Nuestra privacidad afronta nuevos desafíos: la publicidad basada en el comportamiento puede utilizar nuestro historial en Internet para comercializar mejor los productos; las redes sociales en Internet que utilizan 41,7 millones de europeos permiten que otros vean información personal, incluidas fotografías; y los 6 000 millones de microprocesadores inteligentes utilizados en la actualidad permiten seguir nuestros movimientos. Con ocasión del Día de la Protección de Datos que hoy se celebra, la Comisión Europea ha advertido que las normas de protección de datos deben actualizarse para mantenerse al nivel del cambio tecnológico, de manera que garanticen el derecho a la privacidad, la seguridad jurídica que la industria necesita y la implantación de las nuevas tecnologías. Las normas de la UE dicen que la información de una persona sólo puede utilizarse por razones legítimas y con su consentimiento previo. Con el Tratado de Lisboa y la Carta de los Derechos Fundamentales ya en vigor, la Comisión ha expresado hoy su deseo de crear un conjunto de normas claras y modernas para toda la UE que garanticen un nivel elevado de protección de los datos personales y de la privacidad, empezando por la reforma de la Directiva de la UE sobre protección de datos de 1995. (RAPID, IP/10/63, 28.1.2010)

Directiva 2009/136/CE de 25 de noviembre de 2009 por la que se modifican la Directiva 2002/22/CE relativa al servicio universal y los derechos de los usuarios en relación con las redes y los servicios de comunicaciones electrónicas, la Directiva 2002/58/CE relativa al tratamiento de los datos personales y a la protección de la intimidad en el sector de las comunicaciones electrónicas y el Reglamento 2006/2004 sobre la cooperación en materia de protección de los consumidores (DOUE L 337/11, 18.12.2009)

Página 14 de 14

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación