Reglamento 2018/1999 de 11 de diciembre de 2018, sobre la gobernanza de la Unión de la Energía y de la Acción por el Clima, y por el que se modifican los Reglamentos 663/2009 y 715/2009, las Directivas 94/22/CE, 98/70/CE, 2009/31/CE, 2009/73/CE, 2010/31/UE, 2012/27/UE y 2013/30/UE y las Directivas 2009/119/CE y (UE) 2015/652, y se deroga el Reglamento 525/2013 (DOUE L 328/01, 21.12.2018)

Tribunal de Cuentas Europeo. Informe Especial 24/2018. Demostración de captura y almacenamiento de carbono y energías renovables innovadoras a escala comercial en la UE: en los últimos diez años no se han conseguido los avances previstos (DOUE C 391/02, 29.10.2018)

Con el objeto de contribuir al logro de sus objetivos en materia de cambio climático y de energía para 2020 y a más largo plazo, la UE estableció en 2009 dos grandes programas de financiación destinados a la captura y almacenamiento de carbono y a las energías renovables innovadoras: el Programa Energético Europeo para la Recuperación (PEER) y el programa NER300. Aunque es probable que la UE cumpla las metas fijadas para 2020, el Tribunal constató que ninguno de estos programas consiguió introducir las actividades de captura y almacenamiento de carbono en la UE. El PEER contribuyó de forma positiva al desarrollo del sector de la energía eólica marina, aunque el programa NER300 no logró los avances previstos en su apoyo a la demostración de una amplia variedad de tecnologías relativas a las energías renovables innovadoras.

La Comisión Europea participa en la cumbre «Un Planeta» ( One Planet Summit), en Nueva York, para presentar a los líderes mundiales los avances conseguidos en la ambiciosa iniciativa que dio a conocer en París el año pasado. Europa se ha comprometido a liderar la lucha contra el cambio climático. Para subrayar su liderazgo, la Comisión presentó un amplio conjunto de diez iniciativas transformadoras, el Plan de Acción para el Planeta, en la inauguración de la cumbre «Un planeta» en París el pasado mes de diciembre. En Nueva York, los vicepresidentes Maroš Šefčovič y Valdis Dombrovskis, y el comisario Neven Mimica pondrán al día a los jefes de estado y de gobierno, a los dirigentes de empresas y a la sociedad civil sobre los principales logros alcanzados hasta la fecha en el marco de dichas iniciativas en apoyo a la acción por el clima. (RAPID, IP/18/5868, 26.9.2018)

Tribunal de Cuentas Europeo. Informe Especial 23/2018. Contaminación atmosférica: nuestra salud no tiene todavía la suficiente protección (DOUE C 324/05, 13.9.2018)

La contaminación atmosférica daña gravemente la salud de los ciudadanos europeos. Cada año, cerca de 400 000 personas mueren de forma prematura debido a las concentraciones excesivas de contaminantes atmosféricos tales como las partículas de polvo, el dióxido de nitrógeno y el ozono. Durante treinta años aproximadamente, la UE ha contado con una legislación en materia de aire limpio que establece los límites a las concentraciones de contaminantes atmosféricos. Sin embargo, la mala calidad del aire sigue siendo común actualmente en la mayoría de Estados miembros de la UE y en muchas ciudades europeas. El Tribunal detectó que los ciudadanos europeos todavía respiran un aire nocivo debido principalmente a una legislación poco estricta y a la aplicación poco adecuada de las políticas. Las recomendaciones del Tribunal tienen por objeto reforzar la Directiva sobre la calidad del aire ambiente y fomentar que la Comisión Europea y los Estados miembros adopten medidas complementarias y eficaces como la mejora de la coordinación de las políticas y de la información pública.

Reglamento 2018/842 de 30 de mayo de 2018, sobre reducciones anuales vinculantes de las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de los Estados miembros entre 2021 y 2030 que contribuyan a la acción por el clima, con objeto de cumplir los compromisos contraídos en el marco del Acuerdo de París, y por el que se modifica el Reglamento 525/2013 (DOUE L 156/26, 19.6.2018)

Reglamento 2018/841 de 30 de mayo de 2018, sobre la inclusión de las emisiones y absorciones de gases de efecto invernadero resultantes del uso de la tierra, el cambio de uso de la tierra y la silvicultura en el marco de actuación en materia de clima y energía hasta 2030, y por el que se modifican el Reglamento 525/2013 y la Decisión 529/2013/UE (DOUE L 156/01, 19.6.2018)

Página 2 de 22

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación