La Comisión Europea ha decidido hoy registrar una Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) titulada «Salvar el planeta trasladando la fiscalidad del trabajo a las emisiones de gases de efecto invernadero».

Los organizadores de la iniciativa piden a la Comisión que refuerce el paquete de medidas «Objetivo 55» y el sistema de tarificación del carbono de la UE estableciendo una eliminación progresiva más rápida de los derechos de emisión gratuitos y permitiendo un precio del carbono ilimitado para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones. También piden la redistribución de una parte sustancial de los ingresos procedentes de la tarificación del carbono a los hogares de rentas bajas, reforzando el Fondo Social para el Clima de la UE y la promoción de la creación de un «Club del Clima» en el que los países participantes adopten una tarificación sólida del carbono, teniendo debidamente en cuenta la redistribución de los ingresos procedentes de la tarificación del carbono a los hogares de rentas bajas. | RAPID, IP/24/2526, 13.5.2024

La Comisión ha publicado hoy una evaluación de impacto detallada sobre las posibles vías para alcanzar el objetivo acordado de lograr que la Unión Europea sea climáticamente neutra de aquí a 2050. Sobre la base de esta evaluación de impacto, la Comisión recomienda una reducción neta del 90 % de las emisiones de gases de efecto invernadero de aquí a 2040 con respecto a los niveles de 1990, iniciando un debate con todas las partes interesadas; la próxima Comisión presentará una propuesta legislativa tras las elecciones europeas, que se acordará con el Parlamento Europeo y los Estados miembros, tal como exige la Legislación Europea sobre el Clima. Esta recomendación está en consonancia con el dictamen del Consejo Científico Consultivo Europeo sobre Cambio Climático (ESABCC) y con los compromisos de la UE en virtud del Acuerdo de París.

La Comunicación de hoy también establece una serie de condiciones políticas favorables que son necesarias para alcanzar el objetivo del 90 %. Incluyen la plena aplicación del marco acordado para 2030, la garantía de la competitividad de la industria europea, una mayor atención a una transición justa que no deje a nadie atrás, unas condiciones de competencia equitativas con los socios internacionales y un diálogo estratégico sobre el marco posterior a 2030, también con la industria y el sector agrícola. El resultado de la COP28 en Dubai muestra que el resto del mundo avanza en la misma dirección. La UE ha liderado la acción internacional por el clima y debe seguir el rumbo, creando oportunidades para que la industria europea prospere en nuevos mercados mundiales de tecnologías limpias. | RAPID, IP/24/588, 6.2.2024

Página 1 de 31

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación