La Comisión propone hoy un presupuesto nuevo, pragmático y moderno a largo plazo para el período comprendido entre 2021 y 2027. Se trata de una respuesta honesta a la realidad actual y a la expectativa de que Europa desempeñe un papel más preponderante en la seguridad y la estabilidad mundiales, en un momento inestable en el que el Brexit va a tener una incidencia considerable en nuestro presupuesto. La propuesta de hoy responde a este doble desafío por medio de recortes en el gasto y, en la misma medida, de nuevos recursos. La financiación de las principales prioridades de la Unión, incluidas las nuevas prioridades, se mantendrá o se reforzará, lo cual lleva inevitablemente a recortes en otros capítulos. Ante este complicado reto, es el momento de actuar con responsabilidad. La propuesta de presupuesto presentada hoy es, por tanto, focalizada y a la vez realista.

La propuesta de la Comisión ajusta el presupuesto de la Unión a sus prioridades políticas, tal y como se reflejaron en la agenda positiva establecida por el presidente Jean-Claude Juncker en su discurso sobre el estado de la Unión de 14 de septiembre de 2016 y acordada por los dirigentes de la EU-27 en Bratislava el 16 de septiembre de 2016 y en la Declaración de Roma de 25 de marzo de 2017. Centrándose en aquellos ámbitos en los que la Unión está mejor situada para alcanzar resultados, este es un presupuesto para una Europa que proteja, empodere y vele por la seguridad. (RAPID, IP/18/3570, 2.5.2018)

Con vistas a la reunión informal de dirigentes que se celebrará el 23 de febrero de 2018, la Comisión Europea presenta hoy diversas opciones, y las consecuencias financieras que conllevan, para lograr un presupuesto de la UE a largo plazo nuevo y moderno que permita alcanzar de forma eficiente sus prioridades a partir de 2020.

En su reunión del 23 de febrero, los dirigentes de la Unión Europea debatirán sobre cómo garantizar que las prioridades que han fijado para la Unión —el 16 de septiembre de 2016 en Bratislava y el 25 de marzo de 2017 en la Declaración de Roma— puedan ser financiadas adecuadamente y, por consiguiente, se conviertan en realidad. Ambos aspectos, es decir, definir las prioridades comunes y dotar a la Unión de los medios para alcanzarlas, son indisociables.

La Comisión contribuye a este importante debate de tres maneras: en primer lugar, facilitando los elementos fácticos necesarios en relación con el presupuesto de la UE, sus ventajas, sus logros y su valor añadido; en segundo lugar, mediante la elaboración de escenarios que ilustren el impacto financiero de las distintas decisiones estratégicas posibles; y, en tercer lugar, mostrando las consecuencias que tendría una adopción tardía del nuevo presupuesto de la UE sobre los estudiantes, los investigadores, los proyectos de infraestructura, etc. (RAPID, IP/18/745, 14.2.2018)

Tribunal de Cuentas Europeo. Informe Especial 19/2017. Regímenes de importación: las insuficiencias en el marco jurídico y una aplicación ineficaz afectan a los intereses financieros de la UE (DOUE C 418/04, 7.12.2017)

​Las mercancías que se introducen en la UE procedentes del exterior de esta están sujetas a controles aduaneros antes de su despacho a libre práctica en el territorio de la UE. El Tribunal examinó si la Comisión Europea y los Estados miembros garantizan que los regímenes de importación protegen los intereses financieros de la UE y observó importantes insuficiencias y lagunas que indican que los controles no se aplican de manera eficaz, lo que afecta negativamente a las finanzas de la UE. El Tribunal formula una serie de recomendaciones a la Comisión y a los Estados miembros para mejorar la concepción y la aplicación de los controles.

Página 6 de 26

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación