Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Asunto C-784/19 (TEAM POWER EUROPE) de 3 de junio de 2021
Procedimiento prejudicial — Trabajadores migrantes — Seguridad social — Legislación aplicable — Reglamento (CE) n.º 883/2004 — Artículo 12, apartado 1 — Desplazamiento — Trabajadores cedidos por una empresa de trabajo temporal — Reglamento (CE) n.º 987/2009 — Artículo 14, apartado 2 — Certificado A1 — Determinación del Estado miembro en el que el empleador ejerce normalmente sus actividades — Concepto de “actividades sustanciales distintas de la mera gestión interna” — Inexistencia de cesión de trabajadores en el territorio del Estado miembro de establecimiento del empleador
En el asunto C‑784/19, que tiene por objeto una petición de decisión prejudicial planteada, con arreglo al artículo 267 TFUE, por el Administrativen sad — Varna (Tribunal de lo Contencioso-Administrativo de Varna, Bulgaria), mediante resolución de 4 de octubre de 2019, recibida en el Tribunal de Justicia el 22 de octubre de 2019, en el procedimiento entre «TEAM POWER EUROPE» EOOD y Direktor na Teritorialna direktsia na Natsionalna agentsia za prihodite — Varna (Curia.europa.eu, 3.6.2021)

La Comisión propone hoy una Directiva de la UE para garantizar que los trabajadores de la Unión estén amparados por salarios mínimos adecuados que les permitan vivir dignamente dondequiera que trabajen. Cuando existen salarios mínimos con una cuantía adecuada, no solo tienen un impacto social positivo, sino que también aportan beneficios económicos más amplios, ya que reducen la desigualdad salarial, ayudan a mantener la demanda interna y refuerzan los incentivos para trabajar. Unos salarios mínimos adecuados también pueden ayudar a reducir la brecha salarial de género, ya que hay un número mayor de mujeres que de hombres que percibe un salario mínimo. Además, al garantizar una competencia leal, la propuesta contribuye a proteger a los empleadores que pagan salarios dignos a sus trabajadores. La crisis actual ha afectado especialmente a los sectores con una mayor proporción de trabajadores con salarios bajos, como la limpieza, la venta al por menor, la sanidad, la atención por dependencia y la atención residencial. Asegurar una vida digna a los trabajadores y reducir la pobreza de las personas que trabajan no solo es importante durante la crisis, sino que también es esencial para que se produzca una recuperación económica sostenible e inclusiva. | RAPID/20/1968, 28.10.2020

La Comisión Europea ha declarado que dos sistemas de garantía que España va a destinar a empresas y trabajadores autónomos afectados por el brote de coronavirus son conformes a las normas de la UE en materia de ayudas estales. Los sistemas, con un presupuesto total de aproximadamente 20 000 millones EUR, fueron aprobados al amparo del Marco Temporal relativo a las medidas de ayuda estatal destinadas a respaldar la economía en el contexto del actual brote de COVID-19, adoptado por la Comisión el 19 de marzo de 2020. España notificó a la Comisión, al amparo del Marco Temporal, dos sistemas de garantía sobre nuevos préstamos y operaciones de refinanciación para i) trabajadores autónomos y pequeñas y medianas empresas (pymes); y ii) grandes empresas, todos afectados por el brote de coronavirus. Los sistemas están dotados con un presupuesto total aproximado de 20 000 millones EUR. 
Las medidas de garantía tienen como finalidad limitar los riesgos asociados a la emisión de préstamos de explotación para empresas que estén gravemente afectadas por el impacto económico del brote de coronavirus. El objetivo de las medidas es garantizar que dichas empresas cuentan con liquidez para ayudarlas a salvaguardar los puestos de trabajo y continuar sus actividades ante la difícil situación causada por el brote de coronavirus.| RAPID/IP/20/520, 24.03.2020

Organizada por la Comisión Europea, la conferencia «El futuro del trabajo: hoy, mañana, para todos», ha dirigido hoy un debate abierto sobre los principales cambios que se están produciendo en el mundo del trabajo. En la conferencia que ha tenido como anfitriones al presidente Jean-Claude Juncker, el vicepresidente Valdis Dombrovskis y el comisario Thyssen, unos quinientos participantes, entre ellos ministros, representantes de las instituciones y agencias de la UE, de los gobiernos nacionales, de los interlocutores sociales, de la sociedad civil y del mundo académico han explorado la mejor manera de aprovechar los cambios en el mundo del trabajo en beneficio de los trabajadores, las empresas, la sociedad y la economía por igual. Las transformaciones que se están produciendo a un rápido ritmo han llevado a la Unión Europea a tomar medidas para garantizar que las políticas sociales y de empleo de Europa sigan ajustándose al mundo de hoy y de mañana. Con la proclamación del pilar europeo de derechos sociales, la UE estableció veinte principios y derechos esenciales para unos mercados laborales y unos sistemas de protección social equitativos y que funcionen correctamente en el siglo XXI. En la actualidad, se está trabajando para garantizar su aplicación a nivel de la UE y de los Estados miembros. (RAPID, IP/IP/19/2016, 9.4.2019)

La propuesta de la Comisión relativa a una Recomendación sobre el acceso a la protección social para los trabajadores por cuenta ajena y los trabajadores por cuenta propia forma parte de las iniciativas que ponen en aplicación el pilar europeo de derechos sociales. La Recomendación está relacionada en particular con el principio n.º 12, según el cual «con independencia del tipo y la duración de su relación laboral, los trabajadores por cuenta ajena y, en condiciones comparables, los trabajadores por cuenta propia, tienen derecho a una protección social adecuada».

Durante la consulta pública sobre el pilar europeo, muchas partes interesadas expresaron su preocupación ante los obstáculos a los que se enfrentan los trabajadores por cuenta ajena con formas de empleo atípicas (o no convencionales) y los trabajadores por cuenta propia para acceder a la protección social. La Recomendación ayudará a los Estados miembros a adaptar sus regímenes de seguridad social a los cambios en el mundo del trabajo. Todas las personas que trabajan estarán protegidas y les resultará más fácil cambiar de empleo, de sector e incluso de situación laboral, ya que sus derechos serán mantenidos y transferidos. Se mantendrá la sostenibilidad financiera de los sistemas de seguridad social. Un aspecto esencial de la economía social de mercado europea es compartir con la mayor amplitud posible los riesgos vitales. Varios Estados miembros están emprendiendo reformas para proteger mejor a los trabajadores por cuenta ajena y por cuenta propia afectados. La finalidad de la actuación de la UE es garantizar que el progreso no sea parcial o desigual, sino que esté asegurado en los diferentes grupos, ramas de protección social y Estados miembros, creando unas condiciones de igualdad en el mercado interior. (RAPID, MEMO/18/1623, 13.3.2018)

La Comisión ha adoptado hoy una exhaustiva Nueva Agenda de las Capacidades para Europa. Su objetivo es que las personas adquieran desde pequeñas unas capacidades amplias y que se aproveche al máximo el capital humano, lo que, en última instancia, impulsará la empleabilidad, la competitividad y el crecimiento en Europa.

La Nueva Agenda de las Capacidades para Europa insta a los Estados miembros y a las partes interesadas a mejorar la calidad de las capacidades y su adecuación al mercado de trabajo. Hay estudios que indican que setenta millones de europeos no tienen la suficiente capacidad de lectura y escritura, y son todavía más los que tienen pocas capacidades de aritmética e informática. Corren así el riesgo de sufrir desempleo, pobreza y marginación. Por otra parte, muchos europeos, en particular jóvenes muy cualificados, ocupan empleos que no corresponden a su talento y aspiraciones. Al mismo tiempo, el 40 % de los empresarios europeos señalan que no consiguen encontrar personas con las capacidades adecuadas para crecer e innovar. Por último, muy pocas personas tienen el espíritu empresarial y las competencias para crear su propia empresa y seguir adaptándose a las cambiantes necesidades del mercado laboral. (RAPID, IP/16/2039, 10.6.2016)

La Generalitat, a través del Servef, ha solicitado formalmente a la Unión Europea que los extrabajadores de la empresa Bosal reciban ayudas del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG). El conseller Rafael Climent ha explicado que, si la UE lo aprueba, los trabajadores de la empresa, que se declaró en quiebra hace más de un año, podrán recibir hasta 1.600.000 euros entre 2016 y 2017, un 40 % de los cuales financiará la Generalitat junto con el Fondo Social Europeo, según un comunicado del Gobierno valenciano. Esta cantidad se destinará a la reinserción de los trabajadores en el mercado laboral a través de acciones formativas, ayudas para la orientación y seguimiento personalizado. (Valenciaplaza, 1.6.2016)

El cáncer es la primera causa de mortalidad laboral en la UE, con un 53 % del total, por lo que es el mayor riesgo individual para la salud de los trabajadores en la Unión Europea. Para mejorar la protección de los trabajadores contra los carcinógenos químicos, la Comisión propone hoy modificar la Directiva 2004/37/CE sobre carcinógenos y mutágenos, limitando la exposición a trece carcinógenos en el lugar de trabajo. (RAPID, IP/16/1656, 13.5.2016)

Página 1 de 4

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación