Premios y Becas. CDE Universitat de València

BannerEl Premio Natura 2000 está dirigido a recompensar la excelencia en la gestión de los sitios Natura 2000 y mostrar el valor agregado de la red para las economías locales. Rinde homenaje a todos aquellos que trabajan incansablemente para que Natura 2000 sea un éxito al tiempo que atrae la atención pública hacia sus logros sustanciales. La red Natura 2000 trabaja para garantizar la supervivencia a largo plazo de las especies y hábitats más valiosos y amenazados de Europa, y es la pieza central de la política de naturaleza y biodiversidad de la UE. Actualmente se compone de más de 27.800 sitios. En total, cubre casi una quinta parte de la superficie terrestre de Europa y casi el 10% de las áreas marinas de la UE, lo que la convierte en la mayor red coordinada de áreas de conservación en cualquier parte del mundo.

Sin embargo, a pesar de su escala y la gran cantidad de beneficios que ofrece, muchos europeos aún no han oído hablar de Natura 2000. Por eso, en 2014, la Comisión Europea lanzó el Premio anual europeo Natura 2000. El objetivo del premio es demostrar qué es la red, qué hace para preservar la biodiversidad de Europa y cómo beneficia a la ciudadanía.

Cualquier organización o individuo puede presentarse al Premio, siempre que su trabajo esté directamente vinculado a uno o más sitios Natura 2000. Las personas y entidades solicitantes deben completar un sencillo formulario de solicitud on line y enviarlo antes de la fecha límite del 30 de septiembre de 2019. Más información sobre el proceso de solicitud.

Todas las solicitudes son evaluadas por un equipo independiente de evaluadores, lo que da como resultado una lista de finalistas (consulte más información sobre el proceso de evaluación). Un jurado de alto nivel decidirá sobre cinco ganadores, uno para cada una de las categorías. De los finalistas, el público también elegirá a su ganador: el Premio de la Ciudadanía. ¡En el Premio 2018, más de 50,000 personas votaron!

Todos los finalistas están invitados a la ceremonia de entrega de premios en Bruselas, que se celebrará en mayo de 2020, y los seis ganadores recibirán un trofeo y un pequeño premio financiero. Los ganadores también recibirán apoyo financiero para organizar un evento promocional en su país para promover su triunfo y crear conciencia sobre sus logros a nivel local y nacional. [+]

Decisión de Ejecución 2017/499 de la Comisión, de 17 de marzo de 2017, relativa a la creación de la Infraestructura Virtual Europea de Ciencia y Tecnología para la Investigación sobre la Biodiversidad y los Ecosistemas. Consorcio de Infraestructuras de Investigación Europeas (LifeWatch ERIC) (DOUE L 76/35, 22.3.2017)

El 24 de septiembre, los representantes de 182 países y la UE se darán cita en la 17.ª Conferencia de las Partes en la Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas (CP 17 de la CITES), que tendrá lugar en Johannesburgo, (Sudáfrica). El objetivo es acordar medidas concretas para proteger mejor algunas de las especies más vulnerables del planeta. La UE, que por primera vez participa como miembro de pleno derecho de la CITES, impulsará medidas internacionales más estrictas contra el tráfico de especies silvestres, en consonancia con su plan de acción contra el tráfico de especies silvestres. La UE apoya firmemente mantener la prohibición del comercio de marfil.

La 17ª Conferencia de las Partes de la Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas (CP 17 de la CITES) tendrá lugar del 24 de septiembre al 5 de octubre de 2016 en Johannesburgo (Sudáfrica). La Conferencia ofrece a las Partes un foro para analizar la aplicación de la Convención CITES, que contempla más de 35 000 plantas y animales y garantiza que su comercio siga siendo legal y sostenible, y para adoptar nuevas medidas vinculantes que protejan la vida silvestre. (RAPID, IP/16/3144, 23.9.2016)

La revisión intermedia de la Estrategia de la UE sobre la biodiversidad revela que se ha avanzado en muchos ámbitos, pero subraya la necesidad de que los Estados miembros redoblen sus esfuerzos en su aplicación para detener la pérdida de biodiversidad de aquí a 2020.

La revisión intermedia de la Estrategia de la UE sobre la biodiversidad examina si la UE va por el buen camino para alcanzar el objetivo de detener la pérdida de biodiversidad de aquí a 2020. Sus resultados muestran que se ha avanzado en muchos ámbitos, pero resaltan la necesidad de redoblar los esfuerzos para que se cumplan los compromisos contraídos para su aplicación por parte de los Estados miembros. Se está poniendo en peligro la capacidad de la naturaleza para depurar el aire y el agua, para polinizar los cultivos y para limitar el impacto de las catástrofes, tales como las inundaciones, lo que puede acarrear costes imprevistos significativos para la sociedad y para nuestra economía. Un sondeo de opinión en el conjunto de la UE, publicado también hoy, confirma que la mayoría de los europeos están preocupados por los efectos de la pérdida de biodiversidad y son conscientes del impacto negativo que puede tener en la salud y el bienestar humanos y, por ende, en nuestro desarrollo económico a largo plazo.

La Unión Europea adoptó una Estrategia para detener la pérdida de biodiversidad hasta 2020. La evaluación de hoy, cuando la Estrategia se encuentra en su ecuador, subraya que deben redoblarse los esfuerzos sobre el terreno para traducir las políticas de la UE en acciones concretas. En primer lugar, los Estados miembros deben aplicar mejor la legislación de protección de la naturaleza de la UE. Más de tres cuartas partes de los importantes hábitats naturales de la Unión se encuentran en un estado de conservación desfavorable, y muchas especies están en peligro de extinción. Detener la pérdida de biodiversidad dependerá también del grado de eficacia con que se consiga integrar las inquietudes sobre la biodiversidad en las políticas de agricultura, silvicultura, pesca, desarrollo regional y comercio. La reforma de la política agrícola común brinda oportunidades en este sentido, pero el éxito de la PAC vendrá determinado por el alcance de la aplicación a escala nacional, por parte de los Estados miembros, de las medidas previstas. En última instancia, debemos reconocer y valorar nuestro capital natural, no solo dentro de nuestras zonas protegidas, sino —en un sentido más amplio— en todas nuestras tierras y mares. La Comisión está llevando a cabo un control de la adecuación de las Directivas sobre la conservación de aves y hábitats para determinar si se están consiguiendo sus valiosos objetivos de la manera más eficiente. (RAPID, IP/15/5746, 2.10.2015)

Aunque se han producido progresos en algunas áreas, la Unión Europea (UE) está fracasando en la Estrategia 2020 de Biodiversidad. Así lo constata el informe Halfway there? realizado por la organización ecologista SEO BirdLife, que ha evaluado los avances de la Unión en la conservación de especies en los primeros cinco años de la puesta en marcha del plan.

Desde 1980, más de la mitad de las aves vinculadas a territorios agrícolas han desaparecido, lo que para la entidad supone un “fracaso sustancial” de la UE. Además, alertan, las zonas de pastizal están desapareciendo a un ritmo “alarmante” en muchos países, tales como Alemania, Bulgaria y Eslovenia.

“La UE está lejos de cumplir sus objetivos de biodiversidad para 2020”, afirma SEO BirdLife en el informe. El estudio, que valora las distintas áreas de actuación de la Estrategia 2020 de Biodiversidad, constata que se han hecho “sustanciales progresos” en tres de los seis objetivos: implementación de la legislación europea sobre naturaleza, las regulaciones sobre pesca y sobre las especies invasoras. Sin embargo, en la restauración de ecosistemas se han producido pocos avances, así como en evitar la progresiva pérdida de biodiversidad que sufre el continente. Por lo que respecta a las actuaciones previstas en la agricultura, señala la ONG, la UE “ha fallado completamente”. (La Marea, 2 de junio de 2015)

Página 1 de 5

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación