Bibliografía. CDE Universitat de València

La Comisión ha adoptado hoy un nuevo y ambicioso paquete sobre la economía circular a fin de estimular la transición de Europa hacia una economía circular que impulsará la competitividad mundial, fomentará el crecimiento económico sostenible y creará nuevos puestos de trabajo.

¿Qué es la economía circular? Para garantizar un crecimiento sostenible en la UE tenemos que utilizar nuestros recursos de una manera más inteligente y sostenible. Es evidente que el modelo lineal de crecimiento económico en el que confiábamos en el pasado no se ajusta ya a las necesidades de las modernas sociedades actuales en un mundo globalizado. No podemos construir nuestro futuro sobre el modelo del «coge, fabrica y tira». Muchos recursos naturales son finitos, por lo que debemos encontrar un modo de utilizarlos que sea medioambiental y económicamente sostenible. También a las empresas les resulta de interés económico hacer el mejor uso posible de sus recursos.

En una economía circular, el valor de los productos y materiales se mantiene durante el mayor tiempo posible; los residuos y el uso de recursos se reducen al mínimo, y los recursos se conservan dentro de la economía cuando un producto ha llegado al final de su vida útil, con el fin de volverlos a utilizar repetidamente y seguir creando valor. Este modelo puede crear empleo seguro en Europa, promover innovaciones que proporcionen una ventaja competitiva y aportar un nivel de protección de las personas y el medio ambiente del que Europa esté orgullosa. También puede ofrecer a los consumidores productos más duraderos e innovadores que aporten ahorros económicos y una mayor calidad de vida. (RAPID, MEMO/15/6204, 2.12.2015)

La Comisión cofinancia con cargo al programa LIFE proyectos a favor del medio ambiente, la naturaleza y una economía más sostenible.

La Comisión ha aprobado un paquete de inversión de 264,8 millones de euros en beneficio del medio ambiente, la naturaleza y el crecimiento ecológico en Europa. Se va a invertir en 96 proyectos nuevos de 21 Estados miembros en el marco del programa LIFE para el medio ambiente. Los proyectos incluyen medidas sobre medio ambiente y eficiencia en el uso de los recursos, la transición hacia una economía sostenible y más circular, naturaleza y biodiversidad, y gobernanza e información en el ámbito del medio ambiente. La UE cofinanciará los proyectos con una aportación de 160,6 millones de euros.

La Comisión recibió 1 117 solicitudes en respuesta a una convocatoria de propuestas que se cerró en septiembre de 2014. De esas solicitudes, se han seleccionado 96 para su cofinanciación a través de los tres componentes del programa.

Los 51 proyectos de LIFE Medio Ambiente y Eficiencia en el Uso de los Recursos movilizarán 103,3 millones de euros, 56,2 millones a cargo de la UE. Esos proyectos incluyen medidas en cinco áreas temáticas: aire, medio ambiente y salud, eficiencia en el uso de los recursos, residuos y agua. Casi la mitad de los fondos se destinará a 14 proyectos de eficiencia en el uso de los recursos, que facilitarán la transición de Europa hacia una economía más circular.

Los 39 proyectos de LIFE Naturaleza y Biodiversidad mejoran el estado de conservación de especies y hábitats amenazados y contribuyen al objetivo de la UE de detener la pérdida de biodiversidad. Disponen de un presupuesto total de 153,9 millones de euros, 100 millones de los cuales proceden de la UE.

Los 6 proyectos de LIFE Gobernanza e Información tienen por objeto sensibilizar acerca de problemas medioambientales. Cuentan con un presupuesto total de 7,5 millones de euros, y casi 4,5 millones de ellos los aporta la UE. (RAPID, IP/15/6081, 20.11.2015)

La revisión intermedia de la Estrategia de la UE sobre la biodiversidad revela que se ha avanzado en muchos ámbitos, pero subraya la necesidad de que los Estados miembros redoblen sus esfuerzos en su aplicación para detener la pérdida de biodiversidad de aquí a 2020.

La revisión intermedia de la Estrategia de la UE sobre la biodiversidad examina si la UE va por el buen camino para alcanzar el objetivo de detener la pérdida de biodiversidad de aquí a 2020. Sus resultados muestran que se ha avanzado en muchos ámbitos, pero resaltan la necesidad de redoblar los esfuerzos para que se cumplan los compromisos contraídos para su aplicación por parte de los Estados miembros. Se está poniendo en peligro la capacidad de la naturaleza para depurar el aire y el agua, para polinizar los cultivos y para limitar el impacto de las catástrofes, tales como las inundaciones, lo que puede acarrear costes imprevistos significativos para la sociedad y para nuestra economía. Un sondeo de opinión en el conjunto de la UE, publicado también hoy, confirma que la mayoría de los europeos están preocupados por los efectos de la pérdida de biodiversidad y son conscientes del impacto negativo que puede tener en la salud y el bienestar humanos y, por ende, en nuestro desarrollo económico a largo plazo.

La Unión Europea adoptó una Estrategia para detener la pérdida de biodiversidad hasta 2020. La evaluación de hoy, cuando la Estrategia se encuentra en su ecuador, subraya que deben redoblarse los esfuerzos sobre el terreno para traducir las políticas de la UE en acciones concretas. En primer lugar, los Estados miembros deben aplicar mejor la legislación de protección de la naturaleza de la UE. Más de tres cuartas partes de los importantes hábitats naturales de la Unión se encuentran en un estado de conservación desfavorable, y muchas especies están en peligro de extinción. Detener la pérdida de biodiversidad dependerá también del grado de eficacia con que se consiga integrar las inquietudes sobre la biodiversidad en las políticas de agricultura, silvicultura, pesca, desarrollo regional y comercio. La reforma de la política agrícola común brinda oportunidades en este sentido, pero el éxito de la PAC vendrá determinado por el alcance de la aplicación a escala nacional, por parte de los Estados miembros, de las medidas previstas. En última instancia, debemos reconocer y valorar nuestro capital natural, no solo dentro de nuestras zonas protegidas, sino —en un sentido más amplio— en todas nuestras tierras y mares. La Comisión está llevando a cabo un control de la adecuación de las Directivas sobre la conservación de aves y hábitats para determinar si se están consiguiendo sus valiosos objetivos de la manera más eficiente. (RAPID, IP/15/5746, 2.10.2015)

Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Asunto C-106/14 (Fédération des entreprises du commerce et de la distribution (FCD) and Fédération des magasins de bricolage et de l'aménagement de la maison (FMB) v Ministre de l'Écologie, du Développement durable et de l'Énergie) de 10 de septiembre de 2015
Procedimiento prejudicial — Medio ambiente y protección de la salud humana — Reglamento (CE) nº 1907/2006 (Reglamento REACH) — Artículos 7, apartado 2, y 33 — Sustancias extremadamente preocupantes presentes en artículos — Obligaciones de notificación y de información — Cálculo del umbral del 0,1 % peso/peso
En el asunto C‑106/14, que tiene por objeto una petición de decisión prejudicial planteada, con arreglo al artículo 267 TFUE, por el Conseil d’État (Francia), mediante resolución de 26 de febrero de 2014, recibida en el Tribunal de Justicia el 6 de marzo de 2014, en el procedimiento entre Fédération des entreprises du commerce et de la distribution (FCD), Fédération des magasins de bricolage et de l’aménagement de la Maison (FMB) y Ministre de l’Écologie, du Développement durable et de lʼÉnergie(Curia.europa.eu, 10.9.2015)

Página 6 de 42

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación