Dictamen del Supervisor Europeo de Protección de Datos sobre la propuesta de Decisión del Consejo relativa a la celebración del Acuerdo entre los Estados Unidos de América y la Unión Europea sobre la utilización y la transferencia de los registros de nombres de los pasajeros al Departamento de Seguridad del Territorio Nacional de los Estados Unidos (DOUE C 35/03, 9.2.2011)

Dictamen del Supervisor Europeo de Protección de Datos sobre el paquete legislativo relativo a las víctimas de la delincuencia, incluida la propuesta de Directiva por la que se establecen normas mínimas sobre los derechos, el apoyo y la protección de las víctimas de delitos y la propuesta de Reglamento relativo al reconocimiento mutuo de medidas de protección en materia civil (DOUE C 35/02, 9.2.2011)

La Unión Europea crea el derecho al olvido en la red, por Beatriz Navarro
Las señas personales son el "petróleo del siglo XXI"aunque sus titulares no lo sepan.
¿Quién sabe qué de nosotros? ¿Podemos pedir que una empresa nos olvide? ¿Cómo asegurarnos de que el sistema destruye nuestro historial de compras, nuestro perfil de cliente, nuestras fotos personales, nuestros comentarios...?
En el futuro, un nuevo principio responderá a los muchos interrogantes que se plantean en la era digital ante la inmensa cantidad de datos personales que manejan las empresas: "Mis datos son míos". Es el leitmotiv de las propuestas presentadas ayer por la comisaria europea de Justicia, Vivian Reding, decidida a devolver al ciudadano el control sobre sus datos.
La legislación, insisten, no pretende demonizar a las redes sociales ni complicar la vida a las empresas que almacenan datos personales, cada vez más con la intención de ofrecer productos más personalizados a sus clientes. La propia Reding publicitó sus propuestas desde su perfil de Twitter: "Dejamos una marca digital con cada paso que damos. Necesitamos leyes de protección de datos sólidas para este nuevo mundo feliz de los datos". (La Vanguardia, 26.1.2012)

La Comisión Europea ha propuesto hoy una reforma general de las normas de protección de datos de la UE de 1995 con objeto de ampliar los derechos a la privacidad en línea e impulsar la economía digital europea. El progreso tecnológico y la globalización han modificado profundamente las vías de obtención, acceso y utilización de los datos. Además, los 27 Estados miembros de la UE han aplicado las normas de 1995 de manera diferente, lo que ha creado divergencias en cuanto a su ejecución y cumplimiento. Mediante un único acto legislativo, se suprimirán la fragmentación y las costosas cargas administrativas actuales, lo que generará un ahorro de unos 2 300 millones EUR anuales. Esta iniciativa contribuirá a reforzar la confianza de los consumidores en los servicios en línea y, con ello, otorgará un impulso muy necesario al crecimiento, la creación de empleo y la innovación en Europa. (RAPID, IP/12/46, 25.1.2012)

Página 10 de 14

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación