La Fundación Robert Schuman acaba de publicar la 4ª edición del Estado de la Unión 2010, informe Schuman sobre Europa en las ediciones Lignes de Repères. Esta edición propone análisis originales, mapas inéditos y los datos indispensables para saberlo todo sobre Europa. Como ejemplo, la contribución de Stefan Collignon, economista, sobre el tema ¿Tiene la Unión Europea una estrategia económica exterior?. Esta obra de referencia está disponible en las librerías y en el sitio Internet de la Fundación. Pídalo. [+]

Statistical portrait of the European Union 2007.
50 years of the Treaty of Rome establishing the European Economic Community.

This brochure is published on the occasion of the 50th anniversary of the signing of the Treaty of Rome establishing the European Economic Community (EEC), which occurs on 25 March 2007. It presents a collection of statistical indicators relating to the different areas covered by the preamble to the treaty, tracing the evolution of the European Community over the last five decades. Each of the eight points covered by the preamble to the Treaty is covered in this publication with a short summary of policy developments and a description of the accompanying statistics. In addition, three other sections have been added to the publication, in relation to the European Coal and Steel Community (ECSC), Euratom and Amsterdam Treaties, with information on coal and steel, energy, and education and lifelong learning opportunities. [+]

Claudio MagrisPara qué sirve Europa: Entrevista con Claudio Magris por Juan Cruz.

Cuando comenzamos esta serie le dijimos a Jorge Semprún, el intelectual español con el que la iniciamos, los nombres de los que iban a ser entrevistados en ella. Y al llegar a Claudio Magris, su colega italiano, Semprún nos dijo: Ah, ése es un verdadero europeo. Y fuimos a ver a este verdadero europeo a principios de enero. Quedamos con él en su café habitual, en Trieste. En la literatura (casi toda su obra está publicada en España por Anagrama) Magris es una celebridad; pero en este café que ahora está poblado de la niebla que ensombrece Europa y que es el preludio de una tormenta (real, no sólo metafórica), el autor de El Danubio es tan sólo un cliente, pero, por lo que se nota allí, es el más querido de todos los que frecuentan este local tranquilo. Como sus libros, él es una exhalación llena de inteligencia y de rigor; su capacidad para asociar unas referencias con otras hacen de El Danubio, sobre todo, una orgía de placer intelectual, un viaje inolvidable. (El País. Domingo, 21.2.2010)

PamukPara qué sirve Europa: Entrevista con Orhan Pamuk por Juan Cruz.
Para Turquía la idea de Europa ha perdido inocencia.

Orhan Pamuk acaba de publicar una novela que parece una historia de amor, El museo de la inocencia (editada en España por Mondadori), y que alcanza la altura de una obra maestra que versa sobre la soledad y la melancolía del hombre que no se resigna a perder la razón de la felicidad. Es un libro que subyuga al que decide adentrarse en él con la generosidad que se pide de los lectores apasionados que Pamuk busca. Y es un poema de amor a su ciudad, Estambul, en cuya casa hablamos de Europa el primer lunes de este año 2010, cerca del edificio en el que está montando, con la paciencia con la que escribió esta última novela, el Museo de la Inocencia. La novela es una ficción, pero el museo estará ahí, es ya una realidad casi tangible cuyo montaje le está dando más dolores de cabeza que los que le causó el libro, interrumpido durante algún tiempo cuando le concedieron en Estocolmo el premio Nobel en 2006. Ahora él tiene 58 años; las turbulencias que hubo hace cuatro años en torno a su figura (fue perseguido por la ultraderecha y por la justicia por sus declaraciones acerca de atentados contra los derechos humanos en Turquía) ha remitido, y ahora es otra vez un hombre feliz, risueño, contento de estar en este mundo, pero sobre todo satisfecho del paisaje humano y marino que le depara su ciudad más querida, su sitio en la tierra (y en el mar).  (El País. Domingo, 14.2.2010)

Con la firma del Tratado de Roma el 25 de marzo de 1957 vio la luz la familia europea. Cincuenta años más tarde, estamos cada vez más cerca unos de otros. Aunque tenemos culturas, lenguas y tradiciones diferentes, nuestra unidad se basa en valores comunes: libertad, democracia, Estado de derecho, respeto de los derechos humanos e igualdad. Cincuenta años más tarde, tenemos mucho que celebrar. Cincuenta años sin guerras entre ninguno de los países que ahora constituyen la UE es algo sin precedentes en la historia. La integración y la ampliación sucesiva de 6 a 27 países han sido en ello factores decisivos. En todo este tiempo, la UE se ha convertido además en una fuerza de paz en el mundo. Gracias a la colaboración se ha logrado el mercado único; la mayor zona mundial de libre comercio, una moneda única compartida por la mayoría de los ciudadanos de la UE y unas normas comunes de protección del medio ambiente y seguridad de los productos. Todo ello ha revertido en el empleo y el crecimiento y ha ampliado nuestras opciones de bienes y servicios a precios competitivos. Estos logros son únicos y merece la pena celebrarlos, pero no se ciñen sólo al pasado. Constituyen una base única para entender mejor el presente y, con la mirada en el futuro, plantearnos cómo queremos que sea Europa. [+]

How the EU changed the life of Europeans? New website and booklet underline the added value of European integration to citizens. Ahead of the 50th anniversary of the signing of the Treaty of Rome, the European Commission launched today a website and accompanying booklet, 50 Ways Forward – Europe’s Best Successes, to highlight the importance of the European Union for citizens. The project complements a range of 50th anniversary events and publications. [+]

Chris PattenChristopher Patten Ex comisario europeo, rector de la Universidad de Oxford.
Europa no da razones a Obama para que le interese.

Le dijimos a
Christopher Patten que los recientes nombramientos europeos parecían conducir las aspiraciones de la Unión a la segunda división entre los poderes del mundo. Y él nos respondió con una ironía que no es sólo británica, sino suya, de este inteligente rector de la Universidad de Oxford, capaz de hablar en latín con el Papa y de cantarle las cuarenta a los chinos mientras negociaba, como comisario del Reino Unido, el cambio de estatuto de Hong Kong. Dijo lord Patten: Es usted muy diplomático. Él ha sido diplomático, de enorme relevancia. Fue comisario europeo de Relaciones Exteriores, cerca de quien fue Alto Representante, Javier Solana, hasta esos recientes nombramientos de segunda división. De su amigo Solana dijo: Europa se empobrece sin gente como él. De su experiencia en Europa y de su trabajo en Hong Kong, este conservador que llegó a ser también presidente de su partido y ministro de Margaret Thatcher ha escrito libros punzantes en los que es especialmente poco diplomático. Se va uno de su cuarto de visitas, cerca de la Cámara de los Lores, con la sensación de que no es exactamente un tory. (El País, Domingo, 7.2.2010)

BoninoEuropa tiene que empezar a pedalear porque el mundo no se detiene.
Ahora tiene Emma Bonino 61 años y sigue siendo aquella mujer fibrosa que se autoinculpó de un aborto y lideró una campaña del Partido Radical de Marco Panella para lograr la legalización del aborto en Italia, su país. Esa campaña le puso en la geografía de la política europea, y desde entonces es una militante de las causas sociales más avanzadas y es, asimismo, una europeísta convencida cuyo entusiasmo ahora no conoce las cotas más altas. Es vicepresidenta del Senado de su país, y en ese despacho espartano que ocupa allí nos recibió un día de enero, cuando acababa de aceptar el reto de competir por la presidencia de la región del Lazio en las elecciones próximas. Sigue teniendo el carácter fibroso con el que lidió, como comisaria europea, con la pesca, el comercio, la ayuda humanitaria, los asuntos sociales y todo aquello que cayó en la red de esta persona que irradia energía. Ella fue la que le preguntó a Felipe González, presidente del comité de sabios sobre el futuro europeo, para qué sirve Europa. Ella tiene una experiencia que le permite elaborar una respuesta. (El País, 24.1.2010)

Jorge Semprún (Madrid, 1923) tiene en la raíz de su biografía, que es la de su literatura, la idea de Europa como una herida y como una esperanza. Hablamos con él en diciembre, en su casa de París. El asunto, Europa. España preside la Unión Europea este semestre. Un español, amigo de Semprún, Felipe González, que le tuvo en uno de sus últimos Gobiernos como ministro de Cultura, acababa de decir que Europa es una buena idea, pero, todavía, una mala práctica. No lo decía desde cualquier sitio: ahora González (que esta semana fue invitado por el presidente Zapatero a un comité de sabios europeos) preside el Grupo de Reflexión sobre el Futuro de Europa, así que lo que dice sobre la UE tiene gran relevancia. Fuimos a hablar con Semprún, el autor de La escritura o la vida, justamente para preguntarle por el porvenir del suelo (¿y del alma?) que pisamos. Es la primera de una serie de conversaciones con europeos relevantes acerca del futuro europeo. (El País, 10.1.2010)

Página 7 de 8

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación