Ricard Martínez
Privacidad, Estados Unidos y España. Tan lejos, tan cerca
Telos: Cuadernos de comunicación e innovación
# 97. 2014
Número monográfico dedicado a: Privacidad y seguridad en Internet. Internet como problema y como ariete de los cambios
Desde el punto de vista del bien jurídico protegido, no existen diferencias significativas en la noción de privacidad entre España y Estados Unidos. No obstante, los mecanismos de tutela del derecho a la vida privada presentan bastantes divergencias. Lo mismo sucede con el modo de entender el significado de la garantía de este derecho en la actividad empresarial. [+]

El Derecho al Olvido es la nueva regla que la UE ha legislado. Falta por responder muchas preguntas y, sobre todo, falta concretar por qué y para qué se ha hecho.
Un político que está en plena campaña por la re-elección, un médico que quiere borrar las opiniones negativas de sus pacientes y un pedófilo que quiere borrar la información de sus delitos. Esas tres personas han sido las primeras en acogerse al "Derecho de Olvido Digital" que ayer la Corte de la Unión Europea impuso a Google.
Esta ha sido la culminación, o el inicio según se mire, de una historia sin pies ni cabeza que está sucediendo ante nuestros ojos y ante la cual tan sólo podemos ser espectadores. Resumiendo: esta nueva regla garantiza a los ciudadanos de la UE que, de solicitarlo, Google debe borrar los resultados de búsqueda que lleven a una página donde se habla de él. Haciendo la comparación es como si le dijeras a tu cerebro que se olvidara del ridículo que hiciste aquella noche de borrachera. Pero sabes que eso queda ahí. Igual que la información. Y más en la era de Internet, donde todo queda, nada se borra. Es inútil legislar en este sentido con la excusa del "derecho a la privacidad" porque son cosas diferentes. Lo que la UE está haciendo es un "derecho al silencio de los demás" y eso, en mi humilde opinión, se llama censura. (Alt1040, 15.5.2014)

La UE obliga a Google a retirar enlaces con información lesiva (El País, 13.5.2014) 
“Si Google era bueno ahora es perfecto”. El abogado y calígrafo judicial Mario Costeja está satisfecho con la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que ha dictaminado que buscadores de Internet como Google deben retirar los enlaces a informaciones publicadas en el pasado si se comprueba que son lesivas para alguna persona y carecen de relevancia. Costeja ha peleado durante seis años por el derecho a cancelar en Internet datos intrascendentes. Otros 220 casos como el suyo, que enfrentan a Google con la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), están pendientes en la Audiencia Nacional. Se trata, por ejemplo, de personas que en su día cometieron una infracción o una falta que quedó recogida en archivos judiciales, publicada en el BOE o un medio de comunicación. Ciudadanos sin relevancia pública que no quieren ver su nombre ligado a esa información eternamente cuando lo teclean en un buscador.
El derecho al olvido no es un intento de reescribir la historia ni de alterar la hemeroteca. Cuando la publicación original es legítima (en un periódico, por ejemplo), no comporta el derecho a borrar esa información del soporte original. Solo se elimina de los resultados de los buscadores para que los datos lesivos no permanezcan eternamente en Internet. (El País, 13.5.2014)

Sentencia Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Asunto C-131/12 (Google Spain, S.L., Google Inc. / Agencia Española de Protección de Datos, Mario Costeja González ) de 13 de mayo de 2014
Datos personales — Protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de dichos datos — Directiva 95/46/CE — Artículos 2, 4, 12 y 14 — Ámbito de aplicación material y territorial — Motores de búsqueda en Internet — Tratamiento de datos contenidos en sitios de Internet — Búsqueda, indexación y almacenamiento de estos datos — Responsabilidad del gestor del motor de búsqueda — Establecimiento en territorio de un Estado miembro — Alcance de las obligaciones de dicho gestor y de los derechos del interesado — Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea — Artículos 7 y 8
En el asunto C‑131/12, que tiene por objeto una petición de decisión prejudicial planteada, con arreglo al artículo 267 TFUE, por la Audiencia Nacional, mediante auto de 27 de febrero de 2012, recibido en el Tribunal de Justicia el 9 de marzo de 2012, en el procedimiento entre Google Spain, S.L., Google Inc. y Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), Mario Costeja González z (Curia.europa.eu, 13.5.2014)

El alto tribunal de la UE mantiene que la directiva que obliga a las compañías telefónicas a guardar información de ciudadanos durante dos años atenta contra los derechos fundamentales
Retener los detalles de todas las comunicaciones electrónicas de los ciudadanos europeos hasta un máximo de dos años atenta contra los derechos fundamentales. El Tribunal de Justicia europeo ha tumbado la directiva comunitaria que desde 2006 obliga a las telefónicas y otras empresas de comunicaciones electrónicas a almacenar los datos personales de los ciudadanos por motivos de seguridad. La Comisión Europea ve así anulado el texto porque constituye “una injerencia de gran magnitud y especial gravedad en los derechos fundamentales” que no se limita “a lo estrictamente necesario”.
El tribunal con sede en Luxemburgo emplea una dura argumentación jurídica para desmontar una norma considerada abusiva desde su creación. Al calor de los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004 en Madrid –y posteriormente los de julio de 2005 en Londres-, Bruselas legisló para que esas compañías conservaran los datos de las comunicaciones y los pusieran a disposición de las autoridades nacionales para que rastrearan eventuales amenazas terroristas. (El País, 8.4.2014)

Sentencia Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Asuntos acumulados C-293/12 y C-594/12  (Digital Rights Ireland y Seitlinger y otros) de 8 de abril de 2014
Communications électroniques – Directive 2006/24/CE – Services de communications électroniques accessibles au public ou de réseaux publics de communications – Conservation de données générées ou traitées dans le cadre de la fourniture de tels services – Validité – Articles 7, 8 et 11 de la charte des droits fondamentaux de l’Union européenne
Dans les affaires jointes C‑293/12 et C‑594/12, ayant pour objet des demandes de décision préjudicielle au titre de l’article 267 TFUE, introduites par la High Court (Irlande) et le Verfassungsgerichtshof (Autriche), par décisions, respectivement, des 27 janvier et 28 novembre 2012, parvenues à la Cour les 11 juin et 19 décembre 2012, dans les procédures Digital Rights Ireland Ltd (C-293/12) contre Minister for Communications, Marine and Natural Resources, Minister for Justice, Equality and Law Reform, Commissioner of the Garda Síochána, Irlande, The Attorney General, en présence de: Irish Human Rights Commission, et Kärntner Landesregierung (C-594/12), Michael Seitlinger, Christof Tschohl e.a. (Curia.europa.eu, 8.4.2014)

Página 7 de 14

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación