La Unión Europea ha anunciado hoy que va a contribuir con un importe adicional de 500 millones de euros al Mecanismo COVAX, duplicando así su contribución hasta la fecha a esta iniciativa mundial destinada a garantizar un acceso justo y equitativo a vacunas contra la COVID-19 seguras y eficaces en los países de renta baja y media. Este nuevo compromiso nos acerca al objetivo fijado por el COVAX de entregar 1.300 millones de dosis a 92 países de renta baja y media de aquí a finales de 2021. El Equipo Europa es uno de los principales financiadores del COVAX, con más de 2.200 millones de euros, en los que se incluyen otros 900 millones de euros comprometidos hoy por Alemania.

La contribución anunciada hoy está compuesta por una nueva subvención de la UE de 300 millones de euros y por 200 millones de euros en forma de garantías del Fondo Europeo de Desarrollo Sostenible Plus (FEDS +) que cubrirán un préstamo del Banco Europeo de Inversiones. La contribución está supeditada a la adopción del Instrumento de Vecindad, Desarrollo y Cooperación Internacional (IVDCI) por parte del Consejo y el Parlamento Europeo. El préstamo del BEI que debe ser garantizado por el FEDS + debe recibir la aprobación del Consejo de Administración del BEI. Estos fondos completarán una contribución anterior de 100 millones euros en forma de subvenciones y de 400 millones de euros en forma de garantías procedentes del presupuesto de la UE.

Hasta la fecha, un total de 191 países participan en el Mecanismo COVAX, de los cuales 92 son economías de renta baja y media, y podrán acceder a las vacunas contra la COVID-19 a través del compromiso de compra anticipada de la GAVI. La mayoría de esos países se encuentran en África. Gracias a estas contribuciones, la Comisión y sus socios garantizarán opciones de compra para futuras vacunas contra la COVID-19 para todos los participantes en el Mecanismo.

Las vacunas serán adquiridas y entregadas a los países por la división de abastecimiento de UNICEF y el fondo rotatorio para el acceso a las vacunas de la OPS. La rápida llegada de vacunas seguras y eficaces contra la COVID-19 ha puesto de manifiesto que el multilateralismo y las asociaciones multiactores funcionan cuando se trata de resolver los problemas más acuciantes de nuestra época. | RAPID, IP/21/690, 19.2.2021

En un esfuerzo por garantizar un acceso rápido a las vacunas contra la COVID-19 para todos los ciudadanos de la Unión Europea y hacer frente a la actual falta de transparencia de las exportaciones de vacunas fuera de la Unión, la Comisión ha adoptado hoy medidas para exigir que tales exportaciones estén sujetas a una autorización por parte de los Estados miembros.

La Comisión ha invertido sumas importantes para aumentar la capacidad de producción de los desarrolladores de vacunas en la Unión Europea. Con ello se quería garantizar una entrega más rápida de las vacunas a los ciudadanos europeos y apoyar las estrategias de planificación y vacunación, con el objetivo último de proteger la salud pública. Por lo tanto, es razonable que la Unión Europea controle cómo se han utilizado los fondos desembolsados en el marco de los acuerdos de adquisición anticipada (AAA), especialmente en un contexto de posible escasez de vacunas esenciales contra la COVID-19. El principal objetivo es ofrecer transparencia pública a los ciudadanos europeos. Mediante este sistema de transparencia y autorización, se exigirá que las empresas notifiquen a las autoridades de los Estados miembros su intención de exportar vacunas producidas en la Unión Europea. | RAPID IP/21/307, 29.1.2021

Dos días antes de la reunión de los dirigentes europeos sobre una respuesta coordinada a la crisis de la COVID-19, la Comisión ha expuesto una serie de acciones necesarias para intensificar la lucha contra la pandemia. En una Comunicación adoptada hoy, la Comisión pide a los Estados miembros que aceleren el despliegue de la vacunación en toda la UE: en marzo de 2021, al menos el 80 % de las personas mayores de 80 años y el 80 % de los profesionales sanitarios y de asistencia social de cada Estado miembro deberían estar vacunados. En verano de 2021, los Estados miembros deberían haber vacunado al menos al 70 % de la población adulta.

La Comisión también insta a los Estados miembros a que sigan aplicando el distanciamiento físico, limitando los contactos sociales, luchando contra la desinformación, coordinando las restricciones de viaje, intensificando las pruebas e incrementando el rastreo de contactos y la secuenciación del genoma, a fin de hacer frente al riesgo derivado de las nuevas variantes del virus. Dado que en las últimas semanas se ha observado una tendencia al alza en el número de casos, es preciso redoblar los esfuerzos para apoyar a los sistemas sanitarios y hacer frente a la «fatiga de la COVID» en los próximos meses, acelerando la vacunación en general, ayudando a nuestros socios de los Balcanes Occidentales, de los países vecinos orientales y meridionales, y de África. | RAPID, IP/21/143, 19.1.2021

La Comisión está manteniendo intensas negociaciones con el fin de constituir una cartera diversificada de vacunas para los ciudadanos de la Unión a precios justos. Se han firmado contratos con AstraZeneca (400 millones de dosis), Sanofi-GSK (300 millones de dosis), Johnson & Johnson (400 millones de dosis), BioNTech-Pfizer (600 millones de dosis), CureVac (405 millones de dosis) y Moderna (160 millones de dosis). La Comisión ha mantenido conversaciones exploratorias con la empresa farmacéutica Novavax con vistas a adquirir hasta 200 millones de dosis.

De este modo, la Comisión garantiza una cartera de más de 2 000 millones de dosis. Para la Comisión era importante desde el principio constituir una cartera diversificada de vacunas basadas en diferentes tecnologías, a fin de aumentar las probabilidades de que una o varias de las vacunas experimentales fueran aprobadas por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). Si todas las vacunas experimentales resultan seguras y eficaces, los Estados miembros podrán donar parte de sus dosis a países de renta media y baja. | RAPID, QANDA-20-2467, 8.1.2021

La Comisión Europea ha concedido hoy una autorización condicional de comercialización (ACC) para la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por Moderna, lo que la convierte en la segunda vacuna contra la COVID-19 autorizada en la UE. Esta autorización sigue una recomendación científica favorable basada en una evaluación minuciosa de la seguridad, la eficacia y la calidad de la vacuna por parte de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y cuenta con el respaldo de los Estados miembros. El 30 de noviembre de 2020, Moderna presentó una solicitud de autorización de comercialización a la EMA, que ya había iniciado una revisión continua de los datos en noviembre. Gracias a esa revisión continua, la EMA ha ido evaluando la calidad, la seguridad y la eficacia de la vacuna a medida que se iba disponiendo de datos. El Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) de la EMA ha evaluado minuciosamente los datos y ha recomendado por consenso que se conceda una autorización formal condicional de comercialización. Una autorización condicional de comercialización es uno de los mecanismos reglamentarios de la UE para facilitar el acceso temprano a medicamentos que cubren una necesidad médica no satisfecha, también en situaciones de emergencia como la actual pandemia. | RAPID, IP/21/03, 6.1.2021

El acceso justo y equitativo a una vacuna contra la COVID-19 eficaz para millones de personas en África, Asia, el Caribe y el Pacífico, así como de la vecindad oriental y meridional de Europa, independientemente de sus ingresos, ha sido posible gracias a 500 millones de euros de nueva ayuda financiera europea para la iniciativa mundial de vacunas COVAX. La participación del Equipo Europa acelerará los esfuerzos mundiales para controlar la pandemia y aumentar la distribución de una vacuna eficaz tan pronto como esté disponible.

El Banco Europeo de Inversiones ha acordado hoy una financiación de 400 millones de euros para apoyar la participación de las economías de renta media y baja en el compromiso anticipado de mercado de vacunas contra la COVID-19 (COVAX AMC). Esta financiación, aprobada con gran celeridad y garantizada por el Fondo Europeo de Desarrollo Sostenible (FEDS), junto con la subvención de 100 millones de euros concedida al COVAX AMC por la Comisión Europea, permitirán acceder a vacunas seguras y eficaces contra la COVID-19 a noventa y dos países de renta media y baja. Esto permitirá a COVAX, una iniciativa multilateral destinada a garantizar un acceso justo y equitativo a escala mundial, acelerar la inversión inicial esencial para facilitar dosis de vacuna tan pronto como estén disponibles. | RAPID, IP/20/2262, 15.12.2020

https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/es/ip_20_2262

Página 1 de 2

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación