Legislación comunitaria. CDE Universitat de València

La Comisión Europea ha autorizado, en virtud del Reglamento sobre concentraciones de la UE, la propuesta de adquisición de Abertis por parte de Atlantia. Ambas son empresas líderes en la gestión de infraestructuras y autopistas de peaje. La Comisión ha llegado a la conclusión de que la entidad fusionada seguirá enfrentándose a una competencia efectiva en los mercados de referencia.

La Comisión ha llegado a la conclusión de que la operación propuesta no planteará problemas de competencia en estos mercados, debido a la presencia de otros grandes competidores importantes, al limitado solapamiento geográfico entre las redes de autopistas de Atlantia y de Abertis, y al hecho de que el mercado de las concesiones de autopistas de peaje es un mercado de licitaciones altamente regulado. (RAPID, IP/17/3941, 13.10.2017)

El organismo de la Unión Europea aporta en la actualidad en torno a 8.000 millones cada año para financiar infraestructuras. Las compañías europeas temen que la pujanza de los grupos asiáticos les aleje de los grandes proyectos internacionales.

Las grandes constructoras españolas presumen de estar presentes en buena parte de los proyectos de infraestructuras más emblemáticos del mundo pero este escenario corre peligro ante la pujanza de los grupos asiáticos, que amenazan el liderazgo mundial en el sector de las empresas europeas y de las españolas en particular. Ante esta situación, las compañías han considerado que la solución podría estar en el Banco Europeo de Inversiones (BEI), al que le pedirán que multiplique prácticamente por cuatro su aportación a los proyectos de infraestructuras. (Voz Populi, 13.11.2014)

La Comisión Europea ha abierto una investigación en profundidad para evaluar si el proyecto de adquisición de la operaciones españolas del grupo suizo de materiales de construcción Holcim («activos de Holcim») por su rival mexicana Cemex se ajusta a lo dispuesto en el Reglamento sobre concentraciones de la UE. Ambas empresas producen cemento y otros materiales de construcción a nivel mundial. A la Comisión le preocupa que la operación pueda reducir la competencia en algunas zonas de España en las que coinciden las actividades de las dos empresas. La apertura de una investigación detallada no prejuzga el resultado final de la investigación. La Comisión dispone ahora de un plazo de 90 días hábiles, hasta el 5 de septiembre de 2014, para tomar una decisión. (RAPID, IP/14/472, 23.4.2014)

La Comisión ha dado hoy un paso hacia la simplificación administrativa y para reducir los costes para las empresas de la construcción. Gracias a esta propuesta de la Comisión, los fabricantes de productos de construcción (como ladrillos, material de aislamiento, puertas, etc.) podrán cargar «declaraciones de prestaciones» informatizadas en sus sitios web. Estos documentos tienen que acompañar a cada producto de construcción vendido, comunicando sus características esenciales (resistencia al fuego, resistencia mecánica o eficiencia energética, por ejemplo). Cuando entre en vigor, las empresas que venden productos de construcción en la UE podrán hacer públicos estos certificados en línea. Actualmente, estas declaraciones deben notificarse a cada cliente por correo postal o electrónico. Tener en línea estas declaraciones permitirá una comunicación más rápida en toda la cadena de suministro, reducirá costes de producción y facilitará la venta de estos productos. Gracias a la propuesta, que viene a complementar el reciente Reglamento sobre los productos de construcción, los consumidores verán fácilmente las prestaciones que pueden esperar del producto que van a comprar, lo cual les dará más confianza. (RAPID, IP/13/1008, 30.10.2013)

Las empresas de construcción que deseen ampliar sus actividades comerciales en otro Estado miembro de la UE deben saber los retos a los que se exponen. Cabe la posibilidad de que los requisitos en materia de empleo, medio ambiente y seguridad varíen en lo que respecta a los productos y materiales de construcción. Ayer, el nuevo Reglamento sobre productos de construcción empezó a allanar los obstáculos reglamentarios y técnicos injustificados que entorpecen la libre circulación de los productos de construcción en el Espacio Económico Europeo. La industria de la construcción (incluidos los productos de construcción) tiene una enorme importancia para el bienestar económico de Europa; representa aproximadamente el 9,5 % del PIB y el 10 % de la mano de obra de la UE. El sector se halla en una situación difícil debido a la crisis económica, y sería útil que pudiera contar con un mercado interior transparente y que funcione correctamente. El Reglamento sobre los productos de construcción (RPC), que se adoptó en 2011 y es plenamente aplicable desde el 1 de julio de 2013, reforzará el mercado interior de la UE. Ayudará a los fabricantes de productos de construcción a comercializar sus productos en un marco legislativo europeo común y simplificado que utilice el marcado CE para demostrar la fiabilidad de la declaración del rendimiento de los productos. El RPC introduce asimismo medidas específicas para facilitar la vida de los pequeños fabricantes y las microempresas. (RAPID, IP/13/635, 2.7.2013)

Página 1 de 3

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación