×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 70

Publicado en El aire de la ciudad

Ciudad y universidad

Lunes, 08 Marzo 2010 10:37 Escrito por  Josep Sorribes

1. La Universitat debe disponer con suficiencia y eficacia de aquellos servicios públicos cuya provisión depende de gobierno local y sería conveniente que el carnet universitario facilitara al máximo el disfrute de los mismos. En justa contrapartida las instalaciones universitarias (preferentemente las bibliotecas y los espacios deportivos) deberían poder ser utilizadas con mayor frecuencia e intensidad por los ciudadanos que no pertenezcan a la institución

2. La ciudad y el área metropolitana podrían y deberían ser campo permanente de aplicación de conocimientos, innovaciones y nuevas tecnologías con mucha más intensidad que la que puede detectarse en la actualidad

3. La Universitat debería  jugar un papel más activo en la necesaria internacionalización de la ciudad, aprovechando el notable incremento de estudiantes Erasmus para establecer vínculos estables con las ciudades europeas de origen o destino.

4. La Universitat debe ser en mayor medida un foco cultural activo de la ciudad y el área metropolitana y la extensión universitaria debería alcanzar  una proyección social cuantitativa y cualitativamente superior a la registrada en la actualidad. Del mismo modo, la investigación que se realiza en el ámbito de la Universitat debería contar con sistemas de difusión eficientes que hicieran posible que los ciudadanos tuvieran una información amena y rigurosa de los avances registrados.

5. La adecuación de la oferta a la demanda de capital humano cualificado y la transferencia de conocimientos a las empresas son dos motivos que justifican sobradamente que los Consejos Sociales abandonen su carácter protocolario para convertirse en lugar de encuentro y foro de propuestas

6. La Xarxa de Universitats Lluis Vives requiere y exige un esfuerzo sensiblemente mayor  dirigido a fomentar  los intercambios tanto de profesorado como de experiencias.

7. Desde el respeto a la autonomía universitaria (que nunca debería ser coartada para el aislamiento o la consolidación de situaciones de privilegio), la Universitat debería facilitar al máximo la transparencia y la dación de cuentas a la sociedad que la financia y a los clientes (estudiantes) que demandan sus servicios. Los controles internos reglamentarios deberían  ser sustituidos por un sistema eficaz  de control por el cliente y, al mismo tiempo, como beneficiarios de un sistema subvencionado, los estudiantes deberían asumir mayores cotas de responsabilidad.

Como puede comprobarse, hay mucho margen de mejora y terreno abonado para una provechosa  polémica. La dinámica un tanto maniquea de continuidad o cambio podría derivar en  una discusión en profundidad de la transparencia, la responsabilidad y la eficiencia de la institución universitaria, el reequilibrio de derechos y obligaciones  y la apertura sin cortapisas ni precauciones injustificadas a la sociedad que la alberga y que, a su vez, se aprovecha de su presencia.

Modificado por última vez en Jueves, 11 Marzo 2010 11:42
Visto 1402 veces
Valora este artículo
(3 votos)
Etiquetado como

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación