Documentos de la UE. CDE Universitat de València

Según el último informe anual europeo sobre la calidad de las aguas de baño, más del 85 % de las zonas de baño de Europa supervisadas el año pasado cumplían las normas de calidad más elevadas y estrictas (calidad «excelente») de la Unión Europea por la limpieza del agua. Los resultados publicados hoy ofrecen una buena indicación de dónde es probable que se encuentren las aguas de baño de calidad más alta este verano.

Un número abrumador — el 95,4 % — de las 21 831 zonas de baño supervisadas en los 28 Estados miembros de la UE cumplían los requisitos mínimos de calidad fijados por las normas de la UE, según el informe de este año de la Comisión Europea y la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA). Además, en el informe se incluyeron 300 zonas de baño supervisadas en Albania y Suiza.

El nivel de las zonas de baño que cumplen las normas de calidad «excelente» más estrictas ha aumentado ligeramente, pasando del 85,0 % en 2017 al 85,1 % el año pasado. El número de las que cumplen los requisitos de calidad «suficiente» ha pasado del 96 % en 2017 al 95,4 % en 2018. Este pequeño descenso se debe principalmente a la apertura de nuevas zonas de baño para las que todavía no se dispone del conjunto de datos de cuatro temporadas de baño necesario para la clasificación establecida en la Directiva. En 2018, 301 (o el 1,3 %) de todas las zonas de baño de la UE, Albania y Suiza fueron incluidas en la categoría «calidad insuficiente de las aguas». Este porcentaje es ligeramente inferior al del 1,4 % correspondiente a 2017. (RAPID, IP/19/2271, 6.6.2019)

Más del 85% de las zonas de baño supervisadas en Europa en 2016 cumplían las normas más estrictas, con una calidad calificada de «excelente», lo que significa que se encontraban prácticamente libres de contaminantes nocivos para la salud humana y el medio ambiente, según el informe anual sobre la calidad de las aguas de baño que se ha publicado hoy. Más del 96 % de las zonas de baño respetó los requisitos mínimos de calidad que establece la normativa de la Unión Europea.

El informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) y la Comisión Europea confirma la evolución positiva que se viene registrando desde hace cuarenta años, con aguas cada vez más limpias en las playas y lugares de baño de toda Europa. La evaluación ha compilado los análisis de muestras de aguas de baño tomadas en más de 21 000 zonas de baño costeras e interiores, por lo que ofrece una buena indicación de dónde van a encontrarse los mejores sitios con aguas de la mayor calidad el próximo verano. Las muestras de agua se analizan para comprobar la presencia de contaminación fecal ocasionada por aguas residuales o por el ganado. (RAPID IP/17/1438, 23.5.2017) 

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación