Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Asuntos acumulados C-422/19 y C-423/19  (VL/Szpital Kliniczny im. dra J. Babińskiego Samodzielny Publiczny Zakład Opieki Zdrowotnej w Krakowie) de 26 de enero de 2021
Procedimiento prejudicial — Política económica y monetaria — Artículos 2 TFUE, apartado 1, y 3 TFUE, apartado 1, letra c) — Política monetaria — Competencia exclusiva de la Unión — Artículo 128 TFUE, apartado 1 — Protocolo (n.º 4) sobre los Estatutos del Sistema Europeo de Bancos Centrales y del Banco Central Europeo — Artículo 16, párrafo primero — Concepto de “curso legal” — Efectos — Aceptación obligatoria de los billetes de banco en euros — Reglamento (CE) n.º 974/98 — Posibilidad de que los Estados miembros prevean limitaciones para los pagos en billetes y monedas denominados en euros — Requisitos — Norma regional que excluye el pago en efectivo de un canon audiovisual a un organismo regional de radiodifusión de Derecho público
En los asuntos acumulados C‑422/19 y C‑423/19, que tienen por objeto sendas peticiones de decisión prejudicial planteadas, con arreglo al artículo 267 TFUE, por el Bundesverwaltungsgericht (Tribunal Supremo de lo Contencioso-Administrativo, Alemania), mediante resoluciones de 27 de marzo de 2019, recibidas en el Tribunal de Justicia el 31 de mayo de 2019, en los procedimientos seguidos entre Johannes Dietrich (asunto C‑422/19), Norbert Häring (asunto C‑423/19), y Hessischer Rundfunk (Curia.europa.eu, 26.1.2021)

La Comisión Europea ha enviado hoy un pliego de cargos a MasterCard. El pliego de cargos expone la opinión preliminar de la Comisión de que las normas de MasterCard impiden a los bancos ofrecer tasas de intercambio inferiores a los minoristas de otro Estado miembro del Espacio Económico Europeo (EEE) donde las tasas de intercambio sean más elevadas. Como consecuencia de ello, los comerciantes no pueden beneficiarse de tasas inferiores en otros lugares y la competencia transfronteriza entre bancos podrá restringirse, incumpliendo las normas de defensa de la competencia europeas. El pliego de cargos también alega que las tasas de intercambio de MasterCard para las operaciones en la UE con tarjetas MasterCard emitidas en otras regiones del mundo incumplen las normas de defensa de la competencia al establecer un precio mínimo artificialmente elevado por la tramitación de estas operaciones. El envío de un pliego de cargos no prejuzga el resultado de la investigación. (RAPID, IP/15/5323, 9.7.2015)

Miércoles, 24 Julio 2013 07:00

Nueva Directiva de Servicios de Pago

Para adaptar el mercado de pagos de la UE de forma que se aprovechen las oportunidades del mercado único y apoyar el crecimiento de la economía de la UE, la Comisión Europea ha adoptado hoy un paquete que incluye: Una nueva Directiva de Servicios de Pago («DSP2»). Una propuesta de Reglamento relativo a las tasas de intercambio aplicables a las operaciones de pago con tarjeta.
Michel Barnier, Comisario de Mercado Interior y Servicios, ha declarado: «En la actualidad el mercado de pagos en la UE se halla muy fragmentado y es muy oneroso. Su coste representa más del 1 % del PIB de la UE, es decir, 130 000 millones de euros al año. Son costes que nuestra economía no puede permitirse. Nuestra propuesta promoverá el desarrollo del mercado único digital haciendo que los pagos por Internet sean más baratos y seguros, tanto para los minoristas como para los consumidores. Por otro lado, los cambios propuestos en las tasas de intercambio eliminarán un obstáculo importante entre los mercados nacionales de pago y pondrán fin al nivel injustificadamente alto de dichas tasas.» (RAPID, IP/13/730, 24.7.2013)

El desarrollo del comercio electrónico y de los servicios en línea representa un potencial considerable con efectos económicos y sociales beneficiosos. La economía de Internet crea 2,6 puestos de trabajo por cada empleo «no en línea» destruido y ofrece una mayor capacidad de elección para los consumidores, inclusive en las zonas rurales y aisladas. Las ganancias para los consumidores ligadas a los precios más bajos en línea y al mayor surtido de productos y servicios disponibles se estiman en 11 700 millones de euros, lo que equivale al 0,12 % del PIB europeo. Si el comercio electrónico representara el 15 % del comercio minorista y se eliminaran los obstáculos al mercado interior, las ganancias para los consumidores podrían alcanzar una cifra de 204 000 millones de euros, lo que representa el 1,7 % del PIB europeo. No obstante, la Comisión Europea ha observado que existen todavía muchos problemas que obstaculizan que los consumidores y las empresas adopten plenamente los servicios en línea: las normas aplicables no se suelen conocer o son inciertas, las ofertas carecen de transparencia y son difíciles de comparar y los pagos y los medios de entrega suelen ser caros e inadecuados. (RAPID, IP/12/10, 11.1.2011)

Llevar un billete de tren virtual o reembolsar a un amigo a través del teléfono móvil, hacer la compra en línea, pagar en el extranjero con su tarjeta de débito: está cambiando radicalmente la forma en que compran y pagan los ciudadanos europeos. Un entorno de pago integrado, seguro y transparente en toda la UE podría crear unos medios más modernos, eficaces y seguros de pagar, para ventaja de los consumidores, los comerciantes y los proveedores de servicios de pago. Basándose en la consulta sobre el Libro Verde adoptada hoy, la Comisión persigue recabar las opiniones de los interesados sobre la manera en que los obstáculos impiden una mayor integración del mercado y sobre las posibles soluciones. El plazo de envío de respuestas a la consulta es el 11 de abril de 2012.
Los pagos electrónicos son esenciales para todos los consumidores, sea al comprar algo en un punto de venta, sea al hacerlo en Internet. En toda la UE se usan más de 700 millones de tarjetas de pago, el comercio electrónico brinda enormes oportunidades y el número de teléfonos inteligentes está aumentando a un ritmo muy rápido. El Libro Verde analiza los obstáculos que dificultan la integración del mercado europeo en esas tecnologías de pago prometedoras. (RAPID, IP/12/11, 11.1.2011)

Disponer de una cuenta bancaria se ha convertido en una necesidad para participar plenamente en la vida económica y social del mundo moderno, en un proceso paralelo a la rápida disminución del uso de dinero en efectivo. En la sociedad de hoy, carecer de cuenta bancaria hace la vida más cara y difícil. Pagar la factura de la luz, percibir el salario o pensión o adquirir bienes y servicios se convierten en un problema. Sin embargo, según estudios recientes, aproximadamente 30 millones de consumidores de la Unión Europea mayores de 18 años no tiene cuenta en un banco. De esos 30 millones de ciudadanos «abancarios», se calcula que entre seis y siete millones se encuentran en tal situación porque la institución financiera a la que se han dirigido ha rechazado su solicitud. (RAPID, IP/11/897, 18.7.2011)

Página 1 de 2

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación