María Jesús García García
Democracia participativa y elaboración de normas europeas en el contexto de una legislación inteligente
Granada: Editorial Comares, S.L. 2019
El recurso a la participación ciudadana para legitimar democráticamente las normas europeas ha de situarse en el contexto de una política regulatoria que aboga por racionalizar la elaboración de actos legislativos, considerando que no se trata de legislar más, sino mejor. Precisamente, la participación de los ciudadanos en los procesos de producción normativa es uno de los elementos que caracterizan esta regulación de segunda generación, dirigida a la producción de normas cuya aprobación ha sido planificada de antemano, que pretenden ser efectivas y eficaces al incidir sobre cuestiones que realmente necesitan de una regulación europea, que tratan de anticipar sus efectos sobre el sector sobre el que se proyectan, y que están sometidas a un continuo proceso de evaluación durante su vigencia para detectar aquellos contendidos que pueden ser mejorados o que han devenido obsoletos o excesivamente gravosos. El resultado es la llamada legislación inteligente, que hace uso de los mecanismos de la democracia participativa y los remodela y adapta a sus necesidades y objetivos, integrándolos en los procedimientos de elaboración de normas. En este trabajo se analizan los citados mecanismos, se valora su eficacia práctica y su repercusión en el ordenamiento jurídico, poniendo de manifiesto los problemas y carencias que impiden y dificultan su completa efectividad o los distraen del objetivo principal para el que fueron concebidos, al tiempo que se realizan propuestas dirigidas a reformular su tratamiento jurídico para adecuarlos a su finalidad primigenia.

026 CDE

Tribunal de Cuentas. Informe Especial 16/2018. Revisión ex post de la legislación de la Unión Europea: un sistema bien asentado, pero incompleto (DOUE C 205/03, 14.6.2018)

La revisión ex post de la legislación es una parte fundamental de la política de mejora de la legislación de la UE, que tiene la finalidad de facilitar la consecución de los objetivos de las políticas públicas al mínimo coste y mejorar el valor añadido de las intervenciones de la UE. En su auditoría, el Tribunal evaluó si el sistema de revisión ex post de la legislación de la UE se había planificado, aplicado y gestionado y si se había controlado su calidad adecuadamente, contribuyendo así eficazmente al ciclo de mejora de la legislación. El Tribunal llegó a la conclusión de que el actual sistema de revisión de la legislación de la Comisión es satisfactorio comparado con sus equivalentes en los Estados miembros. No obstante, identificó algunas deficiencias consistentes principalmente en la falta de definiciones comunes de las cláusulas de revisión, el tratamiento poco claro de algunos tipos de revisiones y la falta de claridad del programa de adecuación y eficacia de la reglamentación (REFIT).

Página 1 de 5

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación