Constitución, política energética, reducción de la burocracia: El 1 de enero, Alemania ha tomado el relevo de la presidencia europea, y llega cargada de propósitos. Juntos, Europa puede tener éxito, es el lema de la presidencia alemana en la UE, pero el lema se transforma en programa: seis meses no son suficientes para introducir grandes cambios, por eso Berlín persigue una colaboración estrecha con Portugal y Eslovenia, los países que asumirán las siguientes presidencias. De esta manera se debe garantizar la necesaria continuidad para la política europea. El 25 de marzo será una fecha especial para la Presidencia, ya que se cumplen 50 años de la firma del Tratado de Roma, que marca el nacimiento de la Europa Unida. Coincidiendo con el aniversario de este tratado Alemania presentará la Declaración de Berlín documento elaborado junto con los otros Estados miembro que recoge los valores del proyecto europeo. [+]


Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación