Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Asuntos C-733/19 (Países Bajos/Consejo y Parlamento) de 15 de abril de 2021
Recours en annulation – Politique commune de la pêche – Règlement (UE) no 1380/2013 – Conservation et exploitation durable des ressources halieutiques – Protection des écosystèmes marins – Règlement (UE) 2019/1241 – Mesures techniques – Annexe V, partie D – Interdiction de la pêche au chalut associé au courant électrique impulsionnel – Principe de proportionnalité – Principe de précaution
Dans l’affaire C‑733/19, ayant pour objet un recours en annulation au titre de l’article 263 TFUE, introduit le 4 octobre 2019, Royaume des Pays-Bas, représenté par Mmes M. K. Bulterman, M. L. Noort et P. Huurnink, en qualité d’agents, partie requérante, contre Conseil de l’Union européenne, représenté par M. F. Naert et Mme A. Maceroni, en qualité d’agents, Parlement européen, représenté par MM. R. van de Westelaken et I. Liukkonen ainsi que par Mme K. Zejdová, en qualité d’agents, parties défenderesses, soutenus par : République française, représentée par Mme A.-L. Desjonquères et M. J.-L. Carré, en qualité d’agents, partie intervenante (Curia.europa.eu, 15.4.2021)

aguasEl agua es la vida: La Directiva marco sobre aguas contribuye a proteger los recursos de Europa
Luxemburgo: Oficina de Publicaciones de la Unión Europea, 2011
ISBN: 978-92-19215-9

El agua es el fundamento de la vida: un recurso crucial para la humanidad y para el resto de los seres vivos. Todos la necesitamos, y no solo para beber. Nuestros ríos y lagos, nuestras aguas costeras, marítimas y subterráneas, constituyen recursos valiosos que es preciso proteger.
[+]

Europa prohíbe el comercio de los derivados de las focas por Alberto Díez Michelena.
Tras 30 años de denuncias, ecologistas consiguen la prohibición de derivados de la foca en la UE. Otros países ya habían prohibido estos productos hace años.
El 20 de agosto entró en vigor la normativa de la Unión Europea que prohíbe el comercio de productos derivados de las focas. Ésta es producto de una lucha ganada por los grupos ecologistas y de protección animal que desde hace 30 años reclaman que se prohíba la caza de las focas. La reivindicación obedece, sobre todo, a la crueldad de los métodos empleados por los cazadores, que en muy poco tiempo (apenas 20 días) en zonas muy aisladas, golpean a las focas con herramientas pesadas hasta que mueren.
La normativa de la UE sobre la caza de focas recoge dos excepciones. Se permite mantener la caza tradicional a los inuit y otras comunidades indígenas, y seguir comerciando sus productos, y no prohíbe que se vendan artículos procedentes de las matanzas controladas para mantener los ecosistemas marinos. (Diagonal, #134, 11 octubre 2010)

Página 1 de 2

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación