La Comisión Europea ha aprobado un régimen de ayuda español para apoyar a la economía española en el contexto del brote de coronavirus. El régimen ha sido aprobado al amparo del Marco Temporal relativo a las medidas de ayuda estatal destinadas a respaldar la economía en el contexto del actual brote de COVID-19, adoptado por la Comisión el 19 de marzo de 2020.

Tras la aprobación por la Comisión de dos regímenes de garantía españoles el 24 de marzo, España notificó a la Comisión un nuevo régimen marco para apoyar a las empresas afectadas por el brote de coronavirus con arreglo al Marco Temporal. El régimen aprobado hoy consiste en un Marco nacional temporal relativo a las ayudas de estado que permite a las autoridades españolas (a nivel nacional, regional y local) conceder ayudas para apoyar a las empresas afectadas por el brote de coronavirus.

En concreto, gracias a este régimen las autoridades españolas podrán aportar liquidez a los autónomos, a las pymes y a las grandes empresas mediante subvenciones directas, anticipos reembolsables, ventajas fiscales y facilidades de pago, garantías para préstamos y tipos de interés bonificados para préstamos. Este régimen tiene por objeto apoyar a las empresas que se enfrentan a dificultades debido a la pérdida de ingresos y liquidez derivada del impacto económico del brote de coronavirus. En particular, ayudará a las empresas a cubrir necesidades inmediatas de capital circulante o inversión. | RAPID, IP/20/581, 2.4.2020

En estos tiempos de grave crisis es primordial salvar vidas y apoyar los medios de subsistencia. La Comisión refuerza su respuesta al proponer la creación de un instrumento de solidaridad de 100 000 millones de euros, denominado SURE, para ayudar a los trabajadores a mantener sus ingresos y a las empresas, a mantenerse a flote. Asimismo, propone reorientar todos los fondos estructurales disponibles hacia la respuesta al coronavirus. 

Los agricultores y los pescadores también recibirán ayudas, al igual que los más desfavorecidos. Todas estas medidas se basan en el presupuesto actual de la UE y aprovecharán al máximo cada euro disponible. Muestran la necesidad de un presupuesto de la UE sólido y flexible a largo plazo. La Comisión velará para garantizar que la UE pueda contar con un presupuesto fuerte con objeto de reactivarse y de avanzar en el camino hacia la recuperación. | RAPID, IP/20/582, 2.4.2020

La Comisión quiere prestar apoyo directo a los sistemas sanitarios de los Estados miembros de la UE en su combate contra la pandemia del coronavirus mediante una serie de medidas que pueden adoptarse con más eficacia a escala de la UE. A tal fin, y sobre la base del principio de solidaridad, la Comisión complementará de manera rápida, flexible y directa los esfuerzos que se están haciendo a nivel nacional. Más en concreto, y en una primera fase, la Comisión ha realizado una evaluación inicial de las necesidades y trabajará junto con los Estados miembros para precisar sus necesidades y darles prioridad.

Para financiar esta medida, la Comisión moviliza 3 000 millones EUR del presupuesto de la UE, de los cuales 2 700 millones EUR se canalizarán a través del Instrumento de Ayuda de Emergencia y 300 millones EUR a través de la capacidad de equipos médicos de rescEU. Los Estados miembros, así como particulares, fundaciones e incluso acciones de financiación participativa, podrán aportar contribuciones adicionales. | RAPID, QUANDA/20/577, 2.4.2020

Lucha contra la desinformación sobre el Covid19

Hay un nuevo virus que se está propagando por Europa. Son los bulos y la desinformación sobre el coronavirus. Internet se ha llenado de teorías conspiratorias y afirmaciones falsas acerca del Covid19, por ejemplo: «La UE no hace nada por las personas infectadas con el coronavirus».Falso. La Unión Europea no tiene autoridad en materia de sanidad, pero está buscando formas concretas de ayudar. La UE ha presentado paquetes de ayuda a la investigación y para reducir el peaje social y económico que se está cobrando el coronavirus. Además de poner en peligro nuestra salud propagando remedios no demostrados, la desinformación merma la confianza en nuestra democracia. La Unión Europea contraataca. Ha presionado a gigantes tecnológicos como Facebook, Twitter, Google y Microsoft para que detengan la propagación de bulos sobre el Covid19. Las empresas se han comprometido a combatir las mentiras sobre la pandemia y a priorizar la información fiable. Los eurodiputados han mostrado su preocupación por el peligro de este auge de noticias falsas. El equipo especial de lucha contra la desinformación de la UE ha recopilado cientos de bulos sobre el coronavirus. Según este equipo, se trata de estrategias rusas y chinas para generar división y confusión y agravar la crisis. Igual que el coronavirus, es responsabilidad de todos nosotros poner fin a la propagación de noticias falsas.Consulta fuentes como EUvsDisinfo, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades y la Organización Mundial de la Salud, así como otras fuentes oficiales fidedignas, antes de compartir información.| [EuroparlTV, 2.4.2020]

CoverAlternativas Económicas #79. Una nueva economía para salvar vidas

El coronavirus ha hecho saltar por los aires las reglas de la ortodoxia económica. El parón de la actividad prácticamente global fuerza una reorganización de la economía para ponerla al servicio del objetivo número uno: salvar vidas. Porque ni siquiera los estímulos convencionales más espectaculares se revelan suficientes. Al vértigo de la coronaeconomía le dedica Alternativas Económicas su portada y su Tema del Mes, en un número de abril que, en las excepcionales circunstancias provocadas por la pandemia del Covid-19, se ofrece exclusivamente en versión digital y en abierto a suscriptores y al conjunto de lectores.

El despliegue sobre esta crisis sanitaria y económica del número 79 de AlterEco cuenta con la opinión de los economistas Miguel Sebastián y Alejandro Inurrieta, quienes auguran cambios profundos en la estructura económica a resultas de los efectos transitorios pero brutales de la guerra contra el virus. El periodista Sebastián Serrano analiza el patrón de expansión de la enfermedad. El editorialista de la revista, Andreu Missé, apunta al papel relevante que se dibuja para las entidades financieras públicas. Y el director de la publicación, Pere Rusiñol, recoge el guante lanzado por el fundador del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), Jacques Attali: la necesidad de centrarse en  la producción de bienes esenciales, en “una economía de guerra”, al servicio de la población. Vuelve el Estado. [fichero pdf]

Página 17 de 20

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación