Legislación comunitaria. CDE Universitat de València

El informe revela un potencial de crecimiento, motivado por la demanda del consumidor, de las proteínas vegetales de la UE en los sectores de alimentos y piensos de gran calidad. La Comisión Europea ha aprobado hoy su informe sobre el desarrollo de proteínas vegetales en la Unión Europea. El informe analiza la situación de la oferta y la demanda relativa a las proteínas vegetales (como la colza, las semillas de girasol o las lentejas) en la UE y estudia cómo seguir desarrollando su producción de manera segura tanto a nivel económico como medioambiental. (RAPID, IP/18/6495, 22.11.2018)

La Comisión Europea ha decidido hoy registrar una Iniciativa Ciudadana Europea titulada «Mandatory food labelling Non-Vegetarian / Vegetarian / Vegan» (Etiquetado alimentario obligatorio «No vegeteriano / Vegetariano / Vegano»). La Iniciativa declara lo siguiente: «Los vegetarianos y los veganos tienen grandes dificultades para encontrar alimentos adecuados en toda la UE. Se ven obligados a estudiar la lista de ingredientes de cada producto alimenticio para determinar si les conviene o no comprarlo, prestando una extrema atención a una serie de ingredientes ambiguos que pueden ser de origen vegetal o animal». Los organizadores piden a la Comisión Europea que proponga etiquetas con iconos obligatorias en todos los productos alimentarios que indiquen si son no vegetarianos, vegetarianos o veganos.

La decisión de la Comisión de registrar la iniciativa solo afecta a la admisibilidad jurídica de la propuesta. La Comisión no ha analizado el fondo en esta fase. El registro de esta Iniciativa tendrá lugar el 12 de noviembre de 2018, con lo que dará comienzo un proceso de recogida de firmas de apoyo por parte de sus organizadores que durará un año. En caso de que la iniciativa reciba un millón de declaraciones de apoyo en el plazo de un año, procedentes de al menos siete Estados miembros diferentes, la Comisión deberá pronunciarse en un plazo de tres meses. La Comisión podrá decidir dar curso o no a la solicitud, pero en ambos casos deberá justificar su decisión. (RAPID IP/18/6317, 7.11.2018)

La Comisión Europea destinará 172,5 millones EUR procedentes del presupuesto agrario de la Unión a la promoción de los productos agroalimentarios de la UE en Europa y el resto del mundo.

A lo largo de los próximos tres años, se llevarán a cabo 79 campañas que abarcarán una amplia gama de productos, como los productos lácteos, la aceituna y el aceite de oliva, o las frutas y hortalizas. Los programas están diseñados para ayudar a los productores del sector agroalimentario de la UE a dar a conocer la calidad de sus productos a fin de promoverlos dentro de la Unión y abrir nuevos mercados. Así, estos programas se centran en una serie de prioridades, como poner de relieve la calidad de los alimentos europeos con indicación geográfica o los métodos de producción ecológica. De los 79 programas aprobados, 48 se dirigen a países no pertenecientes a la UE. Por otra parte, hay determinados sectores de producción con una representación destacada, como el sector hortofrutícola, al que se dedican 23 programas, si bien se incluyen igualmente otros sectores como el del queso y los productos lácteos.

Este año, se ha destinado un total de 97 millones EUR a «programas simples de promoción», presentados por una o varias organizaciones de un mismo Estado miembro. A este importe se suman 75,5 millones EUR que se destinarán a «programas múltiples», presentados por al menos dos organizaciones de un mínimo de dos Estados miembros o una o más organizaciones europeas. Los programas seleccionados han sido presentados por solicitantes de diecinueve Estados miembros. (RAPID, IP/18/6124, 16.10.2018)

El Colegio de Comisarios ha decidido hoy registrar una iniciativa ciudadana europea titulada «Eat ORIGINal! Unmask your food» (¡Come con ORIGinalidad!: desenmascara tu comida). El objetivo declarado de la iniciativa ciudadana propuesta es que se impongan declaraciones obligatorias de origen para todos los productos alimentarios a fin de prevenir el fraude, proteger la salud pública y garantizar el derecho de los consumidores a la información. La decisión de la Comisión de registrar la iniciativa solo afecta a la admisibilidad jurídica de la propuesta. La Comisión no ha analizado el fondo en esta fase.

El registro de esta Iniciativa tendrá lugar el 2 de octubre de 2018, con lo que dará comienzo un proceso de recogida de firmas de apoyo por parte de sus organizadores que durará un año. En caso de que la iniciativa reciba un millón de declaraciones de apoyo en el plazo de un año, procedentes de al menos siete Estados miembros diferentes, la Comisión deberá pronunciarse en un plazo de tres meses. La Comisión podrá decidir dar curso o no a la solicitud, pero en ambos casos deberá justificar su decisión.  (RAPID, IP/18/5811, 19.9.2019)

Página 1 de 17

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación