La Comisión Juncker ha hecho de la lucha contra la elusión fiscal, el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo una de sus prioridades. Hoy entra en vigor la cuarta Directiva contra el blanqueo de capitales. Refuerza las normas vigentes y hace más eficaz la lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. También mejora la transparencia para evitar la elusión fiscal. La Directiva entra en vigor en un momento en que los debates con el Parlamento Europeo y el Consejo sobre medidas adicionales que la reforzarán aún más se encuentran en una fase avanzada.

La Comisión también publica hoy un informe útil para que las autoridades de los Estados miembros puedan abordar mejor, en la práctica, los riesgos de blanqueo de capitales. Tal y como exige la nueva Directiva, la Comisión ha evaluado los riesgos relacionados con el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo ligados a diferentes sectores y productos financieros. El informe publicado hoy determina los ámbitos de mayor riesgo y las técnicas más frecuentemente utilizadas por los delincuentes para blanquear fondos ilícitos. (RAPID, IP/171732, 26.6.2017)

La Comisión Europea ha presentado hoy un paquete de medidas sobre transparencia fiscal integrado en su ambicioso programade lucha contra la elusión del impuesto de sociedades y la competencia fiscal perniciosa en la UE. Uno de los elementos fundamentales de este paquete es la propuesta destinada a introducir el intercambio automático de información entre los Estados miembros en relación con sus resoluciones fiscales.

Se considera que la elusión del impuesto de sociedades supone una merma de los presupuestos de los Estados miembros de la UE cifrada en varios miles de millones de euros anuales. La elusión socava asimismo el principio de reparto equitativo de la carga tributaria entre los contribuyentes y afecta a la competencia leal entre empresas. Estas últimas se amparan en la complejidad de las normas en materia fiscal y la falta de cooperación entre los Estados miembros para trasladar sus beneficios y reducir al mínimo sus impuestos. Por tanto, el refuerzo de la transparencia y la cooperación es vital en la lucha contra la planificación fiscal agresiva y las prácticas fiscales abusivas.

El paquete sobre transparencia fiscal que se presenta hoy tiene por objeto garantizar que los Estados miembros dispongan de la información necesaria para proteger sus bases imponibles e identificar con eficacia a las empresas que intentan eludir el pago de la parte de impuestos que les corresponde. (RAPID, IP71574610, 18.3.2015)

Página 3 de 6

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación