facilitar la libre circulación segura dentro de la UE durante la pandemia de COVID-19. El certificado digital verde será una acreditación de que una persona ha sido vacunada contra la COVID-19, se ha recuperado de la COVID-19 o se ha realizado una prueba cuyo resultado ha sido negativo. Estará disponible, de forma gratuita, en formato digital o en papel, e incluirá un código QR para garantizar la seguridad y autenticidad del certificado. La Comisión creará una pasarela para garantizar que todos los certificados puedan verificarse en toda la UE y apoyará a los Estados miembros en la realización técnica de los certificados. Los Estados miembros seguirán siendo responsables de decidir las restricciones de salud pública de las que puedan eximir a los viajeros, pero tendrán que aplicar sus exenciones igualmente a los viajeros titulares de un certificado digital verde. | RAPID, IP/21/1181, 17.3.2021

La Comisión fija hoy su ambición de conseguir una Europa social fuerte que se centre en el empleo y las capacidades para el futuro y allane el camino hacia una recuperación socioeconómica justa, inclusiva y resiliente. El Plan de Acción del Pilar Europeo de Derechos Sociales esboza medidas concretas para seguir aplicando los principios del pilar europeo de derechos sociales entendido como un esfuerzo conjunto de los Estados miembros y la UE, con la participación activa de los interlocutores sociales y la sociedad civil. También propone los objetivos principales que la UE debería alcanzar de aquí a 2030 en materia de empleo, capacidades y protección social.

Europa tiene aquí una oportunidad para actualizar su código normativo en el ámbito social, sorteando al mismo tiempo las transformaciones derivadas de los nuevos avances sociales, tecnológicos y económicos y de las consecuencias socioeconómicas de la pandemia. La Comisión ya empezó en 2020 a poner en práctica los principios del pilar, proponiendo iniciativas relacionadas con el apoyo al empleo juvenil y los salarios mínimos adecuados. La Comisión también presenta hoy una Recomendación de la Comisión sobre un apoyo activo eficaz para el empleo tras la crisis de la COVID-19 (AAEE), con el fin de sustentar una recuperación que genere puestos de trabajo. | RAPID, IP/21/820, 4.3.2021

EPLV 2021 03 10Conferència en línia Los retos de la UE en tiempos de pandemia, a càrrec de Teresa Freixes. 
Escola Europea de Pensament Lluís Vives. Cicle Les raons d’Europa

Conferència en línia Los retos de la UE en tiempos de pandemia, a càrrec de Teresa Freixes Sanjuán. Catedràtica de Dret Constitucional i catedràtica Jean Monnet ad personam. Conferència en línia, en la plataforma Blackboard Collaborate. Organitza: Escola Europea de Pensament Lluís Vives del Vicerectorat de Cultura i Esport i el Centre de Documentació Europea de la Fundació General de la Universitat de València. Col·labora: Centre d'Excel·lència Jean Monnet sobre Integració i Globalització.

De fa dècades, la Unió Europea pretén acostar-se més a una ciutadania que li reclama respostes als problemes del dia a dia, sense ser molt conscient de quins són les competències que té la Unió i les que tenen els estats membres, sobretot quan aquests tenen, al seu torn, un repartiment intern de competències. 

La Unión Europea ha anunciado hoy que va a contribuir con un importe adicional de 500 millones de euros al Mecanismo COVAX, duplicando así su contribución hasta la fecha a esta iniciativa mundial destinada a garantizar un acceso justo y equitativo a vacunas contra la COVID-19 seguras y eficaces en los países de renta baja y media. Este nuevo compromiso nos acerca al objetivo fijado por el COVAX de entregar 1.300 millones de dosis a 92 países de renta baja y media de aquí a finales de 2021. El Equipo Europa es uno de los principales financiadores del COVAX, con más de 2.200 millones de euros, en los que se incluyen otros 900 millones de euros comprometidos hoy por Alemania.

La contribución anunciada hoy está compuesta por una nueva subvención de la UE de 300 millones de euros y por 200 millones de euros en forma de garantías del Fondo Europeo de Desarrollo Sostenible Plus (FEDS +) que cubrirán un préstamo del Banco Europeo de Inversiones. La contribución está supeditada a la adopción del Instrumento de Vecindad, Desarrollo y Cooperación Internacional (IVDCI) por parte del Consejo y el Parlamento Europeo. El préstamo del BEI que debe ser garantizado por el FEDS + debe recibir la aprobación del Consejo de Administración del BEI. Estos fondos completarán una contribución anterior de 100 millones euros en forma de subvenciones y de 400 millones de euros en forma de garantías procedentes del presupuesto de la UE.

Hasta la fecha, un total de 191 países participan en el Mecanismo COVAX, de los cuales 92 son economías de renta baja y media, y podrán acceder a las vacunas contra la COVID-19 a través del compromiso de compra anticipada de la GAVI. La mayoría de esos países se encuentran en África. Gracias a estas contribuciones, la Comisión y sus socios garantizarán opciones de compra para futuras vacunas contra la COVID-19 para todos los participantes en el Mecanismo.

Las vacunas serán adquiridas y entregadas a los países por la división de abastecimiento de UNICEF y el fondo rotatorio para el acceso a las vacunas de la OPS. La rápida llegada de vacunas seguras y eficaces contra la COVID-19 ha puesto de manifiesto que el multilateralismo y las asociaciones multiactores funcionan cuando se trata de resolver los problemas más acuciantes de nuestra época. | RAPID, IP/21/690, 19.2.2021

En un esfuerzo por garantizar un acceso rápido a las vacunas contra la COVID-19 para todos los ciudadanos de la Unión Europea y hacer frente a la actual falta de transparencia de las exportaciones de vacunas fuera de la Unión, la Comisión ha adoptado hoy medidas para exigir que tales exportaciones estén sujetas a una autorización por parte de los Estados miembros.

La Comisión ha invertido sumas importantes para aumentar la capacidad de producción de los desarrolladores de vacunas en la Unión Europea. Con ello se quería garantizar una entrega más rápida de las vacunas a los ciudadanos europeos y apoyar las estrategias de planificación y vacunación, con el objetivo último de proteger la salud pública. Por lo tanto, es razonable que la Unión Europea controle cómo se han utilizado los fondos desembolsados en el marco de los acuerdos de adquisición anticipada (AAA), especialmente en un contexto de posible escasez de vacunas esenciales contra la COVID-19. El principal objetivo es ofrecer transparencia pública a los ciudadanos europeos. Mediante este sistema de transparencia y autorización, se exigirá que las empresas notifiquen a las autoridades de los Estados miembros su intención de exportar vacunas producidas en la Unión Europea. | RAPID IP/21/307, 29.1.2021

Página 4 de 20

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación