Miércoles, 21 Abril 2010 08:02

Schengen, la Europa de verdad

http://www.presseurop.eu/es/content/article/235571-schengen-la-europa-de-verdad

Schengen, la Europa de verdad, por Jagienka Wilczak. 
Hasta que no se incorporaron al espacio de libre circulación europeo en 2007, los polacos no se sintieron verdaderamente parte de la Unión. El exclusivo club de Schengen sigue encarnando el paraíso para los que no tienen acceso a él, cuenta el semanario Polityka. La localidad de Schengen fue testigo en junio de 1985 del acuerdo suscrito por Francia, Alemania, Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo, con vistas a abolir progresivamente los controles en sus fronteras comunes y a instaurar la libre circulación de personas, tanto residentes en los Estados firmantes como procedentes de otros países comunitarios y extracomunitarios. Sus disposiciones entraron en vigor en marzo de 1995. Por aquella época, nos sentíamos ciudadanos de segunda, sentimiento que perduró incluso tras la adhesión de Polonia a la Unión en 2004. Éramos objeto de controles en las fronteras, mientras que, todos los demás, mejores europeos que nosotros, no tenían que presentar nunca el pasaporte. Nosotros hacíamos cola mientras ellos proseguían su camino, conscientes de la facilidad de viajar sin perder un segundo, gozando del importante ahorro que suponía y limitando los puestos de inmigración a las fronteras exteriores de la Unión. (Polityka, 20.4.2010)

El Código de Visados de la UE entrará en vigor a partir del 5 de abril. El Código de Visados reúne en un documento único todas las disposiciones jurídicas que regulan las decisiones sobre visados. Incrementa la transparencia, desarrolla la seguridad jurídica y garantiza la igualdad de trato de los solicitantes, al mismo tiempo que armoniza las normas y prácticas para los Estados Schengen (22 Estados miembros y 3 Estados asociados) que aplican la política común de visados. (RAPID, IP/10/387, 30.3.2010)

Viernes, 11 Diciembre 2009 10:07

El imparable movimiento de la población

La inmigración, ya sea interna o de otros lugares, suscita debates en la mayoría de los países de Europa. Sin embargo, según apunta el semanario polaco Polityka, es indispensable a largo plazo, siempre que se creen las condiciones favorables y de manera común. Las últimas ampliaciones de la UE han ido acompañadas por un gran temor de que hordas procedentes del Este invadan el resto de Europa. Las medidas de restricción de acceso de los ciudadanos de los nuevos Estados miembros al mercado laboral han surtido efecto. El espantajo del "fontanero polaco" (estereotipo que amenazaba con acaparar este sector en otros países) funcionó hasta que la Comisión hizo cálculos y constató que al final el número de fontaneros polacos en Francia se limitaba a 147. Pero algunos países de la UE siguen sin abrir su mercado laboral a los nuevos miembros. Austria y Alemania pretenden mantener las medidas transitorias hasta 2011. Para Bulgaria y Rumanía siguen cerrados los mayores mercados europeos, como el británico, el francés o el alemán. (Polityka, 11.12.2009)

Inmigracion


Página 8 de 9

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación