Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Asunto C-76/15 (Vervloet y otros / Ministerraad) de 21 de diciembre de 2016
Procedimiento prejudicial — Ayudas de Estado — Ayuda concedida por el Reino de Bélgica en favor de las cooperativas financieras del grupo ARCO — Sistemas de garantía de depósitos — Directiva 94/19/CE — Ámbito de aplicación — Sistema de garantía que protege las participaciones de los socios, personas físicas, de las cooperativas que operan en el sector financiero — Exclusión — Artículos 107 TFUE y 108 TFUE — Decisión de la Comisión por la que se declara la ayuda incompatible con el mercado interior
En el asunto C‑76/15, que tiene por objeto una petición de decisión prejudicial planteada, con arreglo al artículo 267 TFUE, por el Grondwettelijk Hof (Tribunal Constitucional, Bélgica), mediante resolución de 5 de febrero de 2015, recibida en el Tribunal de Justicia el 19 de febrero de 2015, en el procedimiento entre Paul Vervloet, Marc De Wit, Edgard Timperman, Godelieve Van Braekel, Patrick Beckx, Marc De Schryver, Guy Deneire, Steve Van Hoof, Organisme voor de financiering van pensioenen Ogeo Fund, Gemeente Schaarbeek, Frédéric Ensch Famenne y Ministerraad, con intervención de: Arcofin CVBA, Arcopar CVBA, Arcoplus CVBA (Curia.europa.eu, 21.12.2016)

Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Asuntos acumulados C-154/15 (Francisco Gutiérrez Naranjo/Cajasur Banco, S.A.U.), C-307/15 (Ana María Palacios Martínez/Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, S.A.), y C-308/15 (Banco Popular Español, S.A./Emilio Irles López y Teresa Torres Andreu) de 21 de diciembre de 2016
Procedimiento prejudicial — Directiva 93/13/CEE — Contratos celebrados con los consumidores — Préstamos hipotecarios — Cláusulas abusivas — Artículo 4, apartado 2 — Artículo 6, apartado 1 — Declaración de nulidad — Limitación por el juez nacional de los efectos en el tiempo de la declaración de nulidad de una cláusula abusiva
En los asuntos acumulados C‑154/15, C‑307/15 y C‑308/15, que tienen por objeto sendas peticiones de decisión prejudicial planteadas, con arreglo al artículo 267 TFUE, por el Juzgado de lo Mercantil n.º 1 de Granada (C‑154/15), mediante auto de 25 de marzo de 2015, recibido en el Tribunal de Justicia el 1 de abril de 2015, así como por la Audiencia Provincial de Alicante (C‑307/15 y C‑308/15), mediante autos de 15 de junio de 2015, recibidos en el Tribunal de Justicia el 1 de julio de 2015, en los procedimientos entre Francisco Gutiérrez Naranjo y Cajasur Banco, S.A.U. (asunto C‑154/15), Ana María Palacios Martínez y Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, S.A. (BBVA) (asunto C‑307/15), Banco Popular Español, S.A. y Emilio Irles López, Teresa Torres Andreu (asunto C‑308/15)  (Curia.europa.eu, 21.12.2016)

La Comisión Europea ha propuesto hoy nuevas normas para garantizar que puedan tomarse medidas eficaces respecto de las infraestructuras sistémicas de los mercados financieros conocidas como «entidades de contrapartida central» (ECC) cuando la situación se deteriore.

Las ECC actúan como intermediarias ante las dos partes de una operación con instrumentos financieros, como bonos, acciones, derivados y materias primas (por ejemplo, productos agrícolas, petróleo y gas natural). Desempeñan un papel fundamental a la hora de reducir los riesgos y las interconexiones en el sistema financiero, y ayudan a las entidades financieras y los usuarios finales, como las empresas, a gestionar los riesgos de su negocio. La proyección y la importancia de las ECC en Europa y en el mundo se han duplicado prácticamente desde el compromiso anunciado por el G20 tras la crisis de compensar los derivados extrabursátiles normalizados a través de dichas entidades. Un elevado porcentaje de los 500 billones EUR en que se valoran los contratos de derivados en circulación en todo el mundo es compensado por las 17 ECC existentes en Europa. (RAPID, IP/16/3747, 28.11.2016)

Partiendo de las actuales normas bancarias de la UE, la propuesta pretende completar el programa normativo post-crisis, asegurando que el marco regulador dé respuesta a todos aquellos retos que aún se planteen para la estabilidad financiera, y garantizando al mismo tiempo que los bancos puedan seguir respaldando la economía real. Los bancos desempeñan un papel fundamental a la hora de financiar la economía y promover el crecimiento y el empleo. Son una fuente primordial de financiación para los hogares y las empresas. A raíz de la crisis financiera, la UE puso en marcha una ambiciosa reforma del sistema de regulación financiera para recuperar la estabilidad financiera y la confianza en los mercados. Las propuestas de hoy tienen por objeto completar el programa de reforma, instrumentando algunos elementos pendientes que son esenciales para reforzar la capacidad de los bancos de resistir ante las potenciales turbulencias. Las propuestas también perfeccionan, cuando es necesario, algunos aspectos del nuevo marco regulador para hacerlo más favorable al crecimiento y proporcionado al tamaño, la complejidad y el perfil empresarial de los bancos. También incluyen medidas que apoyarán a las pymes y respaldarán la inversión en infraestructura. (RAPID, IP/16/3731, 23.11.2016)

La convocatoria de datos es una consulta pública centrada en el efecto acumulado de la nueva normativa del sector financiero que se ha venido estableciendo desde la crisis. Se han recibido cientos de respuestas de las partes interesadas, las cuales confirman que el marco general está cumpliendo correctamente su cometido y contribuye a la estabilidad financiera, a una mayor transparencia y a la protección de los inversores y consumidores. Los resultados de la convocatoria de datos se valorarán a la luz de este marco con vistas a respaldar el crecimiento y contribuir a una mayor eficacia de la legislación. Las contribuciones recibidas abogan por algunas reformas fundamentales a fin de mejorar el acceso a la financiación en favor de las pymes y los proyectos de inversión.

En respuesta a la crisis financiera, la UE emprendió una reforma completa de su normativa sobre servicios financieros, que la ha llevado a adoptar 40 actos legislativos desde 2009. Estas reformas han permitido estabilizar los mercados, mejorar la capitalización de los bancos, restablecer la confianza y hacer más fuerte y resistente el sistema financiero de la UE. Al mismo tiempo, es importante comprobar si las nuevas normas funcionan según lo previsto y atreverse a proponer cambios cuando no sea así. En su convocatoria de datos, la Comisión Europea examinaba la interacción entre las diferentes normas y sus repercusiones económicas combinadas, y abordaba las consecuencias no deseadas, incoherencias y lagunas en el marco reglamentario.

La Comunicación de hoy va acompañada de un informe independiente relativo al Reglamento sobre la infraestructura del mercado (EMIR, por sus siglas en inglés), en el que se analiza la forma en que convendría mejorar las normas que regulan los derivados extrabursátiles, las entidades de contrapartida central y los registros de operaciones. (RAPID, IP/16/3750, 23.11.2016)

Informe sobre los instrumentos alternativos a las calificaciones crediticias externas, el estado del mercado de la calificación crediticia, la competencia y la gobernanza en el sector de la calificación crediticia, el estado del mercado de los instrumentos de calificación estructurada y la viabiliadad de una Agencia Europea de Calificación Crediticia (COM(2016) 664 final, 19.10.2016)

Página 7 de 35

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación