Se dice que la pluma es más poderosa que la espada. Y en el caso de la iniciativa ciudadana puede que sea así. Estas peticiones, que requerirán un millón de firmas de un tercio de los Estados miembros, permiten plantear reformas legales para toda la UE. ¿Pero se comprometerá la Comisión Europea a llevar a la práctica la democracia directa?

El nuevo Tratado de Lisboa permite la iniciativa popular a partir de un millón de firmas. El distanciamiento que los ciudadanos están experimentando del proyecto europeo podría dar un cambio sustancial con la puesta en marcha de la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE). Se trata de una de las disposiciones más innovadoras del Tratado de Lisboa, que supone un primer paso hacia la democracia directa. La ICE es un instrumento que permite a los ciudadanos, que si consiguen el apoyo de un millón de firmas (0,2% de la población de la Unión), proponer a la Comisión Europea que presente una propuesta legislativa sobre la cuestión que consideren de su interés. Los casos relacionados con el medio ambiente, los asuntos sociales y los descalabros causados por la crisis financiera, figuran entre los temas más sensibles que pueden movilizar a los ciudadanos para pedir a la UE que se legisle sobre estas materias. (El País, 11.1.2010)

Si reúnen un millón de firmas, podrán invitar a la Comisión Europea a elaborar un proyecto de ley sobre un tema que les interese. Pero el Tratado de Lisboa, en donde se recoge por primera vez este mecanismo, da sólo sus líneas generales. Con el fin de aclarar en la práctica esta iniciativa la Comisión ha lanzado una consulta abierta a todos, en internet. Janis Emmanouilidis, politólogo señala que “cuando se menciona el millón de firmas, no se especifica de cuántos países deben proceder. También hay que definr cómo se garantiza, en la práctica, que se trata de firmas originales. El Tratado tampoco aclara qué significa invitar a la Comisión a hacer una propuesta, si Bruselas tiene obligación de hacerla o si se limita a eso, una invitación. Asi que quedan muchas cuestiones y detalles que hay que resolver”. (EuroNews, 12.11.2009)

Miércoles, 11 Noviembre 2009 09:41

Consulta pública sobre la Iniciativa Ciudadana

La Comisión Europea pone en marcha una amplia consulta pública que contribuirá a definir las modalidades prácticas de la Iniciativa Ciudadana prevista en el Tratado de Lisboa. Mediante la Iniciativa Ciudadana, un millón de ciudadanos podrán invitar a la Comisión a que presente una propuesta política concreta. La participación de los ciudadanos en la toma de decisiones es imprescindible para la democracia, afirmó Margot Wallström, Vicepresidenta de la Comisión Europea, responsable de Relaciones Institucionales y Estrategia de la Comunicación. El Tratado de Lisboa proporcionará a los ciudadanos los instrumentos necesarios para expresar su opinión e influir directamente en el proceso legislativo de la UE(RAPID, IP/09 /1696, 11.11.2009)

Página 11 de 11

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación