Jornadas y Congresos de la Unión Europea

The European Parliament and the Council agreed on 5 December on the Commission's proposal to modernise the EU's trade defence instruments (TDIs). Together with the new anti-dumping methodology, this is the first major overhaul of the EUs anti-dumping and anti-subsidy instruments since 1995. The changes to the EU's anti-dumping and anti-subsidy regulations represent a balanced result, taking into account the interests of EU producers, users and importers alike. They will make the EU's trade defence instruments faster, more effective and more transparent. They make the EU better equipped to deal with the challenges of the global economy and unfair competition from imports. At the same time, they bring the EU trade defence system closer to the needs of smaller companies. Finally, trade unions that represent workers whose jobs are at stake due to unfair competition from abroad can now fully participate in these investigations.

The overhaul covers a broad range of aspects relating to the way the Commission carries out trade defence investigations for the benefit of EU producers and other businesses, including importers and downstream industries that depend on imports. (RAPID, MEMO/18/396, 23.1.2018)

Hoy entra en vigor la nueva legislación de la UE en materia de defensa comercial, que forma parte integrante de la agenda del presidente Juncker sobre «Una Europa que proteja» y que cambiará la manera en que la UE aborda las importaciones subvencionadas y aquellas objeto de dumping originarias de países con importantes distorsiones del mercado inducidas por el Estado.

La Comisión también ha publicado su primer informe sobre un país acerca de dichas distorsiones inducidas por el Estado.  Tras su publicación en el Diario Oficial, la legislación revisada entra en vigor poco más de un año después de ser propuesta por la Comisión. introduce una nueva manera de calcular si las importaciones en la UE han sufrido el dumping de países en que existen distorsiones de la economía provocadas por la interferencia del Estado.

El objetivo de esta nueva legislación es garantizar que Europa disponga de instrumentos de defensa comercial que sean capaces de hacer frente a las realidades actuales —especialmente a las distorsiones inducidas por un Estado que a menudo conducen a excesos de capacidad— en el ámbito del comercio internacional, al tiempo que se respetan plenamente las obligaciones internacionales de la UE en el marco jurídico de la Organización Mundial del Comercio (OMC). (RAPID, IP/17/5346, 20.12.2017)

La Comisión adopta la Comunicación Hacia una política comercial sólida para la UE, en beneficio del empleo y el crecimiento. La Comisión ha pedido hoy a los Estados miembros que apoyen sus esfuerzos por dotar a la Unión Europea de instrumentos de defensa comercial actualizados, reforzados y más solventes. A pesar de que la Comisión Europea ha utilizado el arsenal de instrumentos de defensa comercial de que dispone al máximo de sus posibilidades, ha quedado demostrado que no es suficiente para hacer frente a enormes excesos de capacidad cuya consecuencia es la llegada al mercado de la UE de exportaciones objeto de dumping.

La UE es y quiere seguir siendo el mayor bloque comercial del mundo. Pero el comercio debe basarse en condiciones justas. La UE recibe el 15 % de las importaciones mundiales (solo por detrás de los Estados Unidos) y, sin embargo, sus medidas de defensa comercial representan solo el 7,8 % de las aplicadas en el mundo y afectan a tan solo el 0,21 % de las importaciones. A la hora de aplicar medidas para defender puestos de trabajo en su territorio, ningún otro bloque comercial observa este nivel moderación, que resulta de las limitaciones que impone la legislación vigente. (RAPID, IP/16/3475, 19.10.2016)

Página 1 de 4

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación