Legislación comunitaria. CDE Universitat de València

Isabel Lorente Martínez
Los derechos sucesorios del cónyuge viudo en Derecho Internacional Privado: la Sentencia del Tribunal Supremo de 28 abril 2014
Cuadernos de derecho transnacional
# 7. 1. 2015
La controvertida cuestión de las relaciones entre la Ley aplicable a las sucesiones y la Ley aplicable a los efectos del matrimonio, ha suscitado mucha confusión a nivel doctrinal, a nivel de práctica jurídica y a nivel jurisprudencial. Hasta que en este año el Tribunal Supremo ha fallado sobre esta cuestión. Y aclara y pacifica toda la confusión que despertaba este tema.[+]

La burocracia alemana y española unidas no consiguieron quitarnos la idea de casarnos. Más que nada porque cuando empiezas el lío te desmotivas un poco, pero luego piensas, bueno ya que he empezado...

Así que después de 8 meses de papeles entre Alemania y España nos dieron una fecha de boda: 19 de noviembre, miércoles, a las 12 de la mañana.

Llovía, como no podía ser de otra forma en este país, pero esta vez no íbamos en autobús, sino que alquilamos un coche; y a las 9:30 salimos para Berlín el novio, la novia y los dos testigos. No necesitábamos a nadie más, pero si hubiésemos querido público, tendríamos que haber pedido permiso y además enviar fotocopia del pasaporte de cada uno de los invitados. En definitiva: más papeles. Ah, y tampoco puedes invitar a cualquiera, ¿eh? Ya nos avisaron que no se podía aplaudir, ni gritar, ni cantar, ni ir disfrazado (!?). Así que si vuestro padre quiere cantar una salva rociera el día de vuestra boda, mejor no os caséis en una embajada. O si tenéis amigos frikis que quieran ir de elfos.

Llegamos tarde a nuestra propia boda (tráfico) pero nos casaron igual. Os resumo aquí la boda más surrealista de la historia:

Embajada en Berlin1) Aparcas el coche enfrente de la embajada y entras en la sala donde está todo el mundo haciendo sus cuestiones administrativas. Pasas una cabina de seguridad, como la de los bancos, que pita si llevas metal. Señores, ¿saben cuántos ganchos llevo en la cabeza para aguantar este bonito recogido que me ha hecho mi amiga para el día de mi boda? ¡Cómo no va a pitar! Pitó, pero pasamos.

2) En esa sala donde está la gente vestida de calle, haciendo sus cosas, y tú vestida de tiros largos, deseando firmar e irte a comer, te recoge la señora con la que has mantenido contacto durante los meses de papeleos, que te sigue hablando de usted, aunque en el último año hayas hablado más con ella que con tu madre. Y de repente, aparece el diplomático en cuestión y te secuestra al novio y al testigo. Esto no sé si lo hace con todas las parejas para darle emoción al tema o es que somos así de afortunados.

3) La señora nos lleva a la testigo y a una servidora a una sala muy barroca y allí nos deja encerradas. Unas butacas, una lámpara de araña, un tapiz con el escudo de España, la bandera, unos cuadros de algunos reyes pasados. Por cierto, los reyes nuevos, por ningún sitio, se ve que se les acabó el presupuesto cuando compraron la alfombra número 500.

4) Por fin llegan los hombres (el diplomático que casa, el testigo, el futuro marido) y allí nos leen el código civil, nos hacen decir el sí quiero, firmar a los cuatro en un libro enorme y con eso ya somos marido y mujer. ¿Nos vamos a comer ya? No.

5) Entonces el diplomático, buen hombre, nos hace un recorrido por las estancias privadas, nos cuenta los siglos que tiene cada cosa, nos abre y nos cierra puertas... Esto tampoco sé si se lo hace a todo el mundo, pero nosotros tuvimos la suerte de poder comparar la cutrez de la salita donde los expatriados tenemos que hacer trámites y el lujo de las estancias privadas.

6) Íbamos ya saliendo por la puerta, hambre pura, cuando nos intercepta la buena señora del principio y nos dice «Ustedes van a hacer ahora las capitulaciones matrimoniales, ¿no?». Esto en cristiano significa: que nos hemos casado por defecto en gananciales y queremos hacer separación de bienes. ¿Pensabais que se habían acabado los papeles? Pues no.

7) Entramos en otra sala, con el diplomático y un notario, y allí pagamos y firmamos para llevarnos un papel más a casa y cambiar nuestro régimen a separación de bienes, que nos queremos mucho, pero nunca se sabe. Así de románticos somos como ya ha quedado demostrado en esta entrada de blog y la anterior.

¿Cómo ha mejorado nuestra vida desde entonces? De momento en nada, os cuento cuando haga la declaración de la renta en unos meses.

Nos vemos en la entrega del mes que viene.

Silvia Ortiz
Consultora lingüística

http://www.silvia-ortiz-translations.com

Normalmente cuando acaba un año y empieza el siguiente, solemos hacer balance de las cosas que hicimos ese año. Yo empecé el año con una gripe (debida seguramente al cambio de temperatura Valencia-Dresde) así que tuve bastante tiempo para reflexionar sobre mis éxitos y fracasos de 2014, propósitos para 2015 y esas cosas. Hice dos cosas en 2014 que nunca pensé que haría: escribir este blog y casarme.

Lo del blog lo llevo bastante bien (pensaba que me quedaría sin ideas para escribir, pero no solo se me ocurren mil a mí, sino que mis amigos me alimentan con ideas nuevas), lo de casarme fue algo totalmente inesperado. Nunca le vi la necesidad a poner un contrato al amor, sinceramente. Hasta que entendí lo que era realmente vivir en el extranjero. No un año o dos. No como estudiante, con fecha de retorno. Vivir en el extranjero y tomarlo como algo indefinido en el tiempo, sentir que ya no eres de allí (ni de aquí) y decidir que es mejor no pensar en "el día que vuelva a España". Porque ese día está lejos, muy lejos. Es una decisión, la de quedarte, que tomas sin darte cuenta, cada vez que viajas a tu país y vives todo lo que echas de menos. Pero también todo lo que no echas en absoluto de menos. Así que aquí estoy sola. Bueno, no estoy sola, tengo a mi pareja, tengo amigos. Algunos ya se marcharon, a otras ciudades. Otros quieren marcharse. Otros acaban de llegar. Pero a los ojos del estado alemán, sí, estoy sola. Sin familia. Y en caso de que pasara algo malo (un accidente, una enfermedad larga, desempleo) estoy sola. Por supuesto mi pareja cuidaría de mí: física, mental y financieramente. No necesito un papel que lo diga, lo sé. Pero el estado alemán no lo sabe. Así que él tiene todas las obligaciones, pero ningún derecho, en eso de ser pareja. A algunos amigos les pasaron esas cosas malas que ojalá no me pasen a mí y le vimos las orejas al lobo. Así que decidimos casarnos. Sin grandes fastos. Ir y firmar y ya.

¡Ah si fuese tan fácil! Decidimos casarnos en Alemania porque era lo más práctico (menos viajes) y porque tampoco somos de la misma ciudad en España. Y con esa decisión, empezó una burocracia que duró 8 meses. Todo esto tuve que hacer para poder casarme en Alemania:

librodefamilia1) Si los dos contrayentes son españoles solo se pueden casar en la embajada/ el consulado. El consulado más cercano a Dresde es el de Berlín, a 200 km.

2) Primero hay que llamar y decir que te quieres casar. Después mandas una carta haciendo referencia a la llamada y con fotocopia de tu pasaporte y tu DNI. Sí, los dos, no una cosa o la otra, los dos documentos de los dos contrayentes. Y los de los testigos. 

3) Luego pides a tu lugar de nacimiento en España tu partida de nacimiento. Amablemente te la mandan gratuitamente a Alemania, pero esto tarda un tiempo.

4) También necesitas certificado de empadronamiento de tu ciudad en España (para inscribirte como residente en la embajada si no estás inscrito previamente), y fe de vida y estado, que es un papel que se consigue en el juzgado de tu ciudad en España solo personalmente. Además, todos los documentos tienen que tener 3 meses como mucho desde que los entregas hasta que te casas, por lo que tienes que planificar tus vacaciones a España teniendo esto en mente.

5) Y también certificado de empadronamiento de la ciudad donde vives en Alemania, que es un papel con un sello que se consigue en 5 minutos, pero que cuesta 13 euros. Ahí es nada. Esto tiene que tener 14 días como mucho.

6) Lo mandas todo por carta y vuelves a llamar, entonces te dan cita para una entrevista. Para la entrevista la embajada solo atiende hasta las 10 de la mañana. Así que te pegas el madrugón de tu vida y pides el día en el trabajo para llegar a Berlín a tiempo. Huelga decir que desde donde te deja el autobús que llega desde Dresde hasta donde realmente está la embajada se necesitan mínimo dos transportes y una hora.

7) En la entrevista te explican lo que va a pasar el día de la boda y te hacen las preguntas más extrañas sobre tu vida de pareja. Todavía no tengo claro si con la finalidad de cotillear o con otro fin superior, de secreto de estado, que se me escapa.

8) Después de la entrevista te dan una fecha para casarte, pero no fija, ya que puede cambiar en el último momento si la agenda del diplomático cambia de repente. Y tienes que estar llamando a la embajada cada semana para confirmar, reconfirmar y re-re-confirmar la fecha. Y solo casan martes, miércoles y jueves. Y solo por la mañana. 

Si después de todo esto (como digo 8 meses) todavía quieres casarte (mi teoría es que te lo ponen difícil porque de soltero se pagan más impuestos) vas a Berlín y te casan. Cómo es una boda en la embajada española de Berlín lo cuento en mi siguiente entrada de blog.

Feliz año a todos y gracias por seguir leyéndome. 

Silvia Ortiz
Consultora lingüística

http://www.silvia-ortiz-translations.com

La Comisión Europea ha publicado hoy una guía práctica para ayudar a los Estados miembros de la UE a adoptar medidas contra los matrimonios de conveniencia entre ciudadanos de la UE y nacionales de terceros países en el marco del Derecho de la UE en materia de libre circulación. La Comisión ha elaborado esta guía práctica en estrecha colaboración con los Estados miembros a raíz de las peticiones de ayuda de varios países de la UE para hacer frente a ese fenómeno. Su objetivo es ayudar a las autoridades nacionales a combatir con eficacia los matrimonios de conveniencia, al tiempo que se preserva el derecho de los ciudadanos de la UE a la libre circulación. Las orientaciones publicadas hoy contribuirán también a garantizar que las autoridades nacionales aborden este fenómeno, cuyo alcance varía considerablemente según los Estados miembros1, sobre la base de los mismos criterios de hecho y de Derecho en toda la Unión. (RAPID, IP/14/1049, 26.9.2014)

María Teresa Mielgo Álvarez
El derecho matrimonial en Europa a golpe de “clic”
Escritura pública. # 79. 2013

El Consejo de los Notariados de la Unión Europea (CNUE) ha puesto en marcha un portal con información actualizada y precisa sobre el Derecho matrimonial en vigor en los 27 socios comunitarios. En esta dirección (www.coupleseurope.eu), los ciudadanos europeos pueden recabar toda la información necesaria en 21 idiomas diferentes, sobre cuestiones relativas a los regímenes económicos matrimoniales y las consecuencias que unos u otros modelos pueden ocasionar en el patrimonio o propiedades de la pareja o de los cónyuges; en especial, aquéllas que comparten distinta nacionalidad. [+]

Familia y personas en la Unión Europea
Revista de Derecho de la Unión Europea REDUE.  # 22. 2012
Número dedicado a: Familia y personas en la Unión Europea: problemas actuales

La Revista de Derecho de la Unión Europea  persigue proporcionar un instrumento en que se plasmen las actividades llevadas a cabo por el Departamento de Derecho Administrativo de la UNED (cursos, jornadas, etc.), así como a convertirse en un medio más de expresión al servicio de los investigadores y expertos en Derecho de la Unión Europea.
[+]

CoverMerging populations
Statistics in focus. Population and social conditions 29/2012
A look at marriages with foreign-born persons in European countries.
Mixed marriages have long been considered important indicators of the social integration of immigrants, as well as potential factors of social and cultural change. By using data from two EU surveys, the percentage of persons in mixed marriage is estimated in 30 European countries over recent years. Across Europe, for the period 2008-10, on average one in 12 married persons was in a mixed marriage. [+]

Familiares de ciudadanos de la Unión Europea y registros de parejas de hecho de Comunidades Autónomas y Ayuntamientos
J.V. Lorenzo Jiménez
Revista de derecho migratoria y extranjería # 29. 1er cuatrimestre 2012

El presente trabajo tiene por objeto estudiar si dentro del concepto de familiares de ciudadanos de la Unión Europea a los que se refiere la Directiva 2004/38/CE pueden ser incluidas las parejas de hecho inscritas en alguno de los registros de parejas de hecho creados y regulados por las Comunidades Autónomas o por los Ayuntamientos. Tras un análisis de la propia Directiva y sus antecedentes, así como del Derecho interno español, tanto estatal como autonómico, se llega a una respuesta negativa, ya que el concepto de unión registrada no incluye a las uniones no matrimoniales que se inscriben en los registros españoles, y además lo contrario supondría ignorar el sistema constitucional y estatutario de distribución de competencias entre el Estado y las Comunidades Autónomas. [+]

Página 1 de 2

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación