La Comisión Europea ha propuesto hoy nuevas normas que obligan a los países de la UE a imponer castigos más severos a quienes abusen sexualmente de menores. La propuesta también pide el procesamiento penal de actividades como la «preparación» (el hecho de trabar amistad con menores con intención de abusar sexualmente de ellos) y el «turismo sexual», incluso si el abuso de menores ha tenido lugar fuera de la UE. La Comisión quiere también que se hagan mayores esfuerzos para prevenir estos delitos y para proteger a las víctimas. En particular, quiere asegurarse de que a los delincuentes se les reserve un tratamiento adaptado, de modo que no vuelvan a cometer abuso alguno. (RAPID, IP/10/379, 29.3.2010)

Página 7 de 7

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación