Premios y Becas. CDE Universitat de València

Para el próximo presupuesto a largo plazo de la UE (2021-2027), la Comisión propone la creación de un Programa de Apoyo a las Reformas y de una Función Europea de Estabilización de las Inversiones. Ambas propuestas forman parte de una agenda más amplia para profundizar en la Unión Económica y Monetaria europea y hacer uso del presupuesto de la UE para reforzar el funcionamiento y la resiliencia de las economías interdependientes de nuestros países.

Las propuestas combinan los principios fundamentales de solidaridad y responsabilidad a todos los niveles y dan cumplimiento a los compromisos asumidos por el presidente Juncker en su Discurso del Estado de la Unión 2017. También se basan en las ideas que figuran en el Informe de los cinco presidentes de junio de 2015, el documento de reflexión de mayo de 2017 y la hoja de ruta de la Comisión para profundizar en la Unión Económica y Monetaria europea del pasado mes de diciembre, con tres principios centrales: unidad, eficiencia y responsabilidad democrática. Las propuestas de hoy asentarán firmemente la zona del euro en el presupuesto a largo plazo de la Unión.

El Programa de Apoyo a las Reformas ofrecerá apoyo a las reformas prioritarias en todos los Estados miembros de la UE, con un presupuesto global de 25 000 millones de euros. Abarca tres elementos: un Instrumento Operativo de Reforma para prestar apoyo financiero a las reformas; un Instrumento de Apoyo Técnico para ofrecer y compartir conocimientos técnicos; y un Instrumento de Convergencia para los Estados miembros en vías de adoptar el euro.

La Función Europea de Estabilización de las Inversiones contribuirá a la estabilización de los niveles de inversión pública y facilitará la rápida recuperación económica en caso de perturbaciones económicas importantes en los Estados miembros de la zona del euro y en los que participen en el mecanismo europeo de tipos de cambio (MTC II). Esta Función complementará la función de los estabilizadores automáticos nacionales existentes. Con sujeción a criterios estrictos acordes con políticas macroeconómicas y fiscales sólidas, podrán movilizarse rápidamente préstamos por un importe máximo de 30 000 millones de euros, junto con una bonificación de intereses para cubrir su coste. (RAPID, IP/18/3972, 31.5.2018)

Al presentar una Hoja de ruta con acciones y medidas concretas, la Comisión Europea cumple hoy el compromiso asumido por el presidente Jean-Claude Juncker en su Discurso sobre el Estado de la Unión de 2017 y lo expuesto en el Informe de los Cinco Presidentes de 2015 para profundizar en la Unión Económica y Monetaria europea. Partiendo de la idea que figura en el Informe de los Cinco Presidentes de junio de 2015 y en los documentos de reflexión sobre la profundización de la Unión Económica y Monetaria y el futuro de las finanzas de la UE de la primavera de 2017, la Comisión Europea presenta hoy una Hoja de ruta para profundizar en la Unión Económica y Monetaria, con medidas concretas que se deberán tomar durante los dieciocho próximos meses. También se presentan varias iniciativas dentro de este paquete. El objetivo es reforzar la unidad, la eficiencia y la rendición de cuentas democráticade la Unión Económica y Monetaria europea de aquí a 2025.

El presidente Juncker ha declarado: «Tras años de crisis, ha llegado la hora de que tomemos las riendas del futuro de Europa. El fuerte crecimiento económico actual nos anima a avanzar para velar por que nuestra Unión Económica y Monetaria esté más unida, sea más eficaz y democrática y funcione para todos los ciudadanos europeos. El mejor momento para hacer obras es cuando hace buen tiempo».

La profundización de la Unión Económica y Monetaria (UEM) es un medio para alcanzar un fin: más empleo, crecimiento, inversión, justicia social y estabilidad macroeconómica. La moneda única ofrece protección y oportunidades a los europeos, y una zona del euro fuerte y estable es esencial para sus miembros, así como para la UE en su conjunto. En los últimos años se han producido importantes reformas institucionales para reforzar la UEM en Europa, pero su estructura sigue estando incompleta. La Hoja de ruta de hoy refleja los retos pendientes y establece el camino a seguir.

La crisis económica y financiera que afectó a Europa no se inició en la zona del euro, pero puso al descubierto algunas de sus deficiencias institucionales. Transcurridos casi diez años, gracias a los esfuerzos realizados a todos los niveles, Europa está experimentando una recuperación firme y el crecimiento económico se ha extendido a todos los Estados miembros. El desempleo registra sus cifras más bajas desde 2008, mientras que el clima económico es el mejor desde el año 2000. Los europeos también manifiestan el apoyo más alto a la moneda única desde la introducción de los billetes y monedas en euros. (RAPID, IP/17/5005, 6.12.2017)

Página 1 de 23

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación