Sentencia del Tribunal General de la Unión Europea. Asuntos acumulados T-50/06 (RENV II Irlanda/Comisión) y T-69/06 (RENV II Aughinish Alumina/Comisión), en el asunto T-56/06 RENV II Francia/Comisión y en los asuntos acumulados T-60/06 RENV II Italia/Comisión y T-62/06 RENV II Eurallumina/Comisión de 22 de abril de 2015
Ayudas de Estado — Directiva 92/81/CEE — Impuestos especiales sobre los hidrocarburos — Hidrocarburos utilizados como combustible para la producción de alúmina — Exención del impuesto especial — Conformidad de la exención con una decisión de autorización del Consejo en virtud del artículo 8, apartado 4, de la Directiva 92/81 — Presunción de legalidad de los actos de la Unión — Seguridad jurídica — Buena administración
En los asuntos acumulados T‑50/06 RENV, T‑56/06 RENV, T‑60/06 RENV, T‑62/06 RENV y T‑69/06 RENV, Irlanda, representada inicialmente por el Sr. D. O’Hagan, y posteriormente por la Sra. E. Creedon, en calidad de agentes, asistidos por el Sr. P. McGarry, Barrister, parte demandante en el asunto T‑50/06 RENV, República Francesa, representada por los Sres. G. de Bergues y J. Gstalter, en calidad de agentes, parte demandante en el asunto T‑56/06 RENV, República Italiana, representada por los Sres. G. Aiello, G. De Bellis y S. Fiorentino, avvocati dello Stato, parte demandante en el asunto T‑60/06 RENV, Eurallumina SpA, con domicilio social en Portoscuso (Italia), representada por el Sr. R. Denton y la Sra. L. Martin Alegi, Solicitors, parte demandante en el asunto T‑62/06 RENV, Aughinish Alumina Ltd, con domicilio social en Askeaton (Irlanda), representada por el Sr. J. Handoll y la Sra. C. Waterson, Solicitors, parte demandante en el asunto T‑69/06 RENV, contra Comisión Europea, representada por los Sres. V. Di Bucci, N. Khan y D. Grespan y la Sra. K. Walkerová, en calidad de agentes, parte demandada  (Curia.europa.eu, 22.4.2016)

Carlos Echeverría Jesús
Europa y la dependencia de hidrocarburos
Política Exterior # 165. 2015
Si Europa quiere reducir la dependencia energética de Rusia, este es el momento. El menor consumo de energía por la crisis y la debilidad de la economía rusa crean las condiciones para impulsar los proyectos mediterráneos. Las incógnitas están en el futuro de Libia y Nigeria. La inestabilidad en el este y sur de la Unión Europea, con los conflictos de Ucrania e Irak y los problemas crónicos en el Sahel y en Nigeria, tiene implicaciones para el abastecimiento presente y futuro de los hidrocarburos en Europa y para la consolidación de proyectos energéticos del pasado. Los altos precios que paga Europa por la energía, en comparación con Estados Unidos o Rusia, se deben a la dependencia europea del exterior –Rusia, Catar, Argelia, países de Oriente Próximo, o de Nigeria, entre otros– y a las exigencias en materia de eficiencia energética y de lucha contra el cambio climático. [+]

Gonzalo Escribano Francés, Enrique San Martín González
La Unión Europea y el buen gobierno de los recursos energéticos
Revista CIDOB Afers Internacionals
# 108. 2014
Número monográfico: La Unión Europea y el orden mundial. Adptación o atrincheramiento (Ed. Esther Barbé)
El buen gobierno de los recursos energéticos y su papel en el desarrollo de los países productores de hidrocarburos es unárea de creciente interés en la agenda global. La Unión Europea, como actor que reúne la doble condición de gran importador mundial de hidrocarburos y promotor de normas para el buen gobierno, tiene un interés especial en el desarrollo de estándares para la mejora de la gobernanza de los recursos energéticos. Este artículo analiza el papel de la UE en dicha gobernanza, distinguiendo entre sus actuaciones en el plano institucional y las implicaciones prácticas de las mismas en su suministro de gas y petróleo. [+]

Pedro Antonio Merino, Mª Teresa Nonay
Europa, España y el cambio del paisaje energético
Estudios de Economía Exterior.
# 68. 2014 
¿Será posible reproducir el éxito alcanzado en EE UU con la revolución del ‘tight oil’ y el ‘shale gas’ en otras regiones del mundo? En España, en materia de hidrocarburos no convencionales está todo por hacer. En Europa, la competitividad de su industria está en juego. Desde que el presidente Richard Nixon se dirigió a los ciudadanos estadounidenses en noviembre de 1973 prometiéndoles la independencia energética, hablar de política energética en EE UU, y en el mundo occidental en general, ha sido hablar de escasez de recursos y dependencia exterior. Cuando Nixon pronunció su discurso, ­EE UU importaba aproximadamente el 35 por cien de su consumo de petróleo. En 2008 estaba importando el 66 por cien. En ese periodo, la producción doméstica de petróleo descendió más de un tercio en el país. Y también lo hizo, aunque en menor medida (un siete por cien), la de gas natural. Así, en 2008, todo apuntaba a que EE UU se convertiría en un gran importador tanto de crudo como de gas natural en forma de costoso gas natural licuado (GNL), para lo que se construyeron varias plantas de regasificación. [+] 

Teresa Ribera, Thomas Spencer, Oliver Sartor, Mathilde Mathieu
La Unión Europea y la revolución americana de los no convencionales
Estudios de Economía Exterior
# 68. 2014
Para Europa no cabe pensar en escenarios de producción de hidrocarburos no convencionales en el corto plazo similares a los de EE UU y es dudoso que existan ventajas comparativas suficientes. La apuesta más segura es el impulso de la eficiencia y las tecnologías renovables. En poco más de cinco años la explotación de hidrocarburos no convencionales en América del Norte se ha convertido en uno de los factores más relevantes en la prospectiva energética global. Así lo confirmó la Agencia Internacional de la Energía (AIE) que, en su World Energy Outlook 2012, apuntaba la incidencia geopolítica de un Estados Unidos “autosuficiente” o, incluso, exportador neto de gas. [+]

España ha pasado 10 años gravando a los contribuyentes con un impuesto ilegal. La justicia europea tumbó ayer el céntimo sanitario, un recargo al consumo de hidrocarburos aprobado en 2002 para financiar la sanidad. Tras varios años de recelos en Bruselas respecto a ese impuesto, el Tribunal Europeo de Justicia ha certificado su muerte. El gravamen era contrario al derecho comunitario y, por tanto, el Estado debe devolver las cantidades cobradas indebidamente. Entre 2002 y 2011, esta figura tributaria recaudó algo más de 13.000 millones de euros, aunque la cantidad que podrán recuperar los contribuyentes será muy inferior. (El País, 27.2.2014)

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación