La Comisión Europea ha autorizado, en virtud del Reglamento sobre concentraciones de la UE, la propuesta de adquisición de Abertis por parte de Atlantia. Ambas son empresas líderes en la gestión de infraestructuras y autopistas de peaje. La Comisión ha llegado a la conclusión de que la entidad fusionada seguirá enfrentándose a una competencia efectiva en los mercados de referencia.

La Comisión ha llegado a la conclusión de que la operación propuesta no planteará problemas de competencia en estos mercados, debido a la presencia de otros grandes competidores importantes, al limitado solapamiento geográfico entre las redes de autopistas de Atlantia y de Abertis, y al hecho de que el mercado de las concesiones de autopistas de peaje es un mercado de licitaciones altamente regulado. (RAPID, IP/17/3941, 13.10.2017)

El organismo de la Unión Europea aporta en la actualidad en torno a 8.000 millones cada año para financiar infraestructuras. Las compañías europeas temen que la pujanza de los grupos asiáticos les aleje de los grandes proyectos internacionales.

Las grandes constructoras españolas presumen de estar presentes en buena parte de los proyectos de infraestructuras más emblemáticos del mundo pero este escenario corre peligro ante la pujanza de los grupos asiáticos, que amenazan el liderazgo mundial en el sector de las empresas europeas y de las españolas en particular. Ante esta situación, las compañías han considerado que la solución podría estar en el Banco Europeo de Inversiones (BEI), al que le pedirán que multiplique prácticamente por cuatro su aportación a los proyectos de infraestructuras. (Voz Populi, 13.11.2014)

Página 1 de 3

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación