El Parlamento Europeo ha votado hoy a favor del marco financiero plurianual de la UE (MFP) para el período comprendido entre 2014 y 2020. La aprobación del PE despeja el camino para su aprobación final por el Consejo en las próximas semanas. Así han terminado dos años y medio de intensas negociaciones, desde que la Comisión presentó su propuesta el 29 de junio de 2011.
El Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, se ha congratulado de la votación de hoy declarando lo siguiente: «Este es un gran día para Europa. El Parlamento Europeo ha dado su acuerdo final al presupuesto europeo de 2014 a 2020, lo que supone la culminación de largas negociaciones. El Consejo puede proceder a dar su visto bueno final en breve. La Unión Europea invertirá casi un billón de euros en el crecimiento y la creación de puestos de trabajo entre 2014 y 2020. El presupuesto de la UE es pequeño en comparación con la riqueza nacional, pero el presupuesto de un solo año representa más dinero (en precios actuales) que todo el Plan Marshall en su época. Nuestro presupuesto moderno y orientado hacia el futuro puede repercutir realmente en la vida de los ciudadanos y contribuirá a consolidar y mantener la recuperación en curso en toda la Unión Europea. Hay fondos para poder construir nuestra salida de la crisis, apoyo financiero para quienes viven por debajo del umbral de pobreza o buscan empleo, oportunidades de inversión para las pequeñas empresas y asistencia para las comunidades locales, los agricultores, los investigadores y los estudiantes. Es un acuerdo que ayuda a todas las familias de Europa. Europa es parte de la solución». (RAPID, IP/13/1196, 19.11.2013)

Ian Begg
¿Seguirá el Reino Unido en la Unión Europea? ¿Cuál será su grado de compromiso?
La Vanguardia dossier. # 46. 2013
Ejemplar dedicado a: ¿Qué será de Europa?
Un “no” del Reino Unido a la Unión Europea no sería improbable en un referéndum susceptible de convocarse en la próxima legislatura. En un escenario donde el euroescepticismo cuenta con un indiscutible apoyo político, el próximo decenio será crucial tanto para negociar una posible salida como para definir los términos de una nueva relación. Ambas cosas no serán una tarea fácil. [+]

Dinero europeo para I+D y emprendedores, por José María Zabala
En vez de obras públicas, se primará la investigación y la eficiencia energética.
La propuesta de la Comisión Europea para el Marco Financiero Plurianual Europeo que actualmente se está negociando con los Estados miembros de la UE prevé la nada desdeñable cifra de 376.000 millones de euros destinados a las políticas de cohesión económica, social y territorial para el periodo 2014-2020, articulándose a través de los denominados tradicionalmente Fondos Estructurales Europeos, y que incluyen al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), Fondo Social Europeo (FSE), Fondo de Cohesión (FC), Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) y Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP).
De esa cifra global se estima que el conjunto de las comunidades autónomas españolas, junto con el Gobierno central, puedan recibir por asignación directa en torno a unos 26.000 millones de euros para esos próximos siete años, es decir, un 7% del total. (El País, 7.3.2013)

Los países de la Unión Europea hicieron caso omiso al Parlamento Europeo y en lugar de acordar el 8 de febrero de 2013 un presupuesto que impulse el crecimiento entre 2014 y 2020, pactaron el primer recorte de la historia de la UE. La Eurocámara ha lamentado la falta de ambición. Y ha advertido que el acuerdo de los jefes de Estado o de Gobierno de los veintisiete países de la UE no es más que el inicio del proceso. Los eurodiputados analizarán las cifras antes de votar a favor o en contra. (W3 Parlamento Europeo, 13.2.2013)

A lo largo de los últimos años, la Unión Europea y sus Estados miembros han tomado importantes medidas en respuesta a los desafíos planteados por la crisis económica y financiera. De cara al futuro, el próximo Marco Financiero Plurianual (MFP) debe garantizar que el presupuesto de la Unión Europea esté encaminado a sacar a Europa de la crisis. El presupuesto de la Unión Europea debe ser un catalizador del crecimiento y el empleo en toda Europa y en particular servir de palanca a las inversiones productivas y en capital humano. Dentro del futuro MFP, el gasto debe movilizarse para apoyar el crecimiento, el empleo, la competitividad y la convergencia, en consonancia con la Estrategia Europa 2020. Al mismo tiempo, al haberse ido reforzando la disciplina presupuestaria en Europa, es esencial que el futuro MFP refleje los esfuerzos de consolidación que están realizando los Estados miembros para encauzar el déficit y la deuda en una senda más sostenible. Debe examinarse cuidadosamente el valor de cada euro gastado, garantizando que la puesta en común de recursos, en particular, al actuar como catalizador y generar economías de escala y efectos transfronterizos y de arrastre positivos, aumente el valor añadido europeo y la calidad de los gastos previstos en el futuro MFP, contribuyendo así a que los objetivos de actuación comunes que se hayan acordado se alcancen más eficaz o rápidamente y a reducir el gasto nacional. El crecimiento sostenible y el empleo solo se reanudarán si aplicamos un planteamiento coherente y global en el que se conjuguen una consolidación presupuestaria acertada que preserve la inversión en crecimiento futuro, unas buenas políticas macroeconómicas y una estrategia de empleo activa que preserve la cohesión social. Las políticas de la UE deben respetar los principios de subsidiariedad, proporcionalidad y solidaridad, además de aportar un verdadero valor añadido. [+]

Página 5 de 6

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación