Jurisprudencia de la UE. CDE Universitat de València

Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Asunto C-163/18 (HQ, IP, representado legalmente por HQ, JO y Aegean Airlines SA) de 10 de julio de 2019
Procedimiento prejudicial — Transportes aéreos — Reglamento (CE) n.º 261/2004 — Normas comunes sobre compensación y asistencia a los pasajeros aéreos en caso de denegación de embarque y de cancelación o gran retraso de los vuelos — Cancelación del vuelo — Asistencia — Derecho al reembolso del billete de avión por el transportista aéreo — Artículo 8, apartado 2 — Viaje combinado — Directiva 90/314/CEE — Quiebra del organizador de viajes
En el asunto C‑163/18, que tiene por objeto una petición de decisión prejudicial planteada, con arreglo al artículo 267 TFUE, por el Rechtbank Noord-Nederland (Tribunal de Primera Instancia de los Países Bajos Septentrionales, Países Bajos), mediante resolución de 21 de febrero de 2018, recibida en el Tribunal de Justicia el 1 de marzo de 2018, en el procedimiento entre HQ, IP, representado legalmente por HQ, JO y Aegean Airlines SA (Curia.europa.eu, 10.5.2019)

Al empezar la temporada de verano, la Comisión Europea está tomando medidas para mejorar la protección de los turistas mediante la modernización de las normas de la UE sobre los viajes combinados. La Directiva de la UE sobre los viajes combinados de 1990 ha sido el fundamento de la protección ofrecida a los turistas en la Unión. Esta Directiva garantiza una amplia protección de los consumidores que reserven viajes combinados concertados que incluyan, por ejemplo, vuelos, hoteles o alquiler de automóviles. La protección incluye el derecho a recibir toda la información necesaria antes de firmar el contrato, asegurándose de que una parte es responsable de la ejecución de todos los servicios del viaje combinado, así como de garantizar la repatriación en caso de quiebra de un operador turístico (véase el cuadro 1 del anexo).
La reforma responde a una transformación fundamental del mercado de los viajes: los ciudadanos asumen cada vez más un papel más activo al adaptar las vacaciones a sus requisitos específicos, sobre todo mediante el uso de Internet para organizar su viaje en lugar de elegir viajes combinados ya listos en un folleto (gráfico 1 del anexo).
Las normas actuales son difíciles de aplicar en la era de internet, cuando los consumidores reservan cada vez más sus viajes combinados individualizados en línea (sea de un solo operador, sea de varios comercialmente relacionados), de manera que los consumidores no están seguros de sus derechos y los operadores tienen poco claras sus obligaciones. Por lo tanto, esta actualización de las normas de 1990 consiste esencialmente en adaptar la Directiva sobre viajes combinados a la era digital. Esto significa que los 120 millones de consumidores adicionales que adquieren estos viajes personalizados también quedarán protegidos por la Directiva. (RAPID, IP/13/663, 9.7.2013)

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación