Jornadas y Congresos de la Unión Europea

La Comisión Europea ha propuesto hoy una actualización de la normativa sobre el sector audiovisual de la UE con objeto de crear un entorno más equitativo para todos los agentes, promover películas europeas, proteger a los niños y luchar mejor contra la incitación al odio. Esta propuesta refleja también un nuevo enfoque para las plataformas en línea y aborda problemas en varios ámbitos.
Como parte de su estrategia para el mercado único digital, la Comisión ha presentado hoy una actualización de la Directiva de servicios de comunicación audiovisual: las normas comunes que han regulado los medios audiovisuales y garantizado la diversidad cultural y la libre circulación de contenidos en la UE durante casi 30 años. En la actualidad, los espectadores no solo miran contenidos de vídeo a través de sus canales de televisión, sino que, cada vez más, también lo hacen a través de servicios de vídeo a la carta (como Netflix y MUBI) y plataformas de intercambio de vídeos (YouTube y Dailymotion). Por ello la Comisión quiere lograr un mayor equilibrio de las normas que se aplican hoy día a las empresas de radiodifusión tradicionales, a los proveedores de vídeo a la carta y a las plataformas de intercambio de vídeos, especialmente en lo que se refiere a la protección de los niños. La Directiva de servicios de comunicación audiovisual revisada también potencia la promoción de la diversidad cultural europea, refuerza la independencia de los reguladores audiovisuales y ofrece más flexibilidad a las empresas de radiodifusión con respecto a la publicidad. (RAPID, IP/1873, 25.5.2016)

Los negociadores del Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión aprobaron esta noche las primeras normas a nivel de la UE para aumentar la accesibilidad de los sitios web y las aplicaciones móviles de los organismos del sector público, especialmente para las personas ciegas, sordas o con dificultades auditivas.

Internet se ha convertido en un medio esencial para acceder o permitir el acceso a información y servicios. Por ello, es más necesario que nunca garantizar que todo el mundo pueda comprender y manejar sitios web y aplicaciones móviles, así como interactuar adecuadamente con los mismos.

En la UE existen unos ochenta millones de personas con algún tipo de discapacidad. A medida que envejezca su población, la cifra aumentará hasta alcanzar los 120 millones en 2020. Es preciso establecer un enfoque común que garantice la accesibilidad a la red, lo que contribuiría a la consecución de una sociedad digital integradora y al despliegue de los efectos benéficos del Mercado único digital en beneficio de todos los ciudadanos europeos.

La Directiva cubrirá todos los sitios web y aplicaciones móviles del sector público, desde los de las administraciones, tribunales y servicios de policía a los de los hospitales, universidades y bibliotecas públicas, y hará que sean accesibles a todos los ciudadanos, en particular a los ciegos, los sordos o las personas con dificultades auditivas, visuales o funcionales. (RAPID, IP/16/1654, 3.5.2016)

Página 5 de 31

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación